"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

Aguirre, la Cólera de Dios (Aguirre der Zorn Gottes)

Werner Herzog, 1972
El cine alemán (salvo en la época muda) nunca ha florecido con el esplendor de las cinematografías francesa o italiana, pero a principios de los 70 aparecieron algunos cineastas muy interesantes como Fassbinder, Wenders, o el propio Werner Herzog. Por razones que no vienen al caso he decidido revisar algunas de las principales cintas de éste último, y nada mejor para empezar que la poderosa "Aguirre, la Cólera de Dios" (me encanta el título).

El argumento se basa en la expedición que lleva a un grupo de conquistadores a través de la selva amazónica en búsqueda del mítico "El Dorado". La expedición no pasa por sus mejores momentos y deciden enviar un grupo reducido como avanzadilla en unas balsas sobre el Amazonas. El grupo está comandado por Don Pedro de Ursúa con el soldado Lope de Aguirre como segundo. Pero Aguirre es un megalómano que no ceja hasta hacerse con el liderazgo del grupo y arrastrarlo hacia un infierno sin retorno.

-La 'troupe' de Aguirre en aguas turbulentas-

No se concibe esta película sin la mítica interpretación de Klaus Kinski en el papel de Aguirre. Su histriónica y convulsa interpretación encaja a la perfección con la locura del personaje. Y de hecho toda la película es una reflexión sobre la locura. La locura de una expedición de cientos de personas descendiendo acantilados arrastrando mobiliario y armamento pesado persiguiendo una quimera. La demencia de Aguirre quien no duda en usar la mentira, la violencia, y cualquier otro método para conseguir la sumisión de sus compañeros de expedición. Y la demencia en la que acaba sumido todo el grupo tras la tensión de tener que vigilar las sombras en los meandros del río buscando los posibles ataques indígenas y sucumbir a la falta de alimento. Otros interesantes temas que trata esta gran película de aventuras históricas son el papel de la iglesia católica (siempre al lado de los poderosos y usando la evangelización indígena como excusa para la búsqueda de oro) o la sumisión de un grupo a un líder déspota (brillante el resultado en este sentido).

La película tiene un claro tono documental, Herzog planta la cámara para observar sin artificio el desarrollo de la acción, con lo que consigue una narrativa bastante personal pero al mismo tiempo eficaz, la cinta te atrapa desde su arranque. Y que decir de las espectaculares localizaciones naturales que aportan el brillante escenario que hace posible el brillante resultado. Y como ingrediente adicional imprescindible, la banda sonora del grupo de rock progresivo Popol Vuh creando solemnes pasajes instrumentales con su mellotron (primitivo sintetizador que usaba cintas magnéticas para crear sonidos inigualables).

-Klaus Kinski en uno de los diálogos(!) principales de la cinta-

La cinta está llena de escenas memorables como ese inicio espectacular donde la expedición desciende por los acantilados hasta llegar a la orilla del río, los descensos en balsa por los rápidos del Amazonas (con riesgo para los protagonistas, no había presupuesto para extras), los arranques de violencia de Aguirre incluyendo asesinatos y decapitaciones, y claro, esa demoledora escena final donde un moribundo y delirante Aguirre, alecciona a una plaga de monos que acaso simboliza el nivel de sus posibles súbditos, sobre la dinastía que piensa crear con... ¡su propia hija!.

Antes de acabar merece la pena mencionar que esta cinta es reconocida por Francis Ford Coppola como influencia para plantear "Apocalypse Now". Fácilmente reconoceréis situaciones y temas que emparentan a estas dos grandes películas sobre la demencia, pero especialmente uno no puede olvidar esos planos del avance por el río expectantes a los movimientos entre las sombras de la orilla en prevención de una emboscada indígena o vietnamita, de hecho los planos os sonarán tan familiares que lo mismo viendo Aguirre no os extraña ver aparecer unos 'charlies'...
Valoración: 8/10
.

¡Las mejores películas de la década! (un poco pronto, ¿no?)


Pues sí amigos parece mentira y acabamos década, así que toca hacer ese ejercicio tan... ¿odioso? de seleccionar las mejores películas de los últimos diez años. A los redactores de la... ¿prestigiosa? revista musical mondosonoro, les ha entrado prisa por hacer su votación (¿será que no puede salir ninguna obra maestra en estos meses finales?). Aquí están los... ¿previsibles? resultados pero antes de protestar, quizá hay que entender que no se puede esperar demasiado de una revista tan... ¿gafapastera? que se atreve a proponer estos discos como los mejores de la década.


Internacional:

1- Kill Bill 1 y 2
2- Mulholland Drive
3- Oldboy

4- Ratatouille
5- Dogville
6- Mystic River
7- A.I. Inteligencia Artificial
8- El Viaje de Chihiro
9- Adaptation (el ladrón de orquídeas)
10- El Protegido





Nacional:

1- El Laberinto del Fauno
2- Volver
3- Las Horas del día


4- (rec)

5- El Orfanato
6- Tres días
7- La Noche de los Girasoles
8- Los Otros
9- En Construcción
10- Intacto





Así que, fieles seguidores de TQX, ¿que os parece?....

Cajón de Sastre VI : Radio Encubierta, Wolverine, Jack el Gigante Asesino, Zombies Party, Si la Cosa Funciona


Redacción. Tema libre: ¿Nunca os ha pasado que días después de ver una película que no os ha parecido ninguna maravilla, sus personajes os siguen acompañando y al cabo de los días os dais cuenta de que era una cinta maravillosa?. Pues a mi me ha pasado esto con "Adventureland". Sí amigos, esa aparente sensiblería ha ido creciendo hasta que ahora me doy cuenta de que sus personajes eran de lo más sinceros que he visto últimamente...buf!. Pero tranquilos, ante el riesgo inminente(!) de que me de por ver las películas de "Crepúsculo", pasamos al "Cajón de sastre" semanal, ya sabéis de peor a mejor y... bonus-track para el que aguante hasta el final!


