"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

District 9

Neill Blomkamp, 2009
Bueno, pues aquí tenemos una de las películas más esperadas dentro del campo de la ciencia-ficción, ya sabéis el género más maltratado por las productoras, frecuentemente disfrazado de películas de acción, aventuras o señores en pijama con los calzoncillos por fuera. O sea que las películas del género que al año nos podemos llevar a las retinas se pueden contar con los dedos de la mano y por eso propuestas como ésta, con una vocación renovadora y realizada con tantas ganas y esfuerzo merecen todo nuestro aplauso, por más que me temo que no es la obra maestra que algunos esperaban. Tenemos una apasionante premisa de partida (no desarrollada, que para eso el señor Neill Blomkamp realizó en 2005 el corto que dio pie a la película): Hace 20 años una enorme nave llegó a la tierra (a Sudáfrica concretamente), conteniendo más de un millón de alienigenas. Ante la avalancha y las protestas de grupos que defendían sus derechos se les ubicó en un suburbio de Johannesburgo donde hoy viven en unas dudosas condiciones. Para darle un poco más de salsa a la trama, tenemos el ingrediente adicional de que existe un tráfico de armamento alienigena que los humanos no pueden hacer funcionar porque éste debe detectar la presencia de ADN extraterrestre.

-A ver caballero, venimos a que nos firme unos papeles de nada...-

La primera parte de la cinta es sin duda la mejor. Se utilizan varias técnicas narrativas, principalmente el falso documental para mostrarnos como viven estos espécimenes, los problemas de convivencia que presentan, como se alimentan (¡comida para gatos!) y sobre todo denunciar la segregación a la que son sometidos, no teniendo practicamente derechos (ni siquiera a reproducirse), lo que genera oleadas de denuncias ante sus condiciones de vida con evidentes paralelismos con la segregación racial sudafricana. Para salir al paso de tantas críticas la MNU (Multi-naciones unidas) crea un recinto especialmente habilitado (un campo de concentración, vamos) donde transportar a toda la población alien, pero claro este proceso no puede hacerse de cualquier manera y las "gambas" tienen que firmar un documento consintiendo el traslado. Mientras estamos en esta fase no salimos de nuestro asombro: con unos efectos especiales prodigiosos (es fácil animar robots, pero me atrevería a decir que son algunas de las criaturas mejor animadas que he visto) asistimos a secuencias del día a día de estos bichos, y de las vicisitudes que sufre el protagonista encargado de gestionar la firma de documentos (acertado Sharlto Copley). Pero en cierto momento de la cinta nuestro hombre sufre cierto incidente que le lleva a sufrir un proceso de mutación en gamba que nos recordará de manera inequívoca el que sufre Jeff Golfblum en "La Mosca" (David Cronemberg, 1986). Esta mezcla de ADN despierta la atención de maquiavélicas corporación armamentísticas ante la posibilidad de que esto le permita operar armamento alienigena.

-Aquí una "gamba" pensando en sus cosas (como comida de gato... por ejemplo)-

Podríamos decir que en este punto arranca otra película mucho más convencional donde se aparta el tono documental del que solo se deja un cierto envoltorio y somos sometidos a un survival de acción donde nuestro héroe debe ejecutar un retorcidísimo plan para poder volver a ser 100% humano. Esta segunda mitad comparte parcialmente las virtudes de la primera pero es algo mucho más convencional al perder por una parte las originales formas narrativas del (falso) documental y por otro abandonar la crítica socio-política y centrarse únicamente en las aventuras del protagonista.

-Pedazo pistolón calzo, colegas-

Todo ello como ya he comentado con unos efectos visuales impecables, un ritmo narrativo endiablado (¿quizá demasiado?) y no me gustaría dejar de mencionar el acertado sentido del humor del que hace gala la película por ejemplo en las escenas en que se debe recabar las firmas de desalojo de los visitantes. En su contra pesa el hecho de desperdiciar la oportunidad de profundizar en temas apasionantes como la segregación y los derechos crustáceos (casi imposible no escribir "derechos humanos"), para transitar por caminos más convencionales dentro del cine de acción ambientado en envoltorios fantásticos. Pero es innegable que vista en conjunto "District-9" es una cinta que los aficionados a la ciencia-ficción no deben perderse y que es posible que incluso resulte influyente para empezar a tener propuestas más interesantes dentro del género. Por lo pronto un par de guiños argumentales dejan abiertas las puertas a una secuela de forma bastante explícita.
Valoración: 7/10


Clikar el cartel para una versión de alta definición, que gran cartel.
.

15 comentarios:

Ivan dijo...

La verdad que me muero de ganas de verla, mañana mismo me acerco al cine. No está el horno para bollos en el cine actual como para despreciarla, jeje.
Saludos!!

Metalia dijo...

Este fin de semana de cabeza al cine a ver a los "gambas"!, jejejeje

redrum dijo...

Doc, coincido con usted. Pero incluso antes creo que el film ya empieza a cojear, cuando cambia radicalmente de punto de vista. Ahí se nota que se acabó la premisa de su corto, y toca estirar la idea para que pase de hora y media.

