"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

Maus: Relato de un superviviente


Quien me iba a decir a mi que un smartphone iba a ser mi aliado en poder disfrutar por fín de algunas obras capitales del mundo de la historieta: Hace más de 20 años que oigo hablar de Maus como una de las obras más importantes de la historia del cómic, pero entre una cosa y otra nunca encontré el momento de ponerme a ello. Pero nunca es tarde para determinados propósitos...

Todos hemos escuchado la historia del holocausto, hemos visto decenas de documentales o películas de ficción o lo hemos estudiado en clase de historia, y sin embargo (o por lo menos así lo siento yo) uno nunca deja de asombrarse de que todo aquello hubiera podido pasar o tiende a contemplarlo como un hecho acontecido sobre un colectivo sin darse cuenta de que no es una historia acontecida a millones de personas, sino que son millones de historias, y eso aporta Maus: La perspectiva única y detallada de un superviviente del holocausto.


Maus es la historia real de un judío polaco: Vladek Spiegelman, plasmada en historieta por su hijo Art durante un largo periodo de gestación de más de diez años hasta su publicación en dos entregas en 1986 y 1991, donde retrata con pelos y señales la odisea de su familia desde los primeros sintomas de una persecución años antes de la segunda guerra mundial hasta el fin de la misma. Uno de los méritos de la narración es ser fiel a los atroces hechos mientras uno empatiza con el protagonista a través de las escenas contemporáneas donde narra los hechos a su hijo entre evidencias de que las secuelas psicológicas son imborrables para quien padeciera semejante drama.

Personalmente no solo me he quedado impactado por los hechos narrados, sino que he aprendido un montón sobre como tuvieron que ingeniárselas los que sobrevivieron (y mucho ingenio tubo que usar Vladek, escondiéndose en los lugares más insospechados, desempeñando numerosos oficios y contando con el apoyo de amigos y enemigos a los que se ganaba con su  inteligencia y don de gentes). Especialmente triste es la historia de los judíos polacos colaboracionistas que creían que de esa manera iban a correr diferente suerte que aquellos a quienes ayudaban a perseguir, para terminar igualmente en los campos de concentración una vez prestados sus servicios.


Dos volúmenes que se leen en un suspiro y que todo el mundo debería leer al menos en una ocasión. A no ser que cambie de opinión (o necesite dinero) el autor de la obra dice claro que jamás venderá los derechos para adaptaciones cinematográficas teniendo que estar continuamente rechazando propuestas. Creo que hace bien, el hecho de usar animales para dar forma a sus personajes (los judíos son ratones, los nazis gatos, etc.) permite verlo todo desde un nivel de abstracción que sin desvirtuar en momento alguno los hechos permite asimilarlos sin que el horror nos haga retirar los ojos del papel, y es que ese es uno de los problemas de plantearse hoy el tema del holocausto: Tal dimensión de hechos es francamente difícil de asimilar, por lo que nunca está de más volver a escuchar la historia y si está narrada de una forma tan maravillosa, emocionante e impactante, mejor que mejor.

Todo lo que había leído sobre Maus era absolutamente merecido. Si además de mi quedaba alguien sin leerlo que no lo dude ni un instante.

11 comentarios:

nikochan dijo...

tremendo Maus!!!

Benet García dijo...

Tiene toda la pinta de ser durísimo y muy triste.

Mr. Lombreeze dijo...

Absolutamente de acuerdo en tu valoración. El contraste entre la aburrida cotidaneidad del padre ("peaje" que tiene que pagar el hijo a cambio de escuchar sus historias) con los extraordinarios y escalofriantes sucesos del pasado que narra el aparente "cebolleta" da a la novela un tono agridulce que a mí me parece magistral.
Imprescindible en versión papel, Doc.

elprimerhombre dijo...

Pues yo aún tampoco me lo he leído y ya sé que está muy bien porque varios de mis amigos ya me lo recomiendan desde hace mucho tiempo. A parte de que la crítica lo deja estupendamente y ganó el Pulitzer, o sea que algo tendrá...

¡Un saludo!

Dr. Quatermass dijo...

Pues sí, Benet, primerhombre, vale la pena animarse a leerlo, y mira que no siempre las cosas archifamosas le resultan a uno tan imprescindibles...

Lombreeze: Efectivamente, el contrapunto cotidiano le da a la historia mucho sentido, ahora me estoy acordando de un momento donde el abuelo tiene un amago de racismo contra los negros, impagable.

nikochan, tremendo tremendo..

Un saludo!

SeñorBerns dijo...

Después de Watchmen, la mejor novela gráfica que he leído.
Uno de los grandes aciertos es que la forma en la que está contado, no se puede llevar a cabo ni en un libro, ni en una película, sólo en estilo de cómic, lo que lo eleva a una categoría mayor y única, con un lenguaje propio.

Muy recomendable!

Sonámbulo dijo...

Hasta yo había oído hablar de Maus, y eso que soy bastante ignorante del mundo de las novelas gráficas y cómics señeros. Incluso leí algunas páginas por mi cuenta, y en algunos libros de texto de Bachillerato he visto viñetas sueltas. En fin, que me apunto tu recomendación. No sabía que el dibujante era hijo de alguien que de verdad estuvo ahí.

Möbius el Crononauta dijo...

Yo también llevo 20 años o más esperando y sin encontrar el momento. Pero de momento no puedo gastar mucho, y tampoco quiero verlo bajado en una fría pantalla...

Mr. Sabbath dijo...

Hace tiempo lo lei, me dejo impactado, es duro, pero me gusto. Es mas, el pasado año se lo regale a un amigo para su cumple, le gusta la historia y es muy aficionado a esta epoca de la misma.

Saludos!!!!!!!

BCNdays dijo...

Es muy bueno a la vez que muy duro. Una novela gráfica que se queda en la memoria del que la lee. Gran recomendación! Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Bueno sobre lo de leer en una pantalla o en papel, no creo que la experiencia haya sido significativamente diferente. Muchos veis el cine en una pantalla de 10" de un netbook y no creo que ello tenga que significar perder nada, por no hablar de los eBook.....

Un saludo!