"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

1001 cosas que no vas a hacer antes de morir (ni falta que te hace)



Hace tiempo que me ronda por la cabeza la idea de escribir algo sobre lo inabarcable de las manifestaciones culturales o artísticas. Una amigo mencionó hace un tiempo algo así como que "nadie merece morir sin haber escuchado las obras de Mahler" (ciertamente, pero ¿porque Mahler y no otro de los tropecientos compositores que merecen la pena?) y hace poco di con este texto que me hizo reflexionar sobre el mismo tema:  El crítico de cine Tomás Fernández Valentí escribía en una entrada de su blog (después de enunciar una larga lista de directores poco conocidos):

Honestamente, si alguien conoce toda la filmografía de todos esos cineastas que acabo de citar, y además toda la de todos los que no he citado, teniendo además un profundo conocimiento del cine mudo norteamericano, europeo y asiático, de la producción del “Hollywood clásico”, del cine europeo y asiático de los años treinta, cuarenta, cincuenta y sesenta (incluyendo el realismo poético francés, el neorrealismo italiano, la Nouvelle Vague, el New American Cinema y el underground, el Free Cinema británico y los Nuevos Cines del este y latinoamericanos de esa época), una perspectiva completa de la producción cinematográfica mundial desde los años setenta y hasta la actualidad, de todo el cine de género (terror, comedia, drama, acción, etc.), del documental, del cine de animación, etc., etc., y por supuesto, una visión exhaustiva de la producción española del silente hasta el día de hoy, siendo capaz de trazar todo el arco que va de Segundo de Chomón hasta Jaime Rosales; si, como digo, esa persona existe, y además tiene tiempo para llevar una vida rica y plena, se ha ganado mi más completa y rendida admiración.

Palabras con las que no puedo estar mas de acuerdo. Solo hablando de cine, el asunto es literalmente, inabarcable. Imaginemos pues que alguien (como es mi caso) no solo es una apasionado del cine sino de la música rock en su más amplia expresión. Hablemos solo de lanzamientos de grupos actuales, ¿alguien se atreve a contar el número de nuevos álbumes que se lanzan anualmente en todo el mundo en la era de las discográficas independientes y la autoedición?. Imaginemos que eres amplio de miras y sin hacerle ascos a nada te van por igual el blues, el hard rock, el pop, el progresivo, el alternativo, el post-rock, el doom-metal, ...... ¿cuantos discos tienes que escuchar al mes para estar al día?, ¿cientos?. Imagina que además quieres tener un buen conocimiento de la historia del rock y profundizar en la era del rock'n'roll, el british invasion, la psicodelia, las grandes bandas de los 70, el punk, la new-wave, el gothic rock, la electrónica, el grunge, el brit-pop, etc. ¿cual es el mínimo número de discos que necesitas para tener un mínimo conocimiento?.......


Y ya por último imagina que además te van la literatura, el teatro, los videojuegos, la música clásica, la pintura, la escultura, el cómic, la ópera, las series de TV, etc, etc. Infinito multiplicado por infinito igual a infinito o lo que es lo mismo: en toda la historia de la humanidad no ha habido un solo hombre al que no se le pudiera llamar inculto. Por ello he tomado ese título para el post, esa horrible serie de libros que en 1001 propuestas se atreven a proponer todo lo que debes hacer antes de pasar a mejor vida incluyendo cine, libros, música, cocina, viajes, y un largo etcétera. No se vosotros pero yo lo tengo muy claro, me voy a morir muy tranquilo sin haber hecho todo eso.
 
¿Cual es realmente el mínimo?, ¿donde fijamos el límite de cada arte antes de considerar a alguien inculto?, ¿debemos tener en cuenta todas las artes?... ¿un experto en cine que no ha leído a García Márquez es un inculto?, ¿un experto en música clásica que no ha visto "Centauros del desierto" o "2001" es un inculto?. ¿un experto en papiroflexia austrohúngara que no sabe de macramé hindú es un inculto? Seguiremos reflexionando sobre este interesante tema en futuros posts. De entrada se que estas preguntas no tienen respuesta, pero... ¿y lo que nos vamos a entretener?

26 comentarios:

Manuel J dijo...

