"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

La Dolce Vita

Federico Felliini, 1960
Resulta curioso que habiéndome visto seducido por la primera etapa neorrealista de Fellini ("La Strada"), su visión provocadora de los mitos y leyendas clásicas ("Satyricon"), su aclamada obra coral ("Amarcord") y sobre todo su gran legado en forma de ejercicio surrealista/intelectual (la obra maestra "8 ½"), resulta que "La Dolce Vita", seguramente la película quintaesencial de su autor según muchos críticos, ha podido con mi paciencia. Digamos que tres horas de búsqueda existencial de Marcello Mastroianni debatiéndose entre la literatura y el periodismo de cotilleo por un lado, y entre sus diversas novias y amantes por otro, han acabado por aburrirme soberanamente.

-La escena cumbre, ¡ah! como para no meterse en la fuente...-

Lo que pasa es que Fellini siempre es Fellini, y si de-construimos la película y nos quedamos con lo aparentemente accesorio, tenemos cosas muy interesantes en La Dolce Vita. La larga escena donde dos niños presencian apariciones divinas, y el alucinante tinglado mediático que se monta alrededor de la situación (con enfermos buscando milagro fallecidos de por medio) se puede contar entre los mejores momentos de su autor. Y lo mismo podríamos decir de alguna de las reuniones sociales donde el personaje de Mastroianni tiene el placer de asistir para contemplar ejemplares comportamientos familiares que terminarán con espeluznantes tragedias. Y por supuesto tenemos la famosa escena de Anita Ekberg bañándose en La Fontana de Trevi, precedida por otra gran secuencia coral de una fiesta donde se homenajea a la actriz venida de Estados Unidos que supone el mejor terreno donde se desenvuelve Fellini. Y siempre contamos también con Nino Rota, bandas sonoras mágicas e inolvidables para cualquier película del maestro.

-Con todos ustedes, el amigo Paparazzo o el periodista entrometido amigo del protagonista y que acabó dando nombre a su profesión, ¿os suena lo de Paparazzi?-

Pero “La Dolce Vita me ha parecido un sobre-ambicioso ensayo sobre la estupidez humana y las ambiciones artísticas, cruzado con los lances amorosos de su protagonista. Como vemos un argumento muy parecido al de “8 ½”, parece como si “La Dolce Vita hubiera sido un ensayo de Fellini para llegar a su obra magna, pero es que las tres horas de duración se acaban haciendo eternas, por mucho que como he enumerado, tengamos no pocos elementos de interés. Así que en este caso (y me voy a quedar con la conciencia muy tranquila por hacerlo), me voy a posicionar de forma lejana respecto de las posturas críticas políticamente correctas y voy a calificar a esta película como globalmente discreta.
Valoración: 6/10
.

17 comentarios:

Dante dijo...

Pues estoy muy de acuerdo en tu apreciación, extremadamente larga, aunque no por eso mala, al contrario. Y como dices, aunque les duela a los puristas de la crítica cinematográfica.
¿No te has parado a pensar que señalar los defectos de una obra considerada magna (ya sea en literatura, cine, música) se considera casi un sacrilegio?
Pues eso. Totalmente de acuerdo.
¡Saludos!

Dante dijo...

[Corrección de alguna falta:]
Pues estoy muy de acuerdo con tu apreciación. La peli es extremadamente larga, aunque no por eso mala, más bien al contrario. Y como dices, aunque les duela a los puristas de la crítica cinematográfica.
¿No te has parado a pensar que señalar los defectos de una obra considerada magna (ya sea en literatura, cine, música) está considero como casi un sacrilegio?
Pues eso. Totalmente de acuerdo.
¡Saludos!

Bargalloneta dijo...

no la recuerdo mucho...la tendria que recuperar.... si lo hago en breve te comento
saludos

Fantomas dijo...

Es de las películas más nombradas de Fellini. En lo personal, me quedo con Amarcord.

Saludos.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Prefiero 8 1/2 antes que esta, desde luego, que es excesivamente larga. Prefiero Amarcord o La Strada. Dante tiene razón, parece que hay ciertas personas o películas que no se pueden tocar ni criticar so pena de ser acusado poco menos que de brujería, pero las cosas como son, si una peli es un tostón, pues es un tostón y punto.
Saludos

Quimerico Inquilino dijo...

