"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

Las Aventuras del Barón de Munchausen (The Adventures of Baron Munchausen)

Terry Gilliam, 1988
Una ciudad europea está sitiada por los turcos. En un teatro se representa una obra basada en las aventuras del Barón de Munchausen cuando el propio Barón irrumpe en el teatro denunciando la falsedad del evento y reclamando todo el crédito de sus historias. El barón se apodera del escenario y relata que la causa real de la disputa con los turcos es una apuesta que realizó con el visir hace mucho tiempo; Si el barón es capaz de hacer traer de Viena una botella de licor mejor que el del visir se podrá llevar un tesoro tan grande como un hombre pueda cargar, sino, perderá la cabeza. Con la ayuda de Berthold (un ser capaz de correr a velocidades de vértigo) y Albrecht (un coloso con fuerza sobrehumana) dejan al Visir limpia la sala del tesoro.... De vuelta a la realidad, cuando el asedio llega a las puertas del teatro el barón se ofrece a recorrer el mundo buscando a sus antiguos ayudantes y volver para salvar la ciudad. En su huida llegan hasta la luna donde se encuentran con los extraños personajes de los reyes lunares, caen en un volcán en el mundo del Dios Vulcano donde sus habitantes se creen gigantes solo por usar minúsculos utensilios, son tragados por una ballena…. En cada lugar el Barón causa problemas pero va reencontrando a sus antiguos amigos y sus estrafalarios poderes. Cansados, viejos y decrépitos, el antiguo grupo acude al rescate de la ciudad. Armados de ingenio y recuperando poco a poco sus antiguas facultades intentarán derrotar a los turcos y liberar la ciudad usando los más inimaginables métodos.

-El botín de nada que nuestros amigos le van a pillar al Sultán-

Más famosa por ser la causa de la mala fama de Gilliam manejando presupuestos (se dice que costó 50M$ doblando su presupuesto para recaudar luego solo 10M$), creo que ya va siendo hora de que se la reconozca como una de las mejores propuestas dentro del género de las aventuras fantásticas y no solo como uno de los mayores fracasos comerciales de la historia del cine. Es éste un prodigio de imaginación en cada una de sus escenas, sus diálogos son en todo momento brillantes y divertidos, y resulta visualmente arrebatadora en el mejor estilo de su autor. Punto y aparte para los increíbles efectos especiales, realizados en la época pre-CGI, esta es la película donde culminan los efectos tradicionales, siempre eficaces, imaginativos, y al servicio de la historia. Y eso que los problemas presupuestarios evitaron una extravagante escenografía con miles de extras que Gilliam tenía diseñada para las escenas lunares que hubo de quedar como el minimalista mundo finalmente plasmado.

-Robin Williams como el gigantesco rey lunar (versión sin cabeza)-

La lista de secuencias para el recuerdo es interminable, la secuencia inicial con el recreo teatral de las aventuras del Barón ya es visualmente brillante, la salida del teatro con el improvisado globo confeccionado con ropa interior es un plano que no se olvida fácilmente, las bizarras secuencias lunares desprenden también un tremendo magnetismo, y qué decir de la fascinante aparición de Venus del interior de una concha y de la posterior danza aérea con el barón... Pero todo se queda pequeño comparado con las increíbles secuencias del ataque del grupo al ejército turco, planos como el de Berthold persiguiendo la bala que ha de acabar con el barón, o el de Albrecht lanzando varios barcos sobre el ejército rival, quedan imborrablemente grabados en la memoria.

-La imaginación al poder o como salir volando de un asedio gracias a la ropa interior femenina-

A nivel de interpretaciones, John Neville crea un Munchausen genial, siempre entusiasta e ingenioso, la niña co-protagonista, Sarah Polley (la misma actriz que de mayor emociona en las películas de Isabel Coixet) crea un personaje entrañable sin los manierismos que frecuentemente hacen odiosas las interpretaciones infantiles. Y que decir de esos maravillosos secundarios, Jonathan Pryce como el manipulador gobernador, Uma Thurman maravillosa como Venus y Oliver Reed como ese inolvidable Vulcano que echa humo por las orejas cuando se cabrea. Por no hablar de la banda del barón, encabezada por Berthold (el ex Python Eric Idle). Si es que hasta Robin Williams (¡vade retro!) está bien como rey lunar.

-Ah! esa Uma Thurman juvenil como Venus en esas plásticas (y turbadoras añado) imágenes-

Pero es que además de hilvanar una historia completamente hipnótica y divertida, temáticamente la cinta es rica. En un momento dado, en el mejor estilo de la idiosincrasia del personaje, se difumina la barrera entre realidad y ficción y el espectador se ve sometido a un juego en el que nunca sabe exactamente si se están narrando acontecimientos o estamos dentro de un relato del barón, creo que esto aproxima de forma mágica los mundos de Gilliam y el personaje, para culminar en un final brillante y perfectamente coherente con el espíritu del personaje y de la cinta. Además, todo el juego con el personaje de la muerte evoca la negación de la fantasía como el mayor temor del barón y del único personaje que parece entender su filosofía vital como es la niña Sally.