Yo soy un apasionado de la música y en ocasiones me lamento por no poder abarcar más de lo que escucho. Entro habitualmente en páginas sobre música y diariamente hay nuevos discos esperando ser escuchados, que además se suman al amplio catálogo que va detrás. Es imposible. Me pierdo cosas que seguro me encantarían, pero la cosa es así.

Sería genial tener un puerto USB en la nuca y descargar ahí toda la información para disfrutarla cuanto antes, pero mientras inventan algo así... sólo nos quedan unos puertos con una tasa de transferencia algo más lenta: ojos, oídos y demás xD

Pero bueno, no todo es tener un hobby. Al final todos muertos y toda esa información inútil almacenada (para que nos vamos a engañar) se la comen los gusanos. Lo mejor es disfrutar de todo un poco y dejarse llevar. Que encuentras un buen disco o una buena película, pues un buen rato que te pasas.

rockomic dijo...

Tu mismo lo has dicho todo.
Yo leo còmics de Spiderman y nunca he leido a Garcia Márquez ni al 99% de escritores "que hay que leer", y soy la mar de feliz.
Nuestra curiosidad es la que decide. Pero eso sí, que no falte. Si tenemos curiosidad es que estamos vivos.
Conclusión, a disfrutar de lo que nos guste sin comernos la olla.

TSI-NA-PAH dijo...

Se es feliz con lo que se disfruta.Yo estoy continuamente leyendo y escuchando musica, pero por el placer de disfrutarlo, ya sea Mozart o Nashville Pussy! Tintin o Kafka,Dreyer o Santiago Segura!
Un saludo

redrum dijo...

Se genera más música, literatura y cine cada día del que podríamos abarcar dentro de ese mismo día, por lo que siempre seremos algo más incultos que ayer.

Supongo que esas guías sólo son orientantivas, aunque 1001 me parece un número bastante grande.

Y claro, hay que buscar ser feliz, disfrutarlo, etc. pero si quieres ser un experto en un tema, toca también abrir el abanico de posibilidades, aunque siempre habrá alguien que nos pueda tachar de incultos.

1 saludo!

Einer dijo...

He leído que a finales de este siglo el conocimiento se aprenderá de manera instantánea ya que la gente tendrá implantes de memoria en el cerebro. ¿Os imagináis el coñazo que será eso? Lo bonito del cine, de la música, de la literatura y de todo en general es descubrirlo poco a poco, a tu ritmo. ¿No daríais lo que fuera por volver a ver por primera vez las películas que os marcaron o escuchar la música que os hizo sentir algo especial? ¿Si pudiéramos tener todo el conocimiento de golpe no se perdería la magia del hallazgo? ¿Del descubrimiento?
El problema es que una vida no es suficiente pero, ¿lo serían cien vidas? ¿O tal vez mil? Nunca podremos abarcarlo todo, pero oye, qué feliz soy en mi incultura.

Trónak el Kárbaro dijo...

Me encanta la literatura, la música y el cine. Durante unos años la sensación de no poder abarcar todo lo que quería me producía cierta angustia. No conseguía llegar a todas las novedades y seguir profundizando con los clásicos y encima, cada vez se publican mas y mas novedades que me producían cierta sensación de ahogo. Conclusión, libros como el que mencionas u otros sobre discos los uso como referencia para descubrir cosas nuevas o antiguas pero sin más.

Selecciono y no me importa perderme lo último de no-se-quién porque sea la novedad, porque a día de hoy, una novedad (o moda) deja de serlo en quince días (frase encuchada: ¡jooodeeer pero donde vives! !eso salió hace tres semanas!)Pues eso, cada uno a lo suyo.

(!) hombre perplejo dijo...

¿Dreyer y Santiago Segura? Ahí me has matao, TSI-NA-PAH !)

Por cierto, si fuéramos "Mr. Nobody" lo podríamos hacer. Recuerdo algunos personajes que aprovecharon vidas "eternas" para seguir aprendiendo: el líder de "Horizontes perdidos", Bill Murray en "Atrapado en el tiempo"... Da para un post; igual me decido y lo crossoverreo con el tuyo !)

ANRO dijo...