Radio Encubierta (The Boat That Rocked)
Richard Curtis, 2009
Insulsa, muy insulsa comedia coral sobre un tema que prometía mucho pero que acaba resultando tremendamente decepcionante. No se trata de que los gags no hagan gracia, es que sus personajes son muy pobres y se desperdicia un material de partida que podría haber dado mucho de sí: El despegue de la comunicación radiofónica del rock&roll en el reino unido de los años 60, dominado por las emisoras piratas que tenían que emitir desde barcos en aguas internacionales. Poco se salva de la propuesta, que ni siquiera irrita, sino que directamente se olvida. Y no será por no tener actores de calibre como el mismísimo Philip Seymour Hoffman.
Valoración: 4/10


X-Men Origins: Wolverine Gavin Hood, 2009
Mira que la saga X-Men la podría contar como la única dentro del campo de los super-héroes que más o menos me convence, y van y me hacen este estropicio. Se trata probablemente de uno de los guiones más reiterativos que he visto en mi vida. ¿Cuantas veces se encuentran los antagonistas y se lanzan a matarse?. Así que a nivel de trama la cosa no es muy interesante (llamar sobado al asunto de organizaciones que forman grupos de héroes que entran o salen es quedarse muy corto). Muy flojita, por más que las escenas donde interviene el X-men del rayo ocular sean bastante espectaculares, a ver si le dedican a él una película (y de paso contratan a otros guionistas).
Valoración: 5/10


Jack el Gigante Asesino (Jack the Giant Killer)
Nathan Juran, 1962
Esta película es algo así como una cinta perdida de Harryhousen, aunque él no interviniera para nada. Dirigida por Nathan Juran (autor de algunas obras clave del genio del stop-motion), mantiene el estilo de ese tipo de cine en una cinta de aventuras con criaturas gigantes monstruosas, y abundantes efectos especiales, aunque quizá con una trama algo más infantil que pongamos "Simbad y la princesa". Aquí estamos más dentro del campo del fairy-tale, y si nos ponemos en la perspectiva adecuada, la película funciona de manera más que correcta por mucho que las criaturas se vean algo de baratillo si las comparamos con las del maestro. Eso sí, algunos efectos especiales psicotrónicos, hacen su visionado imprescindible para el friki medio. Por cierto que por vicisitudes de la traducción, Jack pasa de ser el héroe mata-gigantes... ¡a ser el propio gigante!
Valoración: 6/10


Zombies Party (Shaun of the Dead)
Edgar Wright, 2004
Una de esas películas que desde su estreno ha tomado eso que llamamos condición "de culto" (sea lo que sea que eso signifique) y personalmente no veo que haya para tanto. Me parece una buena comedia, con gags divertidos, y un estilo visual y montaje resultones, pero que tampoco es un que conduzca una trama especialmente interesante ni (en el caso de que pretendiera ser un despiporre gamberro) tampoco es que sea una carcajada continua. Eso sí, algunos gags antológicos como ese combate contra los zombies tirándoles vinilos (que previamente hay que escoger, no vayamos a lanzar una edición de coleccionista). Creo que solo los fans del género zombie la encontrarán imprescindible.
Valoración: 6/10


Si la Cosa Funciona (Whatever Works)
Woody Allen, 2009
El Allen de "Cassandra's dream", "Match Point" o "Vicky Christina Barcelona" me había seducido, así que de esta vuelta atrás a terrenos (muy) conocidos para el seguidor podría temerse lo peor. Pero no se puede negar que esta cinta está muy bien escrita y interpretada. Una comedia en el genuino estilo de su autor conteniendo las dosis habituales de chistes políticamente incorrectos, improbables relaciones entre vejestorios y jovencitas, y bizarradas como por ejemplo que los personajes se pongan a hablar con la cámara. Indudablemente divertida por mucho que esta película ya la hayamos visto muchas veces. Otro acierto de nuestro vejete favorito (por cierto genial Larry David en un papel que se nota Allen ha escrito como si lo fuera a interpretar él mismo).
Valoración: 7/10


Y como 'Bonus Track' para los que hayáis llegado hasta aquí, el bonito monólogo con el que David nos obsequia al final de "Whatever Works":

"Solía detestar la celebración del Año Nuevo. Todo el mundo desesperado por divertirse. Intentando celebrarlo de alguna forma patética. ¿Celebrar qué?: ¿Un paso más cerca de la tumba?. Por eso es que no ceso de repetir: Cualquier amor que puedas conseguir y dar, lo que sea de felicidad que puedas tomar o proveer, hazlo durante el tiempo que puedas si la cosa funciona".

"Y no te engañes, eso no significa todo sobre tu propia humanidad ingenua. La mayor parte de tu existencia es suerte, aunque no quieras admitirlo: ¡Dios!, ¿sabes las posibilidades que habían de que un espermatozoide de tu padre, encontrara el óvulo que te formó entre millones de ellos?: No pienses en ello, tendrás un ataque de pánico".

Woody Allen

El Imaginario del Doctor Parnassus (The Imaginarium of Doctor Parnassus)

Terry Gilliam, 2009
No diré que Gilliam sea mi director favorito, pero sin duda es uno de los culpables de que el cine me apasione, así que tengo que reconocer que este es uno de los pocos casos en que un estreno de cine es capaz de tenerme ansioso ante la perspectiva de saber que se está proyectando en un cine cerca de mi casa y yo no estoy allí para verlo. Así que poco menos que milagroso es que esta vez los astros se alinearan doblemente, primero para conseguir hacer una escapada al cine con mi señora, y lo que es más complicado, convencerla para elegir esta película (otro día os explico las artimañas utilizadas). Después del doble triunfo, me dispuse a presenciar una de las cintas más esperadas por mi en los últimos años....

