"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

El Quimérico Inquilino

Hay veces en que a uno casi le da vergüenza reconocer que ha visto por primera vez determinadas películas, y por los motivos que fueran, un servidor nunca había visto "Le locataire (The Tenant)", aunque por una vez tengo que rendirme ante el maravilloso título español que por otra parte es el mismo de la novela de 1964 en que se basa el film. Creo que la experiencia merece la pena a pesar de que lo innovador de la propuesta de hace 35 años ahora pueda parecer naïve ante la imitación y reiteración de tramas similares en los últimos años (y no tan últimos).

La cuestión es que el retrato del descenso a los infiernos de ese pobre hombre, y de la demencial comunidad de vecinos merece la pena, sobre todo por encontrarse uno un ritmo narrativo para contar una historia que parece perdido (ahora o se va a toda velocidad importando la exposición de la trama un carajo o se expone la trama a velocidad de tortuga sin importar que la trama sea inexistente -léase cine de autor oriental, por ejemplo-). Y además por el mismo precio tenemos una historia pasada de vueltas que culmina en la célebre secuencia del tragaluz-palco de ópera. No es que necesariamente la trama tenga sentido (especialmente el tramo final), pero otras virtudes convierten a este título en imprescindible, por mucho que en su día fue completamente incomprendido incluso por una crítica que por aquel entonces idolatraba a Roman Polanski.

Cambio de tema para comentar un tema que me parece atroz: Los cambios de carátulas en ediciones recientes en DVD (Blue Ray). Va más allá de mi entendimiento como se pueden sustituir diseños maravillosos de la cartelería de los 60 y 70 por unos pastiches horribles, valga como ejemplo esta atrocidad que acompaña la edición actual y que sustituye a la maravillosa original que encabeza este post...


7 comentarios:

Guzz dijo...

El film de la paranoia absoluta no podía tener otro hacedor que Polanski, por supuesto. Ese descenso, que tan bien menciona ud Dr, a los infiernos/locura tan a fuego lento y hasta el delirio es una de las mejores propuestas del popular realizador (para mí al menos no hay duda) y ese tono tan agobiante y brillante (hacia el final parece que el edificio lo vaya a engullir) no se lo salta ni el Tato. De hecho la comenté el mes pasado en mi humilde espacio Citizen Guzz (muy similar al anterior InGuzzWeTrust, de hecho, con la salvedad que de este nuevo/viejo bloj ningún Dr. se ha hecho miembro aún... ejem -perdón-) y, cómo no, la puse por las nubes pues no me merece otra. Patético, desde luego, lo del dvd... Dan ganas de buscar al responsable para arrearle un capón burrero a lo Bud Spencer por el bien de la justícia y edificante ejemplo para futuros "entes creativos" de esa índole... Saludos guzzeros Dr !

nikochan dijo...

Uno de mis tres films favoritos... y ya lo he dicho todo.

Dr. Quatermass dijo...

Guzz, ya hemos solucionado ese temilla. Es cierto que es magistral la construcción del personaje y su viaje de tipo normal a... bueno eso que pasa en la peli :-)

Hombre nikochan, no esperaba menos de vd

Saludos y gracias por comentar!

Möbius el Crononauta dijo...

Estupendo e inquietante film, ¡y toda la razón en lo de la cartelería!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Si, el nuevo poster es feo de cojones, y además es preocupante pensar que alguien habrá cobrado para decidir que éste se venderá más.

Criticón 5.1 dijo...

Si señor Doc, un peliculón, y eso que a mi Polansky no me tira mucho.
Eso sí, sigo diciendo que como actor, mejor que no...

Saludos!

BoaMorte dijo...

Obra maestra!