"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

El Imaginario del Doctor Parnassus (The Imaginarium of Doctor Parnassus)

Terry Gilliam, 2009
No diré que Gilliam sea mi director favorito, pero sin duda es uno de los culpables de que el cine me apasione, así que tengo que reconocer que este es uno de los pocos casos en que un estreno de cine es capaz de tenerme ansioso ante la perspectiva de saber que se está proyectando en un cine cerca de mi casa y yo no estoy allí para verlo. Así que poco menos que milagroso es que esta vez los astros se alinearan doblemente, primero para conseguir hacer una escapada al cine con mi señora, y lo que es más complicado, convencerla para elegir esta película (otro día os explico las artimañas utilizadas). Después del doble triunfo, me dispuse a presenciar una de las cintas más esperadas por mi en los últimos años....

Comienza la sesión y vemos a una delirante troupe haciendo un decadente espectáculo de feria basado en las habilidades del Doctor Parnassus (Christopher Plummer) para manipular la imaginación de los clientes que se prestan a su juego. El doctor tiene la habilidad de servir de catalizador para que quienes atraviesen su espejo penetren en el interior de su propia imaginación encontrándose con sus miedos y deseos. Posteriormente sabemos que está habilidad la adquirió Parnassus en uno de sus múltiples tratos con el diablo (Nick Drake), quien aburrido de su inmortal y monótona existencia, utiliza a Parnassus (otro "ludópata") para plantearle apuestas como la que le dio a éste su inmortalidad, la que le obliga a entregarle a su hija Valentina (Lily Cole) al cumplir los 16 años, o rizando el rizo, aquella en la que combinan sus dos mentes para plantear una elección al cliente que o bien le libera o bien hace que el diablo se apodere de su alma. Las apuestas siguen y siguen, pero entra en escena el personaje de Tony (Heath Ledger/Jude Law/Johnny Dep/Colin Farrell), un supuesto filántropo del que poco se conoce pero que acabará siendo clave para la resolución de la trama.

-La anacrónica atracción de feria de Parnassus & cía-

Después hablamos de los puntos favorables, pero mejor decir cuanto antes que la narrativa es confusa y no resulta nada fácil seguir la trama. Gilliam deliberadamente apuesta (como Parnassus o el diablo de su cinta) por realizar una cinta de culto, y por ello hay ciertos aspectos que no explica. El espectador medio (como fui testigo por los comentarios de la sala) se va a quedar a cuadros, especialmente en el delirio final de escenas "mentales" donde la trama se resuelve. Pero he de decir que al igual que ocurre con cintas como "Donnie Darko", por mucho que no te acabes quedando con la trama en un primer visionado, se consigue crear la intriga para que le des vueltas a lo que acabas de presenciar hasta que le ves sentido. Esto me hace pensar que la cinta ganará con segundos visionados, y que incluso con el tiempo pueda llegar a un cierto status "de culto" como otras obras de su creador. Y no vamos a achacar las flaquezas de la cinta sólo a su pretendida ambiguedad, que agujeros argumentales también los hay.

Pero Gilliam es Gilliam, y pese a que haga auto-referencia de múltiples elementos de sus obras previas (globos, enanos, ferias ambulantes, el demonio....), nos ofrece dos cosas de las que sigue siendo un maestro: Una puesta en escena deslumbrante, y unos personajes siempre interesantes. Visualmente la cinta es espectacular, y no me refiero a escenas como la apabullante primera visita del diablo al templo donde habita Parnassus o a los brillantes escenarios mentales llenos de imaginación, que pueden recordar tanto a cuadros de Dalí como a los segmentos animados del "Monty Python flying circus". Me refiero a otros detalles menos evidentes, como ese maravilloso anacronismo del carromato en que la troupe se desplaza por el moderno Londres, o la brillante "escenografía de la escenografía" en el kitsch look inicial del espectáculo o en el re-vamp al que le somete el personaje de Tony. Por cierto, premio a la bizarrería para ese momento musical en el que un grupo de policías travestidos intentan captar a unos mafiosos rusos para la causa satánica.