Comienza la sesión y vemos a una delirante troupe haciendo un decadente espectáculo de feria basado en las habilidades del Doctor Parnassus (Christopher Plummer) para manipular la imaginación de los clientes que se prestan a su juego. El doctor tiene la habilidad de servir de catalizador para que quienes atraviesen su espejo penetren en el interior de su propia imaginación encontrándose con sus miedos y deseos. Posteriormente sabemos que está habilidad la adquirió Parnassus en uno de sus múltiples tratos con el diablo (Nick Drake), quien aburrido de su inmortal y monótona existencia, utiliza a Parnassus (otro "ludópata") para plantearle apuestas como la que le dio a éste su inmortalidad, la que le obliga a entregarle a su hija Valentina (Lily Cole) al cumplir los 16 años, o rizando el rizo, aquella en la que combinan sus dos mentes para plantear una elección al cliente que o bien le libera o bien hace que el diablo se apodere de su alma. Las apuestas siguen y siguen, pero entra en escena el personaje de Tony (Heath Ledger/Jude Law/Johnny Dep/Colin Farrell), un supuesto filántropo del que poco se conoce pero que acabará siendo clave para la resolución de la trama.

-La anacrónica atracción de feria de Parnassus & cía-

Después hablamos de los puntos favorables, pero mejor decir cuanto antes que la narrativa es confusa y no resulta nada fácil seguir la trama. Gilliam deliberadamente apuesta (como Parnassus o el diablo de su cinta) por realizar una cinta de culto, y por ello hay ciertos aspectos que no explica. El espectador medio (como fui testigo por los comentarios de la sala) se va a quedar a cuadros, especialmente en el delirio final de escenas "mentales" donde la trama se resuelve. Pero he de decir que al igual que ocurre con cintas como "Donnie Darko", por mucho que no te acabes quedando con la trama en un primer visionado, se consigue crear la intriga para que le des vueltas a lo que acabas de presenciar hasta que le ves sentido. Esto me hace pensar que la cinta ganará con segundos visionados, y que incluso con el tiempo pueda llegar a un cierto status "de culto" como otras obras de su creador. Y no vamos a achacar las flaquezas de la cinta sólo a su pretendida ambiguedad, que agujeros argumentales también los hay.

Pero Gilliam es Gilliam, y pese a que haga auto-referencia de múltiples elementos de sus obras previas (globos, enanos, ferias ambulantes, el demonio....), nos ofrece dos cosas de las que sigue siendo un maestro: Una puesta en escena deslumbrante, y unos personajes siempre interesantes. Visualmente la cinta es espectacular, y no me refiero a escenas como la apabullante primera visita del diablo al templo donde habita Parnassus o a los brillantes escenarios mentales llenos de imaginación, que pueden recordar tanto a cuadros de Dalí como a los segmentos animados del "Monty Python flying circus". Me refiero a otros detalles menos evidentes, como ese maravilloso anacronismo del carromato en que la troupe se desplaza por el moderno Londres, o la brillante "escenografía de la escenografía" en el kitsch look inicial del espectáculo o en el re-vamp al que le somete el personaje de Tony. Por cierto, premio a la bizarrería para ese momento musical en el que un grupo de policías travestidos intentan captar a unos mafiosos rusos para la causa satánica.

-El tecnológicamente avanzado espejo-puerta a la mente de Parnassus, al lado Tony captando adeptos-

En cuanto a los personajes tenemos a ese Parnassus, torturado por su inmortalidad y temeroso de las consecuencias que le pueden traer a su familia sus apuestas. El diablo, con un look sacado de un film de los años 40, quien aburrido de la facilidad con la que consigue sus almas, solo los retos que es capaz de plantear a Parnassus parecen sacarle de su monotonía. Tony, ese misterioso personaje que se une al espectáculo, con un montón de misterios por revelar, tantos que sobre él recae la apuesta final entre los antagonistas de la cinta. Así, el conjunto viene a ser una especie de ensayo sobre el poder de la imaginación sobre la realidad, y dada la satánica realidad planteada, no es extraño ver a Parnassus y las elecciones mentales que plantea como una especie de cristianismo pagano. Ya sabemos que este es el tema recurrente en la mayoría de cintas de Gilliam léase "Los héroes del tiempo" ("Time Bandits") o "Las aventuras del barón de Munchausen", pero aquí diría que el asunto se enriquece con otros temas como el saber asumir las decisiones tomadas en el pasado, así como un cierto ensayo pasado de rosca sobre la "ludopatía".

-Tony en versión Jude Law en uno de los imaginativos mundos mentales-

Como vemos, una cinta temáticamente rica, que creo que solo consigue aprovechar parcialmente tan suculentos materiales. La película es visualmente un festival, pero creo que pocos espectadores conseguirán asimilar en tiempo real lo retorcido de su trama cuando ésta se desboca. Aún con todo, me parece lo suficientemente interesante como para darle una oportunidad, y en cualquier caso, me da en la nariz que con un segundo visionado, puede ganar muchos enteros.
Valoración: 6/10

.

El Gran Lebowski (The Big Lebowski)

Joel Coen, 1998
"El Gran Lebowski" pasa por ser junto con "Fargo" una de las más perdurables producciones de los hermanos Coen, como mínimo se ha convertido en eso que llamamos película de culto. Cuenta con un personaje tan carismático como el holgazán y pasota "nota" ("dude" en VO), magistralmente interpretado por Jeff Bridges, y con un complejo pero preciso guión que desde las tradiciones del cine negro lleva la historia al terreno propio de los Coen de malhechores torpes e incompetentes. Como vemos, una esencia parecida a su obra anterior, "Fargo", pero si aquella era principalmente una cinta policíaca con un humor negro implícito, "Lebowski" es una comedia de forma mucho más explícita.

La película, como suele ser habitual en los Coen se construye desde unos personajes muy carismáticos, tan genialmente escritos como interpretados. Ya hemos hablado de "el nota", un personaje que ha calado tan hondo que anualmente se celebran convenciones donde los asistentes se disfrazan como el personaje, pero es que además tenemos a Walter Sobchak, ese compañero de fatigas genialmente interpretado por John Goodman, brillantemente retratado en su explosiva calma (por poner dos adjetivos antagónicos que le definen). Y lo mismo podemos decir de los secundarios como ese otro Lebowski "senior" que genera toda la trama (directamente sacado de alguna cinta de Frank Capra o Preston Sturges), la marciana artista interpretada por Julian Moore, y como no, seguramente el personaje más recordado: Jesús, ese pederasta hispano interpretado por John Turturro, al que una escena a ritmo de Gipsy Kings de apenas un par de minutos de duración le ha bastado para pasar a la historia del cine.