No diré decepción, pese a las ganas que le tenía, pero sí me ha parecido muy desaprovechada. Eso sí, los efectos especiales son soberbios!

1 saludo!

Möbius el Crononauta dijo...

¿Es como "Alien Nation" en plan comedia o algo?

Dr. Quatermass dijo...

Ivan, Metalia, claro que sí, con las expectativas adecuadas esta película es para disfrutar.

redrum, efectivamente el material para darle más consistencia de largo hubiera preferido que profundizara más en el tema sociológico. Los efectos impresionantes, si señor.

Möbius, voy a revisar Alien Nation porque ya eres la segunda persona que me la menciona (yo sincerametne la tengo olvidada). Ya la comentaremos.

Saludos!

Angel "Verbal" Kint dijo...

Quizás las expectativas eran demasiado altas...pero a mi lo que me jodió es que se apartara de su concepción inicial...
Ahora cogeré la copia que tengo en el disco duro y la analizaré plano a plano...espero poder ir a trabajar el lunes si me da tiempo acabar de verla

Damián de Haedo dijo...

Muchas ganas de verla. Aquí en Argentina se estrena en breve.

marguis dijo...

Pues a mi me han encantado cada una de sus partes, la crítica social es brutal, la forma de tratarlos ¡en Johannerburgo!, y lo de las crías, todos sonriendo, si es que es la mar de gracioso quemarlas a lo bonzo!!
Luego la segunda parte, aunque es radicalmente diferente, creo que está muy bien llevada, es acción, vale, pero por lo menos es clara y no te pierdes en lo de ¿quién está disparando? ¿quién se pega con quién? y se nota que el director ha jugado al Half Life o similar, porque esas primeras personas disparando son de juego total!! Y además bien hechas!!
Puede que luego se pierda en lo de ahora me capturan, me salvo por los pelos, me vuelven a capturar, me salvo por los pelos, que se repite unas cuantas veces, pero en cambio nos regala la escena de redención de nuestro antihéroe, que no por previsible, deja de tocarme el corazón, y la de un padre/madre y su hijo yendo hacia casa, que si eso no nos retuerce algo por dentro es que no somos humanos. Y por supuesto, el final!! Lo que mas me ha gustado, vuelta al documental, con la mujer sosteniendo la flor. ¡Por favor que no hagan segunda parte, el final ya está bien así!
Aunque claro, qué costó hacerla, 20 millones de dolares... y ha recaudado mas de 100... secuela segura. Corcholis!!

Dr. Quatermass dijo...

Angel, si que hay un cambio demasiado brusco y de una mirada a gran escala se pasa a un asunto individual, hace que se te desinfle algo la propuesta.

Damián, no entiendo porque no se estrenan las películas en la misma fecha en todo el mundo, es una molestia para todos.

Marguis, si es un gran detalle lo de las crias. A ver que tampoco es que la segunda parte me parezca mala ni mucho menos, es simplemente que desaprovecha la premisa de partida que daba para mucho más. Pero en global ya digo que es como para no perdersela.

Saludos!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Doctor, casi coincidimos, como he posteado en mi blog, para mi es casi una obra maestra, una de las mejores películas de ciencia ficción en años.
Yo entiendo ese cambio brusco como el cambio de perspectiva de la historia desde el punto de vista de Wikus.
Saludos

Kike dijo...

¿¿Sólo un siete?? Desacuerdo total. Estamos ante un peliculón de 8.5

Dr. Quatermass dijo...

Pero amigo Crowley, mi problema no es tanto el cambio de perspectiva como el dejar de tratar los interesantes temas sociológicos tan bien llevados los primeros 25 min.

Kike, dame argumentos hombre. Tampoco veo tan lejanas las notas...

Saludos!

Dante dijo...

Yo sigo creyendo que es un peliculazo con un problema grave de cambio de perspectiva no resuelto. Si durante la primera mitad se las ingenia magistralmente para mostrar retazos de la historia para ofrecer la perspeciva de la cámara en mano, se le escapa y no sabe solucionarlo en la segunda. Si hubiera mantenido esa óptica -aunque sé que es endiabladamente difícil por lo que explica- estaríamos ante una obra maestra. Alguna peripecia final del prota parece absurda, por eso.
Aún así es muy original y buena.
¡Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Dante, más o menos estamos en lineas parecidas, pero el problema es que mantener todo el metraje la premisa documental no es comercial (o no tanto como con las dosis de acción de la segunda parte). Pero es acción que está bien ejecutada, yo me quejo más de ocasión perdida de que no esté bien la peli en conjunto.

Saludos!

Nihilista dijo...

A mí me gustó bastante. La primera parte me pareció más original, pero en la segunda, aunque pierde originalidad, gana por la perspectiva del tipo. Es interesante cómo cambia de parecer, bastante egoistamente, cuando ve que le tratan como a uno.

Es como un nazi que descubre que es de sangre judía y tiene que replanteárselo todo.