Pues mira amigo, a mí me faltan un mogollón de cosas que no he podido hacer en mi relativamente larga vida.Pero te aseguro que he gozado a tope de experiencias de la más variada índole...Que aun tengo cantidad de cosas por hacer?....Por supuesto. Tengo una nutrida, diría que abultada biblioteca, cientos y cientos de CDs, alrededor de 1.500 comics, y todas las películas que me han gustado o me van a gustar....Total, que es posible que aun aguante un tirón y la tía de la güadaña pase desapercibida un tiempo y me de lugar para seguir gozando con tranquilidad de todo lo que tengo...y que por supuesto comparto con vosotros por medio de un blog que me reporta un goce extraordinario.
Un abrazote.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

En mi clase no saben quién es George Harrison y conocen a Keith Richards porque sale en 'Piratas del Caribe'. La verdad, será pedante, pero no saber quiénes -es pura culturilla- son sí me parece ser inculto, como no saber quién es García Márquez o yo qué sé, Rembrandt. Es pura culturilla general, que hay que saber un poco de todo. Aunque tampoco es plan de ser una enciclopedia andante y considerar al resto de la gente inferior por no saber tanto como tú. Pero creo que mi término medio es bastante razonable. Esos libros son amenos y tal, pero, lo dicho, tampoco son nada para tomarse muy en serio.

Sobre el mínimo de discos que hay que escuchar para tener un mínimo de conocimiento... jarl, podríamos encerrarnos para siempre. Pero escuchar un poco de todo y vivir en este planeta no cuesta tanto, ojearse un par de revistas al mes para saber qué discos han salido y bajarse los que tienen buena pinta... es mucho más fácil saber de rock que ser una enciclopedia en literatura o arte.

Mr. Lombreeze dijo...

Absolutamente de acuerdo con lo de la inabarcabilidad de todas las propuestas de ocio a las que tenemos acceso a día de hoy.
Habría que definir qué es un tipo culto y un inculto. Desde luego con la definición clásica y esnob que busca al hombre del Renacimiento, es cierto lo que dices: somos todos unos incultos.
Pero yo me pregunto, ¿Es más culto aquel que el domingo por la tarde ve una película de Bergman en lugar de ver la F1?, ¿por qué?, ¿tiene más mérito admirar y sobrecogerse con la obra personalísima de un señor al que le agobia ser burgués que admirar el trabajo de un grupo de señores que consigue hacer correr a un piloto a 300 kms/h?.
Ahí va mi definición de inculto: aquel que no demuestra sensibilidad ni interés alguno por ninguna manifestación artística.
Y, gratis, la de pedante: aquel que cree que su sensibilidad, que sus artes, son mejores que las de los otros.

En el siglo XX la artes clásicas se acomplejaron con la llegada de las nuevas artes y los críticos y las vanguardias conviertieron la cultura en sinónimo de élite hasta el punto de que el divorcio entre las artes plásticas y la música clásica con el público mayoritario fue casi total. El cine lleva camino ahora de convertirse en lo mismo: uno no puede ir a un cine forum a decir que su película favorita es V de Vendetta porque se le ríen. Claro, seguramente se le ríen tipos que no tienen novia y que tienen que pagarlo con alguien. La cosa se está polarizando y ya casi solamente podemos elegir en la oferta actual entre películas basura y películas hipertrascendentes.
Pues os digo una cosa, este esnobismo cultural fue el que mató a la música clásica en el siglo XX y hoy, 100 años después, todavía no se ha recuperado.

Ah, por cierto, a mí los libricos de 1001... me gustan, siempre se aprende algo.
¡no me sea ud. esnob!

Crowley dijo...

Gran verdad la esgrimida por TOmás y gran verdad la tuya, amigo Quatermass.
Es inabarcable todo, lectura, películas, comics, música... Hay que seleccionar y quedarse con lo que a uno le gusta, alejándose de modas premeditadas (que suelen ser pasajeras) y destinando nuestro poco tiempo libre a lo que nos guste de verdad (sea de hoy y de ayer)
Un saludo

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Creo que lo bonito de meterse en estas cosas, el cine, la música, etc, es poder aprender algo de nosotros mismos. O sea, ¿porqué nos gusta lo que nos gusta y no lo contrario? ¿porqué gastamos tiempo en ello y no en otra cosa? ¿porqué tanta gente adora los subtítulos cuando son un atentado al medio?