-Con todos ustedes "the dude" con su habitual atuendo-

Aparte del momento de gloria de John Turturro, muchas escenas para el recuerdo nos ha dejado esta cinta. Personalmente un momento que no puedo olvidar porque cada vez que lo veo me hace retorcer buscando una mejor protección de mis partes nobles, es ese asalto a la casa de "el nota", donde un tejón mordisquea la entrepierna de nuestro amigo que se está dando un baño en ese momento. También son antológicas esas explosiones de rabia de Walter en la majestuosa interpretación de John Godman, seguramente la mejor de toda su carrera. Pero la culminación de la cinta y seguramente uno de los mejores gags del cine de los Coen es esa escena donde Walter y "el nota" van a un acantilado para lanzar al mar las cenizas de su amigo Donny, para verse sorprendidos por un giro de viento y comérselas literalmente.

-Walter en uno de sus cabreos repentinos por algún punto de más sumado en una partida de bowling-

Pero dejando de lado la trama negra, "El gran Lebowski" es una reflexión sobre una manera de entender la vida, donde los amigos y las actividades de ocio (en este caso el Bowling, del cual se da una imagen completamente idealizada) resultan ser el único motivo vital para unos personajes que han perdido cualquier otra forma de realización personal ("el nota" no parece tener trabajo ni familia). También, la cinta cuenta con momentos bizarros como delirantes ensoñaciones, el personaje de Julian Moore y sus insólitos comportamientos reproductorios, o como no, la presencia de ese narrador desconocido durante buena parte del metraje que da a la cinta una personalidad propia. Así, la principal virtud de la cinta es conseguir engarzar todos estos elementos personales con la compleja trama, sin que la exposición narrativa flojee en ningún momento, creando así algo único, recordado y celebrado de manera entusiasta.

-"The Jesus" en pleno show-

Así pues "The Big Lebowsky" pasa por ser otra maravillosa cinta en el universo Coen, que de momento no daba ningún signo de flaqueza en un a década para ellos absolutamente gloriosa.
Valoración: 9/10



Seguimos con la filmografía completa de los Coen de forma cronológica. Próximamente "O Brother!" (2000), donde los hermanos dan un giro a su carrera con el inicio de la nueva década. Espero publicarlo en pocos días, que este serial va más lento que los trenes de cercanías de RENFE.
.

Taxidermia

György Pálfi, 2006
Bueno, pues para los amantes de lo bizarro y surrealista, os traigo una propuesta francamente inusual, y desde luego original. Cuando adquirí este DVD sabía que la propuesta iba a ser extrema, pero no podía imaginarme en que medida. Esta cinta es en extremo desagradable, no apta para estómagos sensibles, y deja en pañales a cualquier guarrería que os venga a la mente. Pero aunque lo que os explique os suene a película gore, nada que ver. "Taxidermia" es un cinta extrema, pero dentro de su surrealismo, trata de ser una propuesta fuera del cine de género, algo así como cine de autor con penes que eyaculan llamaradas, glotones que vomitan impresionantes tralladas y taxidermistas que se disecan a si mismos.... ¿Suena bizarro, eh?. Lo es.

"Taxidermia" es la historia de tres generaciones de una misma familia: hijo, padre, y abuelo. Empecemos por éste último, un soldado alojado en una casa de campo, que tiene unos extraños hábitos sexuales como excitarse con el contacto de las llamas de fuego sobre su cuerpo y que tiene la capacidad de lanzar fuego por el pene. Incapaz de tener sexo con las bellas hijas de la casa, recurre a bizarros hábitos sexuales, además de regalarnos el mejor gag de la historia conteniendo penes, agujeros y gallinas.

-Si es que el colega va "quemao"-

Su hijo, práctica un deporte que está a punto de ser adoptado por el COI como deporte olímpico, y consiste en ver quien zampa más en una especie de decathlón (primera prueba: cocido, segunda: pastel de carne, y así....). Después de la competición toca aliviar los dilatados estómagos y para ello nada mejor que unas generosas tralladas mostradas como si tal cosa en escenas que a más de uno le provocará emular a los actores. Desde luego no es algo como para ver zampandose unos pasteles. Este fragmento va incrementando el tono surrealista: la competición es tomada a muerte por los competidores y entrenadores, provocando una sincera amargura en el tono de decepción de nuestro protagonista al no poder conseguir la ansiada calificación para el campeonato de Europa que le permitiría salir de la Hungría del dominio soviético. Un día la esposa de nuestro "deportista" queda embarazada, dando a luz posteriormente al tercer descendiente que no va a ser menos que sus bizarros ascendientes.

-Olimpiadas gastronómicas, esto es deporte, oiga...-

El tercer miembro de la saga es taxidermista, pero cuida de su padre al que los excesos gastronómicos han dejado en un estado poco recomedable (una masa de sebo incapaz de moverse). La ambición de ambos es criar gatos gigantes sobrealimentandolos para tener ejemplares únicos que disecar, pero algo sale mal y los mininos acaban rebelándose provocando acontecimientos que dejan al pequeño de la saga tan frustrado que no puede sino auto-taxidermizarse, en algunas de las escenas más asquerosas, repugnantes, vomitivas y no aptas para estómagos sensibles en definitiva, que servidor ha tenido ocasión de ver. Sin embargo, me parecen magistrales, por un lado consiguen su objetivo y guían al torturado personaje hacia la sorprendente conclusión. Por otro despiertan una extraña atracción bizarra hacia lo mostrado, o lo que es lo mismo, Pálfi consigue hacer atractivo lo repugnante.