-El tecnológicamente avanzado espejo-puerta a la mente de Parnassus, al lado Tony captando adeptos-

En cuanto a los personajes tenemos a ese Parnassus, torturado por su inmortalidad y temeroso de las consecuencias que le pueden traer a su familia sus apuestas. El diablo, con un look sacado de un film de los años 40, quien aburrido de la facilidad con la que consigue sus almas, solo los retos que es capaz de plantear a Parnassus parecen sacarle de su monotonía. Tony, ese misterioso personaje que se une al espectáculo, con un montón de misterios por revelar, tantos que sobre él recae la apuesta final entre los antagonistas de la cinta. Así, el conjunto viene a ser una especie de ensayo sobre el poder de la imaginación sobre la realidad, y dada la satánica realidad planteada, no es extraño ver a Parnassus y las elecciones mentales que plantea como una especie de cristianismo pagano. Ya sabemos que este es el tema recurrente en la mayoría de cintas de Gilliam léase "Los héroes del tiempo" ("Time Bandits") o "Las aventuras del barón de Munchausen", pero aquí diría que el asunto se enriquece con otros temas como el saber asumir las decisiones tomadas en el pasado, así como un cierto ensayo pasado de rosca sobre la "ludopatía".

-Tony en versión Jude Law en uno de los imaginativos mundos mentales-

Como vemos, una cinta temáticamente rica, que creo que solo consigue aprovechar parcialmente tan suculentos materiales. La película es visualmente un festival, pero creo que pocos espectadores conseguirán asimilar en tiempo real lo retorcido de su trama cuando ésta se desboca. Aún con todo, me parece lo suficientemente interesante como para darle una oportunidad, y en cualquier caso, me da en la nariz que con un segundo visionado, puede ganar muchos enteros.
Valoración: 6/10

.

20 comentarios:

elprimerhombre dijo...

No la he visto así que por ahora no me leo tu crítica. Ya te comentaré cuando la vea pero miedo me da. Tengo el malísimo recuerdo de Tideland, con la que estuve a punto de salir de la sala. Un saludo!

Sean Bauer dijo...

Buena crítica. Coincido contigo en lo de que ganará con nuevos visionados, pero de todos modos, la primero impresión ya ha resultado bestial, y ahí va a seguir estando.

Un saludo!

Jokerman dijo...

No he visto Dr. Parnassus y no la vería ni a punta de pistola: hace tiempo que decidí que cualquier película que llevara la firma de Gilliam era una amenaza para mi equilibrio psíquico. Y no deja de sorprenderme que este sujeto siga encontrando financiación para sus demenciales y vomitivos proyectos.

Möbius el Crononauta dijo...

Ganicas de verla que tengo

Dr. Quatermass dijo...

elprimerhombre, que te puedes leer la reseña, que tampoco hay ningún spoiler hombre. En cuanto a Tideland a mi me gustó, la encuentro una de las películas más malsanas de los últimos años. Otro personaje viviendo su fantasía, por cierto.

Sean, pues la verdad es que tengo ganas de verla de nuevo, pero esperaré a que salga en DVD para dejarla reposar. De momento pese a que contiene momentos geniales, le encuentro algunos puntos flacos.

Jokerman, pues hombre si me dieras algun argumento podríamos discutirlos.....

Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Möbius, que te me adelantas a la respuesta. A ver que le parece a otro pro-Gilliano como tu...

Bargalloneta dijo...

Gillian siempre me ha parecido interesante... este fin de semana no me ha cuadrado con la pelis que he visto, pero seguro que cae y ás después de leerte.
un beso

dvd dijo...

Pues es curioso, pero me han entrado ganas de verla... o eso o que me ha gustado mucho tu descripción... Ah, y la artimaña hay que desvelarla, jejeje...

Dr. Quatermass dijo...

Bargalloneta, a ver que te parece, yo creo que tiene carencias narrativas, pero pese a todo diría que vale la pena.

Dvd, la artimaña consiste en a)Narrar poniendo cara de ilusión cuanto significa para ti ver esa película, pero para casos duros de pelar queda b)Comprometerse a que elija ella las n siguientes veces, Brrrrrr!. A ver si te gusta.