Siempre he defendido que no existe un baremo absoluto para el arte, pero ojo, los incultos existen y los pedantes también, saber cuando cojeamos de un extremo o de otro es lo que nos hace menos incultos, a la larga. Saber poner la línea de lo que sabemos y gustamos y lo que no tenemos ni zorra es otra pista, mas instrumentalista y epistemológica, para guiarnos en el viaje.
Tener una lista de 1001... es algo temporal, las cosas mas notables se las encuentra uno por el camino, pero son un buen punto de partida si alguien se mete en un terreno desconocido a la brava. Eso permite tener sinó una gran cultura, una base mínima y común a gente interesada en un mismo tema, ni que sea para hacer un chiste friki. Como decirle que la respuesta a sus preguntas sobre discos y libros es exactamente... 42!

David dijo...

Buuufff...
Casi me gustan más los comentarios que el post (por una vez vas a tener razón con el lema ese de "más interesantes que...")
Lo digo por lo de "disfrutar y no romperse la cabeza", "curiosidad para mantenerse vivo", etc..
Por lo demás, lecturas, visionados y demás... Cada uno disfrute con lo que pueda y le dé tiempo. Eso sí, está claro que a todo no llegamos. ¿es imperdonable no ver/escuchar/leer ciertos clásicos?
Pues bueno... en otra vida.
Un saludito.
PD: Tienes unos post a veces que me resultan muy curiosos, Quatermass. ¿Te agobias pensando que no vas a llegar a escucharlo/leerlo/verlo todo? (así estamos todos) Ja,ja.

Dr. Quatermass dijo...

Manuel, es cierto y es algo que uno aprende con el tiempo que es mejor cogerse unos pocos discos y entrar en ellos de verdad apreciandolos en todo su detalle (como hacíamos hace 10 años cuando nos comprábamos un CD), que tener 500 álbumes en el disco duro y descartarlos tras escuchar 5 segundos de cada tema.

rockomic, nada es obligatorio pero hay unos mínimos que forman parte de la culturilla general que nos forma como personas. Está bien tratar de ser iconoclasta pero García Márquez, joder, es como no haber escuchado nunca a los Beatles o no haber visto Star Wars... En lo que si que estoy de acuerdo es en lo de la curiosidad y la ilusión por descubrir, es la clave de todo, como comenta TSI-NA-PAH

redrum, ahí está el tema, es imposible estar al día en un solo arte, no te digo ya de varios y si miramos la historia pues de ahí el "agobio". Lo del número daría para mucho, estoy seguro que se puede tener una buena perspectiva de un arte con 10 buenos ejemplos.

Einer, (!) perplejo, gran tema, ¿cuantas vidas necesitamos? y lo de la ficción... yo cuando veía "Origen" y se planteaban que estaban 50 años en el Limbo me imaginaba con una biblioteca a mano siendo el más feliz del mundo....

ANRO, Lo de que al final te vas a morir y nunca podrás llegar a conocer todo lo que te gustaría es otra reflexión vital cuando intentas meterte a fondo en algo inabarcable que inevitablemente te lleva al camino de la racionalidad.

Tronak, Crowley, ciertamente si algo no hay que hacer en este planteamiento es seguir modas o cerrarte en algo muy concreto. Pero a eso solo se aprende con los años.

Aitor, el debate sobre si es más fácil saber de rock o de otra cosa daría para mucho, pero comparto tu visión en que unos mínimos hay que tener de las artes principales. Se trata de vivir en este mundo y no en otro. Y ojo que nadie estamos libres de "culpa", ahora mismito estoy escuchando el "All things must pass" de Harrison que no había escuchado nunca. Lo que a uno le parece imprescindible a otro le parecerá irrelevante.

Dr. Quatermass dijo...

Lombreeze, muy de acuerdo con tus definiciones... y sí, saberse la vida y milagros del mundial de F1 es efectivamente cultura con el mismo valor que una de Bergman. El tema aquí es que si no sabes quien es Bergman y nunca has visto una película suya te falta algo en tu bagaje cultural (no digo ser un experto, solo haber visto alguna vez una película de Bergman). Sobre los libros de 1001, no digo que no sean entretenidos o que no se descubran cosas interesantes (innegable), lo que es erróneo es el concepto que tienen algunos de que ahí está todo lo que necesitas, que haciendo todo lo que dice esos libros no necesitas mirar a ningún sitio más, o que estás obligado a hacer todo eso (el título no puede ser más elocuente).