-Pedazo de "parato", ¿para que será?-

Brillante conclusión para una de las cintas más extrañas que he visto en mi vida, pero que no dudo en recomendar a quien tenga estómago para ello, la narrativa es brillante y desde luego no dejará a nadie indiferente. La experiencia es desde luego original, la manera en que los surrealistas hechos se exponen con total convicción es digna de elogio, siendo capaz Pálfi de captar universos diría que únicos. Intensa, y sin duda provocadora, merece una oportunidad, por más que quizá abuse demasiado de imágenes impactantes con la intención de salirse al máximo de los convencionalismo. "Taxidermia" es la segunda cinta del director húngaro György Pálfi, siendo la primera una película llamada "Hukkle" (2002) que únicamente utiliza onomatopeyas (no hay diálogo) y recorre un entorno rural mostrando a los sospechosos de un asesinato. No he visto esta cinta, pero está en busca y captura.
Valoración: 7/10
.

Moon

Duncan Jones, 2009
Gracias a los premios del festival de Sitges (mejor película, guión, actor...) se ha estrenado esta película en un mayor número de salas y esta propuesta no me la podía perder, son demasiados años siguiendo la pista a la ciencia ficción, cosa que me ha traído muchas más decepciones que alegrías. En esta ocasión todo parecía indicar que jugaba con todas las de ganar, y aunque no estamos ante ninguna obra maestra, sin duda la propuesta merece mucho la pena.

"Moon" es la opera prima de Duncan Jones (más conocido como "el hijo de David Bowie"), donde rinde tributo a la ciencia ficción clásica de historias existenciales en el espacio. "2001", "Solaris" o "Naves misteriosas (Silent Running)" son referenciadas de forma más o menos explícita durante el metraje, y hasta que la trama va tomando cierto peso, ello supone cierto lastre (el ávido seguidor de la ciencia ficción encontrará demasiados lugares comunes). Ya sabéis, mucha soledad, robots con inteligencia, tramas metafísicas que llevan a los protagonistas a preguntarse la razón de su existencia.... Pero la trama que se nos cuenta es interesante y está desarrollada de forma brillante así que uno pronto se olvida de este problema.

-¿Pero que pasa aquí?-

La historia se centra en una base lunar que produce el nuevo combustible utilizado en la tierra "Helio 3". Esta base está controlada por un solo habitante, Sam (un brillante Sam Rockwell), ayudado por el robot "GERTY". Las comunicaciones con la tierra no están operativas por una supuesta avería en un satélite, por lo que el aislamiento es completo. Un día ocurre un accidente al que siguen unos extraños acontecimientos que provocan la búsqueda de respuestas.... Siento no ser más explícito, pero me lo agradeceréis cuando la veáis.

Jones sabe crear el suspense necesario, y dosificar la información que vamos recibiendo hasta descubrir lo que ocurre y culminar con una resolución brillante que encaja todas las piezas puestas sobre la mesa. El único pero que podría poner es que todo queda perfectamente cerrado, sin resquicios abiertos para segundas interpretaciones, algo que no es necesariamente malo, pero sí que da la espalda a la tradición de las mencionadas referencias.

-Con todos ustedes: GERTY y su expresivo 'User Interface'-

La película es una pequeña producción de apenas 5 millones de dólares, y es increíble como luce en pantalla para este presupuesto. Jones utilizó en su mayoría maquetas en lugar de efectos digitales, y el resultado es brillante. Así que ya sabéis, si alguna de las referencias citadas os dice algo, o bien queréis iniciaros en una manera de entender la ciencia ficción, ésta es vuestra película. Eso sí, tener en cuenta que aquí hay ideas, no explosiones.
Valoración: 8/10
.

Cajón de Sastre V : Southland Tales, La historia completa...., No-Do, Adventureland


Bueno, esta vez la cosa va de oportunidades desaprovechadas, películas con una material de partida tan bueno que prometían emociones fuertes. Ocasiones perdidas como la vez en que tuvisteis a tiro a vuestro chico/chica soñado pero sin saber porqué os fuisteis con el pesado/a de la clase, o como la vez que os ofrecieron un trabajo de ensueño pero preferisteis seguir sexando pollos por vocación profesional, o quizá como la vez en que pudiendo haber pedido un estupendo entrecot a la pimienta decidisteis experimentar con el Vol-au-vent aux crême du elephant para recochineo de todos los comensales deglutiendo sus entrecots..... pero paro de decir tonterías. Ya sabéis que las introducciones de los cajones de sastre estimulan mi vena literaria, disculpar mi incontinencia con el teclado. Os dejo en orden de creciente calidad con:


Southland tales
Richard Kelly, 2006
A ver, resulta que esta cinta nunca se ha estrenado en España ni en cine ni en DVD pese a estar firmada por el autor de la más que interesante "Donnie Darko", y francamente vistos los resultados que ofrece, no me extraña. Me decidí a verla por el cierto seguimiento de culto que atesora y sobre todo por el especial que le dedicó mi amigo Videodromo, donde la exprime hasta lo insospechado. Hay que reconocer que tiene puntos de partida interesantes, como ese estilo pseudo-documental plagado de noticiarios que explican que se ha producido una tercera guerra mundial, que se han creado agencias donde se combate el terrorismo con métodos dictatoriales, que hay una crisis energética sin precedentes hasta que se descubre el "karma fluído", método que provoca alteraciones espacio-temporales (vaya obsesión con esto que tiene el amigo Kelly) y que otorga tal poder a la corporación que posee la tecnología que los dirigentes se cortan dedos para poseerla, y como estas que comento una decena más de premisas argumentales que evidentemente es imposible desarrollar de forma razonable en el tiempo de una película. Así que lo que acaba quedando es algo así como una ensaladilla apocalíptica de tramas inconexas, que te dejan tan agotado que pocas ganas quedan de darle al coco a ver si algo tiene sentido. Y ya se que si te lees unos comics te sitúas mejor en la historia y tal, pero dudo que hicieran una película para la que hiciera falta leerlos.... fallida, fallida.
Valoración: 4/10


