"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

Solaris (Солярис)

Andrei Tarkovski, 1972
Bueno amigos, después de las recientes dosis de ciencia ficción banal y lúdica, ha llegado la hora de atacar la película de ciencia ficción filosófico-metafísica por excelencia, el auténtico hueso, ladrillo, tocho o como queramos llamarlo. El equivalente dentro del cine de ciencia-ficción al "Ulises" (Joyce) de la literatura, al "Tales of topographic oceans" (Yes) del rock, o al "Akira" (Otomo) del comic. Obras todas ellas tan fascinantes como de difícil digestión.

Solaris es la novela más conocida del polaco Stanislav Lem, y fue la siguiente película que consiguió realizar el soviético Andrei Tarkovsky después de su maravillosa Andrei Rublev, que tuvo multitud de problemas de censura al mostrar una espiritualidad poco afín a las tesis comunistas. Durante mucho tiempo se le ha colgado a "Solaris" la etiqueta de respuesta soviética a "2001", cosa bastante absurda porque las intenciones de una y otra son muy diferentes, mientras Kubrik pretende reflexionar sobre el origen y destino de la raza humana en el universo, Tarkovsky fija su punto de mira en el interior del ser humano para reflexionar sobre su condición.

-La estación sobre la nebulosa de Solaris-

En el fondo el argumento de "Solaris" es bastante simple, una estación espacial que lleva años en órbita sufre extraños acontecimientos relacionados con la extraña conducta que sufren sus habitantes. A ella llega Kris Kelvin, un psicólogo encargado de averiguar que genera estos extraños comportamientos. Pronto descubre que la nebulosa Solaris es un ente pensante que crea alucinaciones tales como traer a la vida real personas muertas. Pero no se trata exactamente de alucinaciones, porque las otras personas también pueden ver e interaccionar con estas apariciones (compuestas de "neutrinos" y por ello poco estables según concluye el científico de a bordo). De poco sirve hacer desaparecer estos espectros, al poco tiempo Solaris vuelve a extraerlos del subconsciente y hacerlos reales.

-Kris y Hari(o un montón de neutrinos, como se prefiera)-

El tema principal de la película es el retrato psicológico de Kelvin, que decidido y tenaz en su llegada a la estación, ante la primera aparición de Hari (su esposa fallecida hace 10 años) no duda en meterla en una nave y lanzarla al espacio. Poco a poco Solaris va haciendo mella en su voluntad, y la pasión transforma su razón en una sorprendente resignación que le impulsa a aceptar la voluntad de Solaris y a quedarse en la estación viviendo la fantasía que ésta ha generado para él. Aunque como buen film filosófico acaba dejando en el ambiente más preguntas que respuestas, y a ello no es ajeno el desconcertante final.

-Interiorismo sovietico-futurista en la estación espacial-

Ciertamente el ritmo lento y cadencioso de la narración puede hacer huir a los paladares poco entrenados. En Filmaffinity leí una reseña hilarante que decía que Tarkovsky había realizado la película de esta manera para dejar sobados a los censores y que no la prohibieran, y ciertamente la película es durilla de digerir, pero en mi opinión recompensa ampliamente el esfuerzo que requiere. Nadie prodrá acusar a Tarkovsky de que un solo minuto de metraje no tenga la función de narrar su historia, el ritmo es lento pero la narración fluye a paso firme. Pero es que los temas tratados son tantos y tan ricos, las actuaciones tan convincentes, y el recurrente preludio para órgano de Bach tan bello y sabiamente usado que no puedo sino considerar a esta película como una auténtica obra de arte.

"El desconocimiento del día de nuestra muerte nos hace inmortales"
Kris Kelvin


Valoración: 9/10
.

19 comentarios:

rockomic dijo...

Reconozco que me costó digerir la película, por su ritmo ultra-lento a veces desesperante, y de hecho el film no me entusiasmó. Pero también es cierto que logras situarte en ambiente gracias precisamente a la lentitud del ritmo. De alguna forma me recordó las películas de Dreyer, tan milimétricamente escenificadas.
La comparación con el Tales from Topographic Oceans me parece muy acertada y de hecho también és un álbum que me produce ciertas reticencias. Está claro que el Ocean de Eloy aquí no encaja para nada ;-)

Bargalloneta dijo...

Hace mucho tiempo que la vi y de hecho tendria que recuperarla, pero estoy de acuerdo en el ritmo lento de la película.
Me ha encantado tu introducción!!!
Besos

Lengua Negra dijo...

Una magnífica historia. La novela me impactó mucho en su día.

Pero eh, ¿no mencionas la adaptación moderna? No hubiera estado de más compararlas un poco.

Felicidades por el blog y un saludo Desde el Bunker.

Dr. Quatermass dijo...

rockomic, el ritmo es desesperante y entenderé a cualquiera que me diga que es un tostón, pero creo que merece la pena el esfuerzo.

Bargalloneta, gracias por lo de la intro, a ver si le vamos dando a esto un toque más personal.

Lengua negra, bienvenido al blog. La versión de Soferbergh y George Clooney me parece que está bastante bien porque consigue mantener la esencia de la película haciendola bastante más digerible. Pero la auténtica experiencia "Solaris" solo la tenemos en el original.

Saludos!
PD: Cuando tenga un rato me paso por el bunker.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Obra maestra de 9'5/10!!! Comparar esta película con la de Kubrick es una solemne memez, una es generalista en lo que al aspecto humano se refiere y la otra es intimista y analiza los demonios internos de uno mismo.
Película para ver con calma, sin prisas, disfrutando y analizando cuanto se nos cuenta (igual sucede con el libro) y que poco tiene que ver con la verisón moderna, que si bien no es mala, no tiene nada que hacer ante la fuerza que derrocha Tartovsky en cada plano.
Muy buena la anecdota de Tartovsky con los censores, la desconocía.
Saludos y disfruten también con Stalketr de Tartovsky
Nos leemos

Angel "Verbal" Kint dijo...