Lucifer, ahora me vas a tener que explicar lo de los 42 que me has picado la curiosidad. Tienes razón en que al final se trata de conocerse a uno mismo y asumir como eres. Si alguien decide que en su tiempo libre se dedica a zapear por la TV y la menor de sus preocupaciones es ver una película entera o escuchar un álbum completo, no es por ello mejor o peor persona pero entre el eje que va de la incultura a la erudición se posiciona cerca de la primera.

David, ciertamente gran valor en estos comentarios. No es que me agobie por lo que no voy a ver / leer / escuchar, se trata de una pregunta que me hago a menudo (raro que es uno) de cual es lo mínimo que te da un bagaje cultural "adecuado", entendiendo por "adecuado" quedarte en el punto medio entre la incultura y la erudición. Si en una cena hablamos de Hitchcock y alguien me dice que nunca ha visto una película de ese señor o se habla de Led Zeppelin y te dicen que nunca los han escuchado (caso real), pues me parece un bagaje cultural "inadecuado", como comenta Aitor, no cuesta nada vivir en este mundo, y además, es que se demuestra tan poca curiosidad que te puedes imaginar lo rutinario y soso de esa vida. La cultura (incluso la más comercial) está llena de referencias culturales cruzadas, casi sin quererlo una cosa te va llevando a la otra, y ojo que ahora me estoy poniendo un pelín pedante....

Bueno seguiremos informando, muchas gracias por tan sabias aportaciones....

GCPG dijo...

Mr. Lombreeze ya ha dado unas definiciones estupendas. Para qué más.

Pero sí: un experto en papiroflexia austrohúngara debería saber macramé hindú... ¡Y VICEVERSA, claro!

Yo creo que todos, más o menos, hemos tenido "uno de esos días" en que nos hemos visto apabullados por el tiempo: he de verlo todo, escucharlo todo, leerlo todo, definirme en todo. No solo es imposible, sino que además es una tontería. No somos más sensibles por haber visto más películas que nadie o haber oído más discos que ningún otro. Eso surge de una forma natural, "te lo va pidiendo el cuerpo", y tu propia sensibilidad se agudiza según las propias necesidades.

Y sin unas birritas por delante, no me dan ganas de hablar más, que se me seca la garganta, jaja.

¿1001? A mí no me desagradan esas ediciones, tienen su gracia por lo que recomiendan y sobre todo, por lo que obvian.

Saludos, Quat.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Suerte de wikipedia para hablar de El sentido de la Vida, el Universo y todo lo Demás

rockomic dijo...

Bueno, una cosa es no saber quien es García Márquez y otra muy diferente no haberlo leido nunca. No dudo que, como otros muchos escritores que tampoco he leido, me podría entusiasmar, pero tengo otras prioridades, poco tiempo y realmente no me llama atención. Lo que no sería coherente sería leer a Márquez (por seguir con el mismo ejemplo) porque simplemente hay que leerle, y no porque nos sintamos realmente atraidos por sus lineas.
Por ejemplo, puedo entender que alguien no haya visto ningún John Ford o no haya escuchado a Pink Floyd, mientras se sienta atraido o interesado por otro tipo de movidas fílmicas o musicales o simplemente otras manifestaciones artísticas. Los mínimos realmente son relativos y los marcamos cada uno de forma individual.

Dr. Litos dijo...

Jolines, no me ha quedado nada para añadir al debate... pero no me puedo quedar sin decir al menos que me congratula comprobar que todos hemos tenido estas mismas impresiones y agobios; una compañera de trabajo lo llama "estrés cultural", cada vez que mentamos películas o libros que uno de los dos no conoce o no ha leído...

Creo que efectivamente al menos es un consuelo saber qué cosas están ahí, auqnue nunca nos de tiempo a conocerlas profusamente; en ese aspecto lo de la wikipedia e internet en general es una gran ayuda, puede uno no haber visto "Ciudadano Kane" pero al menos saber que es la obra maestra de Orson Welles y que cambió la historia del cine. Y lo de leer por leer o dedicarse a repasar la filmografía de David Lynch porque esté bien considerado, si te parece un coñazo, es igualmente absurdo.