La historia completa de mis fracasos Sexuales (A Complete History of my Sexual Failures)
Chris Waitt, 2008
Esta una de aquellas películas sobre la que tengo tan flojas expectativas que no dudo en ponerle encima la guillotina de "te doy 30 minutos para que me demuestres que vale la pena seguir hasta el final" (algo que hago raras veces, y si lo hago no osaría opinar sobre una cinta vista a medias, aviso por si hay algún malpensado). Y la verdad es que la cosa estuvo flojita, especialmente los primeros 20 minutos donde la premisa de "Voy a visitar a todas mis ex a ver que me cuentan" se revela improbable. Luego la cosa mejora con alguna de las entrevistas, pero su autor se da cuenta de que con eso no va a ningún lado y se decide a meter unos cuantos momentos Borat/Brüno para condimentar el asunto. Así cuando nuestro protagonista se pone en manos de una dominanta que empieza a retorcerle los huevecillos, o el amigo se toma un puñado de viagras teniendo que buscar desesperado por la calle alguien con quien aliviar sus ocho horas de erección (¿no era más fácil hacerse unas pajillas?) la cosa se pone como mínimo divertida. Pero es la entrevista final con su novia de toda la vida la que consigue emocionar, unos momentos sinceros de los que francamente, no abundan en esta anodina propuesta.
Valoración: 5/10


No-Do
Elio Quiroga, 2009

Esta película sin estar mal del todo, creo que desperdicia sus bazas de manera importante. Ir descubriendo sobre la marcha que alguien inventó una película que graba fantasmas y que había una división secreta del No-Do que hacía películas de milagros y fenómenos paranormales para el vaticano pues daría mucho juego. En su lugar su director prefiere explicarnos todo esto desde el principio y usar esas premisas para crear suspense con temas más convencionales como las casas encantadas. Quiroga sabe crear inquietud con interesantes movimientos circulares de cámara jugando siempre con el fuera de campo unas veces, y otras veces con espejos y otros recursos, el problema es que de tanto mostrar a los espectros, al cabo de media hora, ya no tienen efecto sobre el espectador. Hay otras tramas interesantes, como esa hija con una historia poco común o ese párroco-medium atormentado por... ¡una prostituta milagrosa!. No está mal pero daba para mucho más.
Valoración: 5/10
Nota para la audiencia internacional o para desinformados: el No-Do era un noticiario franquista para cine.


Adventureland
Greg Mottola, 2009

Una comedia romántica adolescente repleta de topicazos, ¿salimos corriendo?.... Nooooorrrrrr: ¡Adventureland rules!. La historia de estos adolescentes enfrentados a sus problemas familiares mientras sus hormonas ebullen, acaba por enganchar porque tan protagonista como ellos es ese mega-decadente parque de atracciones, que pone el escenario perfecto para unos personajes que aunque ciertamente estereotipados, aportan un tono de amargura que va muy bien con la cinta. Además los personajes secundarios están bien trabajados y el contrapunto cómico de los gestores del parque aporta salsa al asunto. También ayuda la ambientación ochentera (y la música), que hace más fácil conectar para una generación a la que esta cinta le trae a la memoria un cierto tipo de comedia de hace un par de décadas. Solventes interpretaciones de Jesse Eisenberg y Kristen Stewart, y un Mottola que mejora mucho lo ofrecido en la mediocre (aunque con detalles de calidad) "Superbad".
Valoración: 6/10
.

El Verano de Kikujiro (Kikujiro no natsu)

Takeshi Kitano, 1998
Después del éxito de Hana-Bi Kitano se sintió algo encasillado en el cine de Yakuzas que había marcado su carrera, por lo que decidió hacer algo radicalmente distinto que sorprendiera al público. Y vaya si lo hizo, pese a no conseguir tantos premios ni reconocimientos como con su anterior obra, consiguió dejar con un palmo de narices a buena parte de público y crítica con su inclasificable propuesta, una comedia surrealista que resulta tremendamente original, y que pese a sus defectos es recordada por muchos de forma entrañable. El argumento es muy simple: Masao es un niño que vive con su abuela y un día decide ir en busca de su madre que vive en otra ciudad. Mientras vaga por la ciudad se encuentra con su vecino Kikujiro (Kitano) y su esposa, quien sugiere a su marido que acompañe al niño en su viaje, pero Kikujiro es una persona muy especial (egoísta, ludópata, con muy mala leche, algo corto de luces, ...) con lo que el viaje acaba convertido en una odisea mientras van encontrando por el camino a los más inverosímiles personajes.

-Parasoles improvisados, completamente normal para el psicotrónico universo de esta cinta-

"El verano de Kikujiro" es efectivamente, una road-movie psicotrópica donde cualquier cosa puede pasar: Kikujiro se patea todo el dinero del niño apostando a las carreras, conocen a una hilarante pareja de motociclistas que se prestan a entretener al chaval con los más bizarros juegos (esa "pesca" de peces y pulpos), escapan al acoso de un pedófilo, se ven linchados al protestar un juego amañado en una feria ambulante..... Pero las aventuras de nuestros amigos no se limitan a bizarras situaciones, el punto dramático nos lleva a ver la realidad sobre la madre de Masao y el reflejo que Kikujiro vive sobre su propia situación familiar, sintiéndose impulsado a visitar atropelladamente la residencia donde vive su madre para irse justo un instante antes de verla. Este contrapunto tragicómico nos arrastra durante todo el metraje a una entrañable complicidad con los dos personajes, y en concreto acabamos cogiendo un enorme cariño al personaje de Kikujiro ante su predisposición para entretener a Masao y hacerle ver una realidad mucho más amable que lo que en realidad es. Y todo ello pese a una mala leche, que podría hacerle entrar en un Top-3 de personajes cabreados junto a Kark Frederiksen (Up!) y Walt Kowalski (Gran Torino).

-"Si en algun momento estas triste, solo tienes que tocar la campana y un ángel vendrá del cielo a ayudarte"-

Así, entre geniales detalles de puesta en escena, un humor visual que podría salir de una película de Buster Keaton, una visión costumbrista con aires documentales que recuerda a Jaques Tatí, bizarras secuencias de delirios y ensoñaciones, una insuperable banda sonora del habitual Joe Hisaishi con un precioso tema principal, y algunas imágenes para el recuerdo (Masao corriendo por las calles de Tokyo con su mochila con alitas, la pareja protagonista caminando usando hojas gigantes a modo de parasoles, el insuperable gag cómico de Kikujiro demostrando sus dotes para la natación, ...) vamos siendo testigo de la particular odisea de estos personajes tan especiales en diferentes capítulos explícitamente separados y titulados.