Ya se que me llamará hereje...yo sólo he visto la de Clooney y me encanta!

Dr. Quatermass dijo...

Crowley, has dado en el clavo, requiere de una cierta predisposición (a mi me anduvo rondando por la estantería un tiempo larguito hasta que me decidí a revisarla, tratando de encontrar el estado de ánimo apropiado). Stalker también la tengo y no la he visto, así que supongo que pronto aparecerá por aquí. Por cierto que te recomiendo Andrei Rublev si no la has visto, brutal.

Angel, ya sabes que soy fan de tus "causando el caos y la destrucción", así que para iconoclasta yo el primero. La de Clooney me parece una buena película pero te pierdes parte de la experiencia. Pontela un día que tengas insomnio, hombre ;-)

marguis dijo...

Ay, Ay!!!
Prefiero la novela!!! Creo que se tarda menos en leerla que en digerir la película!! :P

Metalia dijo...

Joé, ya me habéis picado. Solo había visto la versión moderna (que me gustó), y ahora tengo curiosidad por libro y versión antigua, jajajaja

Dr. Quatermass dijo...

Jaja Marguis, mira tengo pendiente la novela de Lem. Siempre puedes tomarte una sales de neutrino para ayudar a digerirla ;-)

Metalia, nada si te gustó la versión moderna, a por el diploma con la de Tarkovsky, satisfacción garantizada.... si no te duermes ;-)

Salu2

Metalia dijo...

Ahh!, y ya que estamos, pongamos un poco de la estupenda banda sonora de la versión más reciente. Me encanta el sonido del xilófono!

Fantomas dijo...

Me averguenza decir que aún no he visto el cine de Tarkovsky pese a que tengo esta película y Stalker guardadas por ahí.

Trataré de remediar esto a la brevedad.

Saludos.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Ladrillaaaaazo!
Es como un episodio malo de Star Trek pero alargado a rabiar. La novela de Lem es famosa porque básicamente él es Dios y está escrita de la muerte. Y me gustó Stalker, una obra maestra sin paliativos, pero es que no encuentro en Solaris más que reflexiones inconclusas, dispersas e inconexas. O sea, Andrei Rublev Reloaded. Para conocer al ser humano la obra clave de Lem es "Memorias encontradas en una bañera", "Diarios de las estrellas" o "La ciberíada". Eso es filosofía, lo demás son majas pentales.
Saludos Cósmicos!

Dani dijo...

Una obra maestra. Me leí el libro de PE a PA.

No obstante he de decir que me quedo con la de Clooney. No por ser mas moderna, pero lo que cuenta, que en sí es parecido, me llega mas adentro en ésta de sodhenberg que en la version rusa. Aun así, peliculones las 2.

Un 9 a ésta
un 10 a la de Clooney. Que si bien es cierto, se basa mas en la historia de amor entre ellos dos que en todo lo demas.

Saludos Doc. Vuelvo por aquí y que no te extrañe que no puedas comentar en mi blog.

Saludos

dvd dijo...

Muy buena película. Mi pregunta es simple: ¿Para qué necesita Soderbergh hacerla otra vez? ¿No será un pálido reflejo hecho de neutrinos de la original?...
Ah, y me gusta más STALKER.

Dr. Quatermass dijo...

Fantomas, y yo añadiría Andrei Rublev, pues te espera una experiencia cinéfila desde luego diferente y nada convencional, ya me explicarás.

Lucifer, jajaj lo que me he reido con lo de "Andrei Rublev reloaded" de hecho tengo ahí en el post de esa película un comentario destroyer que te acabo de atribuir posiblemente de forma equivocada. Te acepto que la literatura de Lem (asignatura pendiente) tenga puntos más álgidos sobre el papel y también que sea lenta, etc. Pero las reflexiones no me parecen a mi tan inconexas. Pero bueno es una película algo extrema, te lo reconozco.

Dani, como mola responder comentarios antagonistas, paso de Lucifer en contra total a ti completamente a favor. Mira me habéis recordado tanto la de Soderberg que la voy a revisar y publico el comentario.

dvd, jajaja es verdad, la de Soderberg es solo un montón de neutrinos salidos del subconsciente de Tarkovski!

Saludos y agradecimiento infinito por vuestros sabios comentarios.

Möbius el Crononauta dijo...

Córcholis! ¿Cuando hablas de cine japonés también pones el título original?

Bueno, después de este chorracomentario, primero decir que evidentemente la comparación entre 2001 y Solaris es una tontería en según que términos, pero creo que en cierto modo si hay cierta base para hablar de ellas en pareja, aunque no por su historia ni motivos similares.

Demonios, la teoría esa de dormir a las censores no sé si es cierta pero me parece genial. Desde luego no 'Solaris' no es la película más ágil del mundo, pero es ciertamente interesante. ¡Y ese finalizo!

¡Y que alguien me explique la escena del enano!

Quimerico Inquilino dijo...

Uf! No sé, no sé... A Tarkosvki le tengo un miedo desde su "Sacrificio"...

Dr. Quatermass dijo...

Móbius, si está claro que hay cierta relación entre Solaris y 2001, pero es que lees cosas que parece que vaya a ser un remake o algo parecido. ¿Cuando sale el enano?... ¡no me acuerdo!.

Quimérico, a que acojona ¿eh?

Saludos