Os dejo, que tengo 1000 cosas más que hacer antes de morir (una era comentar este post).

Mr. Lombreeze dijo...

Ahora que se va cerrando el debate es hora de las confesiones en plan alcohólicos anónimos:
"Hola, soy Mr. Lombreeze y Vertigo me parece una película malísima".

Pfff qué a gusto me he quedado.

rockomic dijo...

Ahora voy yo.
Vértigo es mi película favorita de la historia.
;-)

Dr. Quatermass dijo...

GCPG, efectivamente te acabas dando cuenta de que intentar abarcarlo todo es imposible, el problema puede venir si decides que ante la imposibilidad de abarcarlo todo de todo intentas abarcar algo más concreto, por ejemplo: ver todas las películas de ciencia ficción realizadas en chechoslovaquia o tener todos los discos de rock progresivo editados en italia, misiones que en si acaban siendo también imposibles con la consiguiente conclusión de que mejor haber dedicado el tiempo a otra cosa. Por cierto, a uno de esos ejemplos frikiosos de completismo cultural le dediqué no pocos esfuerzos hace unos años, adivianr cual :-)

rockomic, es cierto, en el ejemplo que pongo de que no haber leído a García Márquez es como no haber visto Star Wars o escuchado a los Beatles, nadie sería quien para decir que esas dos cosas sean imprescindibles. Y sí, obviamente es diferente no saber quien es que no haberlo leído.

Litos, "estrés cultural" podría ser una buena definición del asunto, pero como se ha comentado más arriba, esa excitación es la que demuestra que nos queda curiosidad, ilusión y nos hace estar vivos.

Hola, Soy Dr.Quatermass y confieso que no he leígo "El guardian en el centeno" pero me basta con saber que el insigne gusano Mr.Lombreeze la considera la mejor novela de la historia, que es todo lo que se necesita saber de ese libro. Así mismo lo pondría en un examen de selectividad y fijo que apruebo.

Un saludote

GCPG dijo...

Imposible adivinarlo. Si digo cualquier cosa coherente, me saldrás con algo más inaudito. Pero estaré encantado de saberlo :D

Mientras oía a King Crimson (hace ya muuuucho tiempo) me dio por leer a Kant. Así que estoy curado de espantos, jajaja.

Insanus dijo...

El problema para mí ha venido con Internet. Antes era consciente de que no podría abarcar todo lo que me gusta, pero me resignaba e iba avanzando como podía, cada vez con más frentes abiertos: cine de género, cine contemporáneo, cine clásico, música pop, rock, novelas, ensayos, libros de cine, videojuegos (pc y consolas varias: una vida entera se te puede ir ahí, disfrutando como un gorrino, eso sí), televisión (series, docus), figuritas (de plástico, tallas, en resina: ya lo dejé también), radio (nocturna y diurna: por culpa del Cebri iba con ojeras permanentes durante años), etc. Incluso cerré la división "tebeos" porque era un sinvivir: caros, me duraban media tarde y no podía atender a todo lo que me interesaba en ese campo.

Ahora, con Internet, leyendo blogs, webs y foros, se me crea a veces una angustiosa sensación de haragán cultural, de vago de tomo y lomo, de principiante eterno. Leer a ese Tomás ha sido balsámico, joder.

Dr. Quatermass dijo...

GCPG pues iba más por el tema rock progresivo, al que me dediqué de manera casi enfermiza por unos años. Ya explicaré un día.

Insanus, que me vas a contar, a mi el tema cómic tambien me entusiasmaba pero no había manera de amortizar la pasta, lo dejé por eso. Cubríamos menos terreno pero tocábamos más palos, que querer ser exhaustivo también provoca que hagas menos cosas. Y ojo gran apunte lo último que comentas, digno de estudio también, a veces dedicamos dos horas a leer blogs que nos comentan las maravillas de tal o cual película cuando podríamos haber invertido el escaso tiempo en ver la película en cuestión....

Un saludote

GCPG dijo...

A mí el "rock" progresivo me dio fuerte a los dieciocho. Y me duró unos cuantos años. Después, simplemente, "progresé".

Saludos, Quat