VANE dijo...

Esa peli viene al Perú en enero del próximo año, pero si me ha llamado la atención tanto tu critica como la peli...

Si que la voy a ver...

Y la de las artimañas, esas si me la sabia, la hice tantas veces a mis amiGos, que al final siemPre salGo eliGiendo la pelicula...jijiji

Te invito a que te des una vuelta por mi bloG...

http://cinecriticodevane.blogspot.com/

Saludos

Dr. Quatermass dijo...

Vane, pues la espera merecerá la pena, creo yo. Si que uno se acaba sabiendo los trucos, eh?. Siempre hay quien tiene muy claro que quiere ver y el resto que le da igual, con lo que la estrategia es clave ;-)

Estás enlazado compañero.
Saludos!

Jose Barriga dijo...

No me atrae mucho la película –ni su director, pero indudablemente al leerte me entran ganas de verla, se estrena en diciembre en mi país, esperare a verla, y ruego porque me impresione, como lo han hecho un par de producciones que vi. esta semana, próximamente mi critica sobre ellas. Un saludo y como siempre excelente post.

dvd dijo...

La artimaña queda anotada... cuando se haga uso de ella habrá informe detallado...

Dr. Quatermass dijo...

Jose, pues a ver que te acaba pareciendo, ya se que los géneros fantásticos no son lo tuyo.... Ansioso estoy de leer acerca de esas novedades.

Dvd, jaja solo para casos de emergencia, recuerda!

Fantomas dijo...

Si bien Gillian ha realizado algunas obras maestras, esta cinta en particular no me llama demasiado la atención. De todas formas, eventualmente le echaré una mirada.

Saludos.

Richard dijo...

Bueno, Terry Gilliam ... bueno, todos sabíamos que tenía el potencial para hacer esta película, ¿a que sí?. O sea, "El Imaginario del Doctor Parnassus" era un gorgorito visual latente en muchas de las películas de Gilliam, es fácil imaginar e interiorizar que se trata de una de sus películas. Y supongo que, en este caso, ha hecho una película muy pensada en sus propios fans. Es una película que se mira mucho a sí misma y que desarrollar el imaginario visual de un tipo con talento para crear escenas surrealistas. EL problema, aquí, es que... la historia anda un poco perdida, ¿no creéis? No sé si la recomendaría, la verdad.

Dr. Quatermass dijo...

Fantomas nada de obra maestra aquí, pero eso no significa que no haya interés....

Richard, totalmente de acuerdo. Gilliam ha hecho la película que sus fans estaban esperando, ni más ni menos. La historia anda un poco perdida, es cierto, aunque pienso que la historia acaba por tener sentido completandola con temas no narrados dejados a la imaginación del espectador. Por eso creo que a la larga tendrá mejor consideración que en su estreno. Visualmente impecable.

Saludos!

Terry William dijo...

..."intentan captar a unos mafiosos rusos para la causa satánica."

Una pequeña correción, no es para la causa satánica, sino para la causa del doctor parnassus (recuerda que el diablo utiliza a la figura de la madre para atraerlos).

A mi me ha parecido maravillosa, increíble, lleno de símbolos y momentos increíbles. Yo conecto con el cine de Terry Gilliam porque comparto su visión respecto al poder de contar historias y su influencia luminosa en la realidad.

Quizás se trata de eso, de feeling. Dificilmente al espectador medio suele gustarle Gilliam.

Por cierto que estaba acojonado despues de los hermanos grimm (la unica peli mala y fea de Gilliam), pero con esto me ha demostrado que Terry solo se pega un tropezón una sola vez.

Salud y Fantasía.

Insanus dijo...

Aún no la he visto, pero me muero de ganas

Dr. Quatermass dijo...

Terry, tienes razón con esa escena.

De acuerdo en que no es una película destinada al espectador tipo. Requiere del espectador pero creo que tiene alguna carencia narrativa. La de los Grimm era un producto de encargo que no estaba mal, pero poco sello personal llevaba. Aun con todo no me acaba de disgustar. Y Tideland a mi me gusta pese a sus múltiples detractores ;-(

Insanus, a por ella!