Fellini siempre me ha parecido un creador de secuencias maravillosas pero sin llegar a cuajar un film redondo (bueno, exceptuando la grandiosa Amacord).
La Dolce Vita la tengo comprada desde hace tiempo en DVD y su larga duración siempre influye para no decidirme a verla (es otro problema que tengo, no puedo con los films de más de 2 horas XD).
Tu reseña no me ha terminda de animar precisamente, jejeje...
De los neo italianos siempre he preferido a Rosellini e incluso a De Sica; Fellini me ha resultado siempre pedante ¿qué se la va a hacer?

Un saludo

Mr. Lombreeze dijo...

Coincido 100% con la primera frase de Quimerico Inquilino.
Larguísima y sobrevalorada película que debe mucha parte de su fama a las tetas de Anita Ekberg.
Dentro del cine de Fellini, del cual no soy muy devoto, me quedo con su primera etapa. Sus mejores pelis son para mí La Strada y Las noches de Cabiria. Dos preciosidades más hermosas que 8 1/2 o Amarcord.
Lo de Nino Rota es espectacular.

Insanus dijo...

La vi de niño, como casi todo lo de Fellini que daban por la tele. Es hora de enfrentarme a él de nuevo, sí.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

La tengo pendiente, pero quizá me la pongo por capítulos, visto lo visto.
Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Dante, me alegro en coincidir contigo. Si que es como "políticamente incorrecto" señalar como discretas a películas que yo llamo "obras maestras de enciclopedia". Es un tema que da para mucho, pero personalmente yo tengo claro que para poder seguir siendo obras maestras tienen que seguir asombrando hoy día, y hay determinado cine que en mi opinión se le ha pasado un poco el arroz, y curiosamente no hablo de años 30-40-50, sino 60 (sobre todo) y 70. Hablaremos de ello.

Bargalloneta, Insanus, Lucifer, si os decidís me explicáis, nunca está de más tener más opiniones.

Fantomas, "Amarcord" es muy buena, pero me quedo con "8 1/2".

Quimérico, si que es verdad, algo de eso hay, y se observa muy bien en esta Dolce Vita o en Satyricon. Pero hombre yo creo que películas redondas o que merezcan la pena si que tiene (véase parrafo inicial del post).

Lombreeze, si que es verdad hay escenas que de tanta mitificación te encumbran una película discreta. Comparto devoción por Nino Rota, solo él un argumento para ponerse un Fellini.

Dr. Quatermass dijo...

Crowley, que me había olvidado de Vd.!!!

Como de costumbre coincidimos plenamente y me alegra de tampoco se te caigan los anillos para denunciar a las "obras maestras de enciclopedia".

Saludos!

PD: ¿Lo de Crowley viene de un tal Aleister?, si es así, reclamo post divulgativo pero ya.

elprimerhombre dijo...

Antes de que se me olvide, la foto de mi perfil sí que es de Léolo, mi película preferida, ¿se nota?
Respecto a Fellini me gustan varias de sus películas y recuerdo que La Dolce Vita me gustó pero la tendría que volver a ver. Como usted comenta, las mejores escenas sin duda son la de los niños con la aparición divina, y la mítica de la Fontana de Trevi; no me acuerdo de mucho más.
A mí La Strada no me gustó mucho, me quedo con la nostálgica Amarcord y la preciosa Las noches de Cabiria. He de confesar que su preferida, 8 1/2, no la he visto y ya sé que es un pecado. Algún día la veré. Un saludo!

Dr. Quatermass dijo...

Primerhombre, mira me apunto "las noches de cabiria" como punto a seguir, tu 8 1/2, ¿eh?

Respecto a Léolo, podrías escribir un articulo para el quesito, cualquier divulgación es poca para esa cinta.

Saludos!

elprimerhombre dijo...

Pues ya hice la crítica de Léolo en el blog lo que pasa es que fue de las primeras y la verdad es que me quedó bastante escueta y pobre. Ahora la hubiera hecho de otra forma. Un saludo y me apunto 8 1/2!

Dr. Quatermass dijo...

Oye pues no la encuentro, aunque la he buscado....

Ricardo Baticón dijo...

Tengo que volver a ver esta peli de Fellini. Me compré el dvd hace un par de años... y aún no he vuelto a disfrutar de ella desde que la vi hace ya muchos años. Gran post. Enhorabuena.

Dr. Quatermass dijo...

Ricardo, Fellini es Fellini y siempre se disfruta, aunque para mi esta cinta está sobrevalorada, mejor 8 1/2 sin duda.