-Genial John Neville en su gran creación de un Munchausen diferente pero complementario con las encarnaciones previas del personaje-

No se si se ha notado que esta película me encanta, cada vez que la veo consigue llevarme a ese mundo de fantasía y maravillarme con toda su exuberancia visual y sus ingeniosos diálogos. Ignorada por la crítica durante años y contando sólo con un cierto seguimiento de culto, ha llegado la hora de reivindicar esta maravilla del género de las aventuras fantásticas y descubrirla a las nuevas generaciones.
Valoración: 9/10

Nota: Aquí finaliza el especial que hemos dedicado a las películas basadas en este entrañable personaje, espero que lo hayáis disfrutado. Aquí unos amigos se despiden de nosotros y de este especial.

-¡Adios amigos!-

11 comentarios:

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Por mi Gilliam puede derrochar tanto dinero como quiera, si el resultado es como este. Suscribo totalmente el post, y añado que me parece además el primer préstamo de Don Quijote. La niña representa la razón y la cordura contra la desbordada imaginación del barón. Papeles que se van invirtiendo poco a poco, como pasaría más tarde con Doce Monos entre Willis y la doctora. Y ya sabemos la fascinación que tiene por el hidalgo castellano el hombre este. Además le debemos a Munchausen el famoso bootstrap.
Y felicidades por completar la saga, me hace muy feliz ver que alguien se toma en serio estas películas.

Dr. Quatermass dijo...

Jeje Lucifer, ya sabía yo que no nos ibamos a llevar mal contigo en esta entrada. Es cierto no se me habia ocurrido el paralelismo con Don Quijote y con doce monos, pero si que es un tema recurrente en Gilliam, me viene a la cabeza también "El rey pescador" en este sentido. Y hombre, tan en serio como que esta peli me la llevo a una isla desierta, amigo.

Saludos y gracias por el comentario!

Jefe Dreyfus dijo...

precisamente esta semana hablábamos de Guilliam en el quesito.. esta peli perdió pasta a troche y moche, pero que se jodan los productores!

Quimerico Inquilino dijo...

No sé, a mí me pareció justa la espantada del público ante esta barroca película, excesiva por todos lados. Aunque le reconozco aciertos aislados y un gran poder de fabulación de Gilliam siempre me quearé con "Brazil". El resto me han parecido bastante prescindibles (salvo 12 monos, quizá)...

Saludos!

Fedonte dijo...

Una película de lo mas maravillosa y entretenida, yo la disfruté muchisimo las 3 veces que la vi. Son cuentan a montones los ejemplos de películas con grandes presupuestos y efectos que luego terminan siendo una basofia. A veces las películas que intentan algo distinto terminan siendo destrozadas por las críticas, por suerte algunos se animan a dar ese arriesgado paso.

Koji Kabuto dijo...

De mis favoritas de toda la vida. La tengo en DVD, me la he comprado en Bluray y me la volveré a pillar en Holgraphic Visión o lo que sea lo que salga luego.

Fantomas dijo...

No la he visto aún pero conozco bastante bien la fama que tiene. Espero remediar esto a la brevedad posible.

Saludos.

Mundo Cinefilia dijo...

Hola, Dr!,a tí llegué por el blog de Pabela la primera en adherir a nuestra propuesta. Quería invitarte a formar parte del primer banco de cinéfilos un espacio donde promocionar blogs de habla hispana relacionados con el séptimo arte y darlos a conocer, fomentar el conocimiento entre gente con la misma pasión, etc. Pásate por el blog a ver qué tal te parece la idea.
Gracias!!

Insanus dijo...

Probablemente la peli más incomprendida de aquel año, en especial cuando la editó Columbia/Tri Star para videoclubs. Nadie la aconsejaba, y el mejor elogio que podías oír era "No está mal". Y confieso que a mí en su día no me gustó nada.

Tampoco ahora es de mis favoritas de Gilliam, pero es innegable el puñado de hermosas secuencias que contiene y sobre todo su alegato entusiasta a favor de la imaginación como herramienta para elevarse sobre una realidad deprimente.

Dr. Quatermass dijo...

Jefe Dreyfus, si señor ya comentamos ahí en Quesito Rosa (recomendabilísimo blog por cierto). Si señor que se jodan.... pero que les siga quedando pasta para financiar propuestas tan extravagantes, eh?

Quimerico Inquilino, excesiva? totalmente de acuerdo, ¿quien dijo que los excesos tienen que ser siempre malos? Y joder Brazil y 12 monos palabras mayores (y alguna otra del maestro como Time Bandits o incluso Tideland)

Fedonte, Koji Kabuto: Me alegro que compartáis mi opinión, yo también la he visto mínimo 3-4 veces y siempre me sorprende.

Fantomas, te envidio, te esperan dos horazas de diversión, ver esto por primera vez es la bomba!

Mundo Cinefilia, ahora os visito, me encantan estas iniciativas. dijo...

Insanus, es que lo que es increíble es que recuerdo malas críticas por todos lados y no duró ni un plis-plas en cartelera. Ya sabemos que no tiene nada que ver la taquilla con la calidad, y además ya sabemos que la fama de las pelis se va modificando por corrientes de opinión, así que para eso estamos en nuestra campaña Pro-Munchausen ;-)

Saludos a todos y gracias por los comentarios.

Adrián dijo...

Muy muy buenos todos los post sobre Münchhausen. Muy buena idea hablar de todas las pelis sobre ese personaje, sobre todo de la alemana del 43. Espero tener cerca la oportunidad de ver el corto de Melies, que no conocía.
Saludos