"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

Lawrence de Arabia (Lawrence of Arabia)

David Lean, 1962
Resulta increíble ver como han cambiado (a peor) los gustos cinematográficos del público. Lawrence de Arabia dura 3,5 horas y exige al espectador un cierto esfuerzo, ya que no es una película fácil, sin embargo ello no la privó de romper récords de taquilla en su momento. La película relata la historia real de este personaje británico que durante la primera guerra mundial consiguió unir a varias tribus árabes contra el invasor turco-alemán. Ésta fue la segunda de la trilogía de super-producciones de un David Lean que venía de realizar “El puente sobre el río Kwai”, para realizar posteriormente “Doctor Zhivago”. Las tres películas comparten bastantes puntos comunes: Detalladas reconstrucciones históricas, meticuloso retrato de los personajes, ampulosas producciones con grandes escenas de masas, exageradas duraciones de tres horas…. todas ellas han quedado como hitos de la historia del cine, pero sin lugar a duda “Lawrence de Arabia” es la que resulta unánimemente reconocida como el mayor hito de Lean (por otra parte autor de otras obras muy interesantes como “Breve Encuentro” o “La hija de Ryan”). Muchas cosas destacan en esta gran película, empezando por los escenarios naturales en el desierto fotografíados de forma brillante, el increíble casting liderado por el inolvidable papel de Peter O’Toole sin olvidar a Omar Sharif y especialmente Anthonny Quinn, las aún no superadas escenas de masas con miles de camellos, caballos, ataques a trenes y otras muchas escenas espectaculares, y por encima de todo el meticuloso retrato de la extraña personalidad de Lawrence, cuya evolución le lleva de entusiasta aventurero a despiadado mercenario (evolución forzada por la violación que sufrió a manos de un oficial turco y que en la película solo se insinúa debido a la censura de la época). Un hito en la historia del cine, absolutamente fascinante e inolvidable en sus dos primeros tercios, pero que personalmente se me atasca algo en sus intrigas políticas finales. A pesar de ello, resulta de visión imprescindible, y por cierto, si alguien se entera de donde se puede ver en un cine de pantalla gigante que me avise, ése es el hábitat natural de esta cinta.
Valoración: 8/10
.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Es un ejemplo arquetípico del cine en estado puro, con tiempo de rodaje y presupuesto prácticamente ilimitado, sin estar dirigido a ningun 'target' de público en concreto ni pensado para vender más palomitas al espectador, encajar en la parrilla de las salas ni facilitar el 'product placement' a los de siempre ni preparar el camino al merchandising (estaria ver tener el muñequito de Lawrence con el pack camello + rifle;-) O sea, todo lo que ahora el cine no es. Revindico un 10/10 para este filme no sólo como obra de excepcional valor sino como un hito. Aunque infrecuente, muchos de los hitos en la história no han sido los puntos de inflexión sinó los máximos, y este filme lo es por todo lo sabiamente expuesto por el Dr. Quatermass.
Saludos Arabigos
Nacho Z. Jeans

Dr. Quatermass dijo...

Hola Nacho, bienvenido al blog.
Me ha gustado mucho tu texto, sobre la nota, no puedo obviar que hay una parte de cierta duración que me aburre, por mucho que durante 2,5h piense que es una obra maestra absoluta, entonces creo que no sería honesto conmigo mismo poner una nota máxima. De alguna manera es algo parecido a lo que me ocurre con 2001, creo que es algo muy cercano a una obra maestra, pero... ¿puedo considerarla como tal si durante los 20 minutos del "viaje psicodélico" me aburro?. En fin es un interesante debate ver si la grandeza de una película ha de permitir "perdonar" ciertos pecados.
Saludos, y que nunca te pille un oficial turco!

Fantomas dijo...

Un clásico absoluto que ha soportado bien el paso del tiempo. Me topé con varios comentarios tuyos en ciertos blogs que visito así que decidí echarle un vistazo al tuyo. He decidido agregarte a mi lista de enlaces. Si quieres, pasa por mi blog y me das tu opinión.

Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Bienvenido Fantomas, me alegro de que te guste el blog y lo hayas enlazado. Estaría encantado de visitar el tuyo... ¡si supiera donde está!

Spirit dijo...

La verdad, un gran clasico. Salvo por los momentos densos que hay que atravesar para llegar a la pelicula en si.
Excelente reseña!!
Saludos!!

Kike dijo...

¡¡VIVA EL PROFESOR QUATERMASS Y LAS LANGOSTAS ESPACIALES DEL METRO DE LONDRES!!

Anónimo dijo...

Quatermass expone que a ciertas cintas se les perdonan pequeñas cosas por ser tan digamos "Obras maestras".
En 2001 la hiperbole del hueso y la nave vale por 100 minutos de psicodelia viajente y aburrida!!!!!
Y en Lawrence la llegada desde lo lejos del camello es absolutamente magistral...

HAL9000

Dr. Quatermass dijo...

Hombre HAL9000 ya se te echaba de menos por aquí. Pero ya repasaremos 2001 un día de estos y tendremos "carnaza" para debatir si la hipérbole compensa el COÑAZO del viaje. En Lawerence mis problemas no son con el camello, son con las intrigas políticas del final...
Saludos!