No todo en esta película me parece bueno, su director alarga el tempo en demasía en determinadas escenas y no todos los episodios son igual de interesantes. Creo que mejoraría con un metraje algo más reducido. Pero si uno pone paciencia y obvia estos inconvenientes, se encontrará con una originalísima propuesta, y con un gran personaje: Un Kikujiro para el cual Kitano se inspiró en su propio padre, al parecer un ludópata con mala leche que traía a su familia por la calle de la amargura.
Valoración: 8/10


Seguimos con la filmografía reciente de Takeshi Kitano, en este serial donde repasaremos todas sus películas desde Hana-Bi. En breve seguiremos con “Brother” (2000). .

Paranoid Park

Gus Van Sant, 2007
Para alguien que haya visto alguna de las películas Indies de Van Sant, no puede extrañar demasiado el extremismo de la propuesta formal de "Paranoid Park" (hablo de por ejemplo de la estimable "Last Days"). Realmente este director tiene dos pieles como hemos podido ver recientemente en "Milk" o anteriormente en cintas como "Good Will Hunting", propuestas ambas de tono mucho más clásico.

Veamos: Narrativa temporalmente fragmentada de forma que lo que es una historia muy simple parece (solo parece) tener más cuerpo, escenas de skaters rodados en super-8 a cámara lenta durante minutadas que hombre, las primeras veces está bien, luego...., contemplativas escenas de nuestro protagonista conduciendo o realizando actividades intrascendentes, .... o sea, cine de mirarse el ombligo, voluntariamente e innecesariamente intelectual, con mucha más intención en la forma que en el fondo, porque ¿que nos quiere contar Van Sant?

-Contemplemos skate, contemplemos...-

Ahí está el problema. Tanto ejercicio de estilo, tanta experimentación formal, al final es para ofrecer el retrato de un joven adolescente utilizando como excusa un acontecimento extraordinario que le sucede, algo que se podía explicar en 30 minutos, pero con los métodos utilizados se extiende hacia los 90. Creo que no exagero, el argumento se reduce a un adolescente aficionado al skateboard que tras una visita a una peligrosa zona es acusado de un crimen, con alguna (pocas) trama paralelas como la novia a la que cambia tras tener unas indiferentes relaciones sexuales con ella.

Así que para mi esta cinta da gato por liebre, cuenta muy poco, y se pierde en las formas. Es de justicia reconocer algunas virtudes como la actuación del muchacho que consigue un buen retrato de esa adolescencia indiferente hacia todo (que repito daba para 30 minutos como mucho), pero resulta inevitable caer en el sopor cuando mediada la primera hora uno se pregunta... ¿me están explicando algo?.
Valoración: 5/10
.

Roma Cinéfila con sorpresas

Bueno pues ya estoy de vuelta después de diez días por tierras italianas apurando las vacaciones. Cinco días visitando Roma dan apenas para rascar la superficie de esa maravilla de ciudad, y cinco más en una ciudad de provincias del sur de Italia para ver otras realidades bastante sorprendentes. Además para poner la guinda cinéfila al viaje, sorpresón de los gordos en el aeropuerto de Roma ya de regreso, pero tendréis que leer el artículo hasta el final....

Roma es una ciudad increíble, sabía que me iba a gustar pero de verdad que no pensaba volver maravillado de esta manera. Cierto que es ruidosa, un punto caótica y las hordas de turistas pueden desanimar a algunos, pero amigos, después de visitar las otras grandes capitales europeas, Roma tiene algo que la hace especial. Quizá que el arte rebosa por cualquier rincón en maravillas que ni siquiera salen en las guías de viaje, o quizá es que los italianos tienen un carácter que se hace querer (te pueden estar estafando pero te irás con una sonrisa), o puede que la culpa sea de la pasta y la pizza. Es igual, visitar Roma es un torbellino de sensaciones, dicho esto sabiendo que esta frase da rabia y que parece sacada del catálogo de una agencia de viajes.

Como seguro que los principales monumentos de Roma ya os los sabéis de memoria, me hacía gracia visitar algunos lugares vinculados con el cine, así que aquí va un pequeño álbum de fotos cinéfilo-romano:

-Inexcusable la visita a La Fontana di Trevi, pero lamentablemente no vi por allí a Anita Ekberg ni a Marcello Mastroiani ("La Dolce Vita")-


-La escalinata de la Piazza di Spagna, una pena no ver por allí a Audery Hepburn ni a Gregory Peck ("Vacaciones en Roma")-


-La Plaza de San Pedro y el Vaticano, donde por cierto no estaba Laurence Olivier ("Las sandalias del pescador"). De paso me pego el moco de las panorámicas de 180 grados que saca mi nuevo juguetito-


-El intrigante panteón con su enorme apertura en el centro de la cúpula, este lugar es realmente sorprendente la proyección solar se desplaza por la cúpula de una manera que parece que va a acabar activando resortes como en una cinta de Indiana Jones. Tom Hanks tampoco se dejó ver ("Ángeles y Demonios")-


-Placa en honor a Fellini en Via Veneto donde hay muchas referencias a "La Dolce Vita", incluyendo algunos de los cafés que salen en la cinta. También una plaza dedicada a Mastroiani cerca de allí.-

Y esto no tiene nada que ver con el cine (que yo sepa), pero es que en Roma encuentras rincones absolutamente flipantes. Tampoco sale en las guías pero unos amigos que hicimos nos soplaron la existencia de una cripta donde al parecer los monjes no tenían demasiado espacio para enterrar a sus muertos, así que se dedicaban a reciclar las tumbas, utilizando los huesos de sus compañeros para realizar un macabro arte consistente en hacer figuras geométricas con ellos. ¡Parece que hay huesos de 4000 monjes allí!. Lo curioso es que esta cripta está en la lujosa Via Veneto misma:

-Arte realizado con restos humanos en la alucinante y macabra cripta de Santa Maria della Concezione. Para flipar en colorines, y lugar que merece la pena visitar por lo friki que es. Por cierto, espero que las 4000 almas no me maldigan por robar la foto (estaba prohibidídimo hacerlas)-

