"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

Lisztomania

Ken Russell, 1975
Durante mucho tiempo "Lisztomania" fue para mi simplemente un álbum de Rick Wakeman (ya sabéis, el teclista de la genial banda de rock sinfónico "Yes"). Y pese a que nunca entró entre los pocos álbumes de su prolífica discografía que me gustan, la búsqueda de la película para la cual ese álbum ejerce de banda sonora ha sido para mi poco menos que una obsesión. Y vaya si valía la pena la búsqueda, pero vayamos por partes:

Empezaremos hablando del Señor Ken Russell, autor cuyas cintas más conocidas son seguramente "Tommy" (1975) y "La pasión de China Blue (Crimes of Passion)" (1984), obras como veis de todo menos convencionales, pero es que la especialidad de este señor durante los años 70 era crear bizarros 'biopics' sobre compositores clásicos, con conceptos absolutamente extraños. Y pese a declararme desconocedor de esta filmografía, el desfase visto en "Lisztomania" me va a hacer continuar siguiéndole la pista a este hombre, vaya que sí.

-Es lo que tiene tener tantas fans...-

Para los desinformados (entre los que me incluyo, que yo de clásica estoy pez, para eso está Mr. Lombreeze), Franz List fue un auténtico revolucionario de la técnica interpretativa del piano, dando giras por toda Europa haciendo demostraciones, creando innovaciones técnicas para el instrumento, e incluso "retando" a otros pianistas intentando demostrar quien era el mejor, juego al que se prestaba el mismísimo Chopin. Además Liszt interaccionó con la mayoría de grandes compositores de su época hasta el punto de que Richard Wagner se casó con su propia hija.

Pero vamos a lo que nos interesa, la película sobre Liszt es una auténtico desmadre bizarro-surrealista en la que la palabra "exceso" se queda corta. Toda ella es un auténtico y delicioso delirio lleno de humor y mala leche. Veamos: Se nos presenta a Liszt como una auténtica estrella del rock, con su audiencia de jovencitas histéricas, grouppies, etc. Un día nuestro amigo se va a San Petersