"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

Barton Fink

Joel Coen, 1991
Mientras escriben"Muerte Entre las Flores" (Miller's crossing), los hermanos Coen sufren un bloqueo creativo ante la complejidad de aquel guión que les impide terminarlo. Por ello deciden tomarse un respiro de esa película y escribir un guión pensando en John Turturro para protagonizarlo donde reflexionan sobre los mecanismos creativos. Nada más finalizar el rodaje de "Miller's Crossing" ruedan "Barton Fink", que se estrena con muy poca diferencia de tiempo. La película arrasa en Cannes de aquel año llevándose los premios de mejor película, director y actor principal (algo que es la única vez en la historia que ha sucedido). Esta película pasa por ser uno de sus ofrecimientos más personales y no es de extrañar que fuera un fracaso de taquilla.

-Escena mítica donde las haya: La llegada de Barton al hotel Earle-

1941, Barton Fink (John Turturro) es un autor de teatro que triunfa en Broadway firmando obras protagonizadas por gente perteneciente a clases sociales modestas. Es contratado por un productor de Hollywood (Michael Lerner) para escribir guiones de cine. Cuando llega a Los Angeles se aloja en el Hotel Earle, un surrealista lugar donde cualquier cosa puede pasar y donde conoce a un extraño vecino interpretado por John Goodman. Barton empieza a experimentar un bloqueo creativo que junto con los aparatosos acontecimientos que le suceden en el hotel ponen a prueba su capacidad de resistencia, y evidencian las ganas de los Coen de homenajear a Kafka y Borges, entre otras de las muchas referencias que podemos encontrar.

-Barton y su compañero de fatigas reflexionando sobre la vida... ¡antes de tener que hacerlo sobre la muerte!-

Esta es sin duda una película fascinante. El hotel Earle tranquilamente puede aspirar a ser uno de los escenarios más surrealistas de la historia del cine. Nunca una llegada a un hotel ha resultado tan fascinante, ni un vestíbulo, un ascensor o un pasillo de hotel tan interesantes. Por no hablar de la habitación de Barton, con todos y cada uno de los problemas que le impiden concentrarse. Pero no todo es escenografía y contamos con las impresionantes actuaciones del propio Turturro en el papel de guionista idealista torturado, de John Goodman como el buenazo compañero de fatigas (mejor no reviento quien resulta ser al final) y secundarios enormes como Michael Lerner en el papel del productor dictatorial (recibió una nominación al mejor actor secundário). Sin duda todos los actores de esta cinta están espléndidos y resaltan una de las mejores virtudes de los Coen como es la dirección de actores.


-Barton con su regalito final, disfrutando de sus visiones claustrofóbicas-

Es esta una película extraña, de inesperada y sorprendente evolución, lo que la hace poco menos que fascinante. Además los Coen quisieron darle un toque enigmático dejando algunos temas por resolver, como la misteriosa caja que le entrega a Barton cierto personaje siniestro y que nos quedamos sin conocer su contenido -aunque ya sabemos qué suelen poner en las cajas los psicópatas (Seven, Oldboy, etc.)-. Conscientes de que este era su intento más serio de transcender a la historia del cine (este podría ser su "Citizen Kane" particular), quizá alguno de estos elementos resulta algo forzado, así como algunos giros argumentales. Pero es igual, "Barton Fink" vuelve a ser una cinta imprescindible del universo Coen, y quizá su propuesta más arriesgada hasta la fecha.
Valoración: 8/10


Seguimos con el repaso a la filmografia de los hermanos Coen a paso lento pero seguro. Esperemos que acabemos antes de que estrenen su próxima obra, y si no.... otra más a añadir al serial. En La próxima entrega tendremos la interesante y denostada por la crítica "El Gran Salto" (The Hudsucker Proxy) de 1994..

18 comentarios:

redrum dijo...

Justo ayer me hice con ella en un pack junto a otras 5 de los Coen, por 10€... ahora queda el paso de verla! Aunque con esa nota, difícil resistirse!

¡1 saludo!

Dialoguista dijo...

Hola!!! Ahora si luego de engancharme hace rato como seguidora, me he tomado el tiempo para venir a visitar tu blog como corresponde!!

Me parece bárbaro este repaso sobre las pelis de los Coen, yo no vi muchas pelis de ellos, y me va a venir bien!!
Sobre esta peli, a mi me pareció genial, pero hace tanto que la vi que ya no me acuerdo, tengo el leve recuerdo que el final me dejo pensando si.. bueno no lo digo para los que no la vieron. Pero quede pensando. Lo real es que el personaje se adentra en un suburbio de ideas de una manera extraodinaria!!
Saludos!!

dvd dijo...

Yo, claro, tras el impacto que me supuso MILLER'S CROSSING, fui ávidamente tras ésta; no la entendí demasiado bien la primera vez, pero estoy de acuerdo en que es fascinante. Luego, con más calma, le he sacado las dobles intenciones, que la hacen una de las más originales de sus creadores.

Lengua Negra dijo...

Aunque al final está resultando ser una de las películas menos pulidas de los Cohen, le guardo un cariño muy especial. La ví siendo un crío en un pase de Canal + (no os cuento la anecdota que hay detrás del VHS donde me la grabaron) y me quedé encantado.
Lo peor de todo es que Hollywood sigue siendo un mundo aún más ruín que el retratado por los Cohen en la presente película.

Y a colación de los comentarios sobre la inquietud producida por el hotel, podríamos hablar de películas que transcurren dentro de los mismos.