Después de dejar Roma, me encontré con otra realidad visitando una pequeña ciudad obrera del sur de Italia. Amigos, no creo que haya ningún país con tanta diferencia norte-sur. El sur de Italia está asolado por una demoledora crisis económica y la mayoría de personas que conocí o estaban en paro o tenían graves problemas económicos. La ciudad se parecía mucho a los barrios de Nápoles que podemos ver en Gomorra, y en varias conversaciones salió el tema de la camorra con la que mucha gente parecía tener algún que otro vínculo. El shock, fue cuando una mañana me desperté con la noticia de que un comerciante del barrio había sido asesinado, noticia asumida con total normalidad por allí. Tremendo. Ah! por cierto, yo había ido allí a una boda, y amigos los italianos no tendrán para comer, pero una boda es una boda. Celebrada en un palacio que te cagas, comiendo a tutiplén (no exagero, como 10 platos servidos entre las 3 y las 9 de la noche), aquello parecía un banquete de Nerón. Tremendo contraste la realidad con el escapismo.

-Vaya banquetón colegas, ni en "The meaning of life"-

Y en el aeropuerto de Roma, a punto de coger el vuelo de vuelta a Barcelona, me siento en una cafetería a tomar un Capuccino, mientras juego con mi hijo de 4 años (Quatermass Jr) dándole azúcar con un sobrecito. Me había fijado que los de la mesa de mi espalda estaban hablando Inglés con acento américano, pero no me había fijado en ellos. En eso que oigo : "Sugar, eh?, ha ha ha you are a very good daddy". Me giro y... ¿con quien me encuentro?, para flipar: con Kevin Costner en persona que al parecer está rodando una película por allí. Yo siempre que me encuentro celebridades soy absolutamente pasivo y jamás las asalto, así que intercambiamos un par de frases sobre los inconvenientes de viajar con niños. Estoy seguro que ha pensado que no lo había reconocido, quizá ya le iba bien o el pobre ha pensado: "Joder que baja está mi carrera ya no me conoce ni el Tato". Así que no tengo testimonio fotográfico pero la historia es cierta, y la anécdota para contar a los nietos (¡si me ha entrado él!). De verdad de la buena.

Como no tengo testimonio fotográfico del encuentro, desde mis laboratorios han realizado prestos el siguiente montaje, que documenta de forma fiel el encuentro. NOTA: Dado el completo realismo de la imagen a continuación, quiero dejar claro que es un montaje para ilustrar el artículo:

-La tecnnología punta de los laboratorios Quatermass ha hecho posible recrear el encuentro realísimo entre mi persona y Kevin Costner. Para tal ingenio se ha utilizado un complejo software todavía en fase experimental denominado "Paint".-

Y nada más, vuelta a la dura realidad con todas esas vivencias en el bagaje. Acabo el rollo recomendando a los papis vagos que no se llevan a sus hijos de viaje que lo hagan, la experiencia se duplica en intensidad por mucho que te toquen lo que no suena de tanto en tanto.

Saludos desde TQX.

Premios Mundo Cinefilia (ganamos la medalla de bronce)

El blog Mundo Cinefilia, que realiza una interesante labor difundiendo los esfuerzos de la comunidad bloguera cinéfila, ha estado realizando unas encuestas con el fin de elegir a los mejores blogs de entre los inscritos en su directorio.

El ganador ha sido (merecidamente) Un Blog de Jose Barriga, seguido de cerca por La Cinerrata y a un servidor no se que le han visto pero le han otorgado la medalla de bronce, cosa harto sorprendente para el poco tiempo que llevo y los magníficos blogs que estaban participando.

Bueno en cualquier caso, agradecer a los que me han otorgado votos y a los que me siguen habitualmente. Intentaremos mantener el esfuerzo para seguir siendo merecedores de vuestro seguimiento (no se porque hablo en plural porque esto lo llevo yo solito, pero bueno).

Aquí reproduzco las medallas y diplomas que han tenido a bien otorgarme y que voy a poner hasta en el Curriculum Vitae.

Señales del futuro (Knowing)

Alex Proyas, 2009
Ésta es la historia de un colegio donde se reparten unas cartas enterradas hace 50 años, conteniendo la visión del futuro de los niños de entonces. Una de las cartas es muy especial, contiene solo un largo listado de cifras, y la recibe Caleb, el hijo de John Koestler (un Nicholas Cage actuando como siempre, ni bien un mal). Se trata de un profesor de astronomía que consigue descifrar en la carta un código que ha sido capaz de predecir catástrofes con precisión absoluta, y dónde hay algunas futuras pendientes de cumplir, con lo que se sentirá obligado a intentar evitarlas.

Así que tenemos diversos ingredientes que son expuestos para el desarrollo de la historia: La investigación tanto en el presente como en el pasado hasta llegar a las extrañas circunstancias de la niña que originalmente escribió la carta, el accidentado proceso de descifrado del código, la persecución a que son sometidos los protagonistas por parte de unos extraños personajes relacionados con las predicciones….. un cóctel de ingredientes ya vistos en otros films, pero combinados en una historia hasta cierto punto interesante. No vale la pena buscar una completa coherencia argumental ni una lógica absoluta en los comportamientos de los personajes (empeñados en dejar solos a sus niños en los coches, por ejemplo). Es preferible disfrutar lo que se ofrece (por encima de la media del blockbuster fantástico de turno) que buscarle tres pies al gato. Además cuenta con una sorprendente baza en lo explícito de las mútiples escenas de catástrofes, uno que cree haber visto ya de todo, no puede evitar turbarse ante la minuciosidad del macabro retrato de las masacres, especialmente en la escena de ese accidente aéreo.

-Koestler, a por la siguiente cátastrofe que esta te la has tragado...-

Tal y como está el panorama de producciones de ciencia ficción, estamos ligeramente por encima de la media. Lástima de los citados agujeros argumentales y de la escasa originalidad, pero no se puede tener todo.
Valoración: 5/10
.