"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

El discreto encanto de la burguesía (Le charme discret de la bourgeoisie)

Luis Buñuel, 1972
“El discreto encanto de la burguesía” pasa por ser la película donde por fin Buñuel consigue un gran reconocimiento internacional, culminado con el Oscar a la mejor película extranjera. Y lo es por méritos propios, ya que en esta cinta culminan todos los caminos que Buñuel llevaba años explorando (ya sabéis: Ridiculizar las convenciones sociales/sexuales/religiosas), y además de una manera asequible y entretenida dentro de su habitual bizarrería. Y creo que una gran virtud de la cinta es que se ha mantenido completamente vigente en su voluntad transgresora, la mayoría de las situaciones planteadas siguen siendo sorprendentes y originales vistas hoy día. Quizá se podría poner el pero de que similares temas y situaciones ya los había explorado extensivamente su autor en cintas pasadas, pero en cualquier caso esto también puede verse como que esta es la cinta donde culmina la búsqueda “buñuelesca” de la ruptura y del surrealismo en su obra quintaesencial (que no necesariamente la mejor).

-Vamos a mojar el churrete antes de la cena, ¿no?... total no vamos a cenar-

El eje de la película son unos personajes de la alta sociedad que repetidamente quedan para comer pero nunca pueden hacerlo, los más extraños fenómenos siempre impiden que el banquete se lleve a cabo. Esto por ejemplo incluye unas inesperadas maniobras militares, la repentina calentura de los anfitriones que prefieren echar un polvete que recibir a sus huéspedes, presentarse a cenar en el día equivocado o incluso ir a un restaurante donde los esforzados camareros pretenden servir la cena con un cadáver de cuerpo presente. Pero esto solo supone el eje de la trama, que en este caso está más fragmentada que nunca en pequeñas historias o viñetas, muchas veces anidadas en sueños o narraciones, que repasan el habitual catálogo de obsesiones del genio aragonés.

-Venga un paseíto para abrir el apetito, estoooo.... ¿donde vamos?-

Película donde destacan más los personajes y las situaciones que los actores, aunque Fernando Rey está brillante en su papel de corruptísimo diplomático asediado por grupos terroristas, y que decir de ese obispo que se ofrece para trabajar como jardinero y que finalmente no duda en descerrajar a tiros al asesino de sus padres justo después de darle la absolución. Multitud de situaciones extrañas y surrealistas son aceptadas con total naturalidad por los protagonistas, a los que vemos durante la película caminando apresuradamente en direcciones contradictorias, en escenas sin duda provocadoras.

-Nuestros amigos aparecen en un escenario sin saber como y se quedan nuevamente sin cenar.... ¡esta película da un hambre!-

Tenemos que darle infinitas gracias a Serge Silverman, el productor francés que sacó a Buñuel del exilio cinematográfico y le permitió realizar cinco o seis films en su última etapa franco-española disponiendo por fin de auténticos medios. Estas cintas supusieron la guinda a su ya brillante carrera, sin ellas Buñuel sería una rareza en lugar de una celebridad. En resumen, la película definitiva, el punto donde empezar, una de las mejores y la quintaesencia de Buñuel, demostrando cómo después de muchas décadas seguía siendo capaz de realizar cine surrealista de forma divertida para el espectador, y lo que es aún más sorprendente, ganar un Oscar.
Valoración: 9/10
.

11 comentarios:

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Sobrevalorada ida de olla por fascículos. Me parecen más asequibles, humorísticos, surrealistas y transgresores Bergman, Jodorowsky o Passolini, o cualquiera de su etapa guay de Los Olvidados, Virdiana o El Angel Exterminador.
Saludos!

Dialoguista dijo...

Genial esta película!!!
Es la única que vi de Buñuel, y todos coinciden que empecé bien, ajjajaja
La vi en el cine, hace poquitisimo, en un ciclo dedicado a Buñuel.
Y aunque yo no soy muy amante del cine de arte y ensayo, de lo subrrealista, y me suelo aburrir, jejejej, si, reconozco que tengo que tenerle más paciencia. Aqui, ya sabia a lo que iba (eso juega a favor en este tipo de cine), esta peli si que me gustó muchisimo!!
Y ni hablar que me rei de lo lindo!!
Muy buena!!!

Fantomas dijo...

Hace bastante tiempo tengo esta película juntando polvo en un rincón de mi casa. Aunque disfruto este tipo de películas, tengo que reconocer que tengo que mentalizarme para verlas y no escoger algo más "light".

Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Lucifer, déjese de Passolini que con Buñuel está el verdadero descojone, yo me río mucho que queréis que os diga.

Dialoguista, ¡tu si que sabes!, te recomiendo seguir profundizando en la filmografía del maestro, con "Viridiana" por ejemplo.

Pero Fantomas, si esta entra ligerísima, de lo más entretenida, o así me lo parece que cada uno tiene diferentes gustos.

Gracias por comentar!

Insanus dijo...

No la he visto, dr, pero lo haré, además tengo una gran curiosidad. ¿Sabes? Es ese típico título que llevo oyéndolo media vida.

Luis Cifer dijo...

El problema de Buñuel es que su cine se hace muy hermético y difícil para el gran público. Su notable desprecio por el público hace que su obra no sea conocida y/o entendida ni siquiera en su tierra.

Desde luego era un tipo genial y único, emparentado con todos los citados anteriormente.

Mr. Lombreeze dijo...

Lucifer, yo creo que de los que citas el único surrealista es Buñuel. El resto me gustan bastante menos. Solamente me emociona el Bergman "medieval".
El problema que tiene el cine de Buñuel es que es imposible de racionalizar y casi de analizar. Es el tegustaonotegusta casi puro. Esta misma película tiene un título totalmente improvisado en inventado por Buñuel de manera espontánea e irreflexiva. A mí es una película que me encanta.
Por cierto, Buñuel odiaba el póster de la peli.

Dr. Quatermass dijo...

Insanus, decidete hombre que ya verás que vale la pena.

Luis, te compro lo de hermético y de acuerdo en que es difícil en según que películas, pero a mi El discreto... me parece bastante asequible y disfrutable... siempre que no te pongas a analizar las idas de olla, que eso ya es para avanzados, pero ya sabéis que el amigo de Calanda se descojonaba cuando leía interpretaciones que él no había previsto para nada.

Lombreeze, ya sabía yo que serías seguidor (y no lo digo solo por cuestiones de sangre). Lo has sintetizado bien, es algo puede que visceral, te gusta o no y de la misma forma tragas con las flipadas o no. En cualquier caso es un cine extremo que no deja indiferente eso es indudable. Hoy estaba pensando en los cineastas actuales que son así de transgresores, los podemos contar con los dedos : Haneke, von Trier, ... poquitos

Saludos!

elprimerhombre dijo...

Lucifer, a mí me gusta bastante Bergman pero creo que en varias ocasiones no es muy asequible. Y de verdad cree que Passolini es asequible?
A mí El discreto encanto de la burguesía me encantó. Me enganchó desde la primera escena hasta la última. Soberbia.
Y me avergüenza un poco que haya leído mi crítica de Léolo porque ya le dije que era paupérrima, además cuando usted empezó su blog ya hacía las críticas muy bien, cuando no intercalaba fotos entre los párrafos. Yo tuve que ir aprendiendo a explicarme y a dejar más de lado tantos sentimientos.
Un saludo!

Bargalloneta dijo...

Fui a ver El último guión y me encantó...
Reconozco avergonzada saber poca cosa de Don Luis y ahora tengo ganas de ver sus trabajos... aunque recuerdo la dureza de Los Olvidados o las Hurdes...
gracias a tu comentario también quier ver esta.
un abrazo

Dr. Quatermass dijo...

primerhombre, pues yo tampoco acabo de comprender el comentario de Lucifer. Es lo que me pasó a mi com El discreto encanto...., me enganchó enseguidda, pero parece ser que hay gente que la encuentra aburrida, bueno todo son opiniones.

Bargalloneta, El último guión es un precioso documental sobre la vida del maestro, forma parte de una terna de tres o cuatro que circulan por ahí y todos son preciosos, la vida de éste hombre es fascinante. Y un par de libros que os recomendaré en breve.

Saludos