Quiza "Four Rooms" no resulte tan siniestra, pero si tiramos por "El Resplandor" o "The Birthday" (¡qué mala!) ya encontramos ejemplos de hoteles siniestros.

Pabela dijo...

Qué peliculón este, me fascina. De por sí adoro a los Cohen, hermanitos más que odiados o adorados, sin medias tintas. Barton Fink es una gran alegoría sobre el infierno del artista bloqueado, el hotel de hecho con ese calor, ese rojo, ese papel que se despega es un gran infierno en sí mismo y su compañero no diré lo que representa para mí al hacerle tamaño regalo que vamos, todos ya sabemos qué tiene...!Genial genial!.

rockomic dijo...

Para mi sin duda una de las cimas creativas de los Coen. Será enfermiza y todo lo que queráis pero la cantidad de escenas e imagenes que se te quedan grabadas en la mente, resulta apabullante. Y resulta un film mucho más entendible que Los Highway o Mullholland Drive, que me parecen obras maestras, o sea que ese no es problema.
Fascinante es la palabra, sí señor.
Y efectivamente las actuaciones impecables.
Obra maestra.

Dr. Quatermass dijo...

redrum pues no veas pedazo de pack por 10€, si es que ahora hay cada ofertón, que siga la fiesta y no os paséis al Blue-Ray o a pagar pastizales otra vez por las pelis ;-)

Dialoguista, muchas gracias por tus palabras. Si, los procesos mentales están muy bien retratados.

dvd, ciertamente es un caso único dentro de los Coen que siempre tienen un punto comercial, aquí se fueron de bizarros pero les salió una genialidad.

Lengua negra, queremos saber que había en ese VHS pero ya, aunque nos lo imáginamos ;-) Si que también es una crítica al Hollywood como por ejemplo la que se hace en "Los viajes de Sullivan" que comentábamos hace poco.

Pabela, muy sabias palabras, efectivamente es todo una alegoría infernal, por eso algunos han visto ecos de La Divina comedia.

Rockomic, pues sí, no diré obra maestra porque se le nota un poco el "vamos a ver si hacemos una obra maestra para la posteridad", pero si fascinante dentro de su argumento efectivamente asequible.

Saludos y gracias por vuestros comentarios!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Un rara avis en la carrera de este duo que, si bien no llega a la categoría de obra maestra, poco le falta. Críptica, hermética, mental, nihilista, referencial es una suerte de biopic maquiavélico y un auténtico descenso a los infiernos en la que el pathos está presente en cada fotograma. Menos mal que la concibieron en plena crisis creativa, que si no...
Saludos
Nos leemos

Fantomas dijo...

Es una buena película, interesante y bien filmada, pero no se si de para nombrarla como "obra maestra".

Saludos.

Insanus dijo...

"¡Yo te voy a enseñar la vida de la mente!", jajjajj. Eso, y el momento de felicidad creativa de Turturro bailando en el cabaret, me encanta.

Pero no es mi favorita de los Coen, prefiero muchas otras de ellos antes que Barton Fink, sí.

Dr. Quatermass dijo...

Crowley, sí lo suficientemente crípica como para resultar enigmática pero atractiva, ese difícil punto de equilibrio.

Fantomas, a mi tampoco me parece obra maestra precisamente por sus pretensiones de serlo, pero eso no quita que me guste mucho.

Insanus, es verdad la escena esa donde Turturro baila frenéticamente es muy buena, había olvidado mencionarla.

Saludos!

Möbius el Crononauta dijo...

Una jodida maravilla. Para muchos de nosotros el papel seguirá despegándose de la pared, y desconfiaremos de los dones de griegos.

Sólo con esta película los Coen podrían haberse ganado la inmortalidad. Pero resulta que no fue la única. ¡Vaya par de tipos!

Damián de Haedo dijo...

Me encanta este film. Y todas sus actuaciones son geniales. Qué grande John Goodman. Lo hecho aquí y en Lebowski le ganaron el cielo.

Dr. Quatermass dijo...

Mobius, es cierto, las escenas del papel son delirantes. Ya ves que llevamos cuatro comentadas y la cosa no flojea, y lo que nos queda...

Damian, me uno a reivindicar a Goodman (cuando est´´a bien dirigido). Su papel en Lebowski es ciertamente antologico.

Saludos!

Adrián dijo...

He visto esa película varias veces, pero la última vez fue hace unos tres o cuatro años. Voy a verla de nuevo, tratando de ver la relación con Borges.
A mí si me parece una obra maestra, pero ese mote siempre trae problemas.
Espero la crítica de El Gran Salto, que a mí me gustó bastante.

Dr. Quatermass dijo...

Adrián, hombre lo de Borges es cosecha propia y no se si cogido con pinzas, pero a ver si estás de acuerdo desde luego el componente surrealista está ahí (hasta buñueliano se me ocurre ahora). A mi tambien me trae problemas la calificacion de obra maestra, algun dia explico lo que significa eso para mi. El gran salto en breve.

Saludos!

redrum dijo...

Brutal, sin duda!!! Llena de metáforas y con una ambientación y dirección artística soberbias! Los actores están de lujo, la verdad.

Yo me quedo con la escena donde conoce a Goodman y la charla que sostienen, retrata a ambos personajes perfectamente y con una sencillez apabullante.

1 saludo!

Dr. Quatermass dijo...

redrum, es verdad es más una cinta visual, pero los diálogos son antológicos. Esa conversación es una escena genial. Y que grande Goodman cuando está bien dirigido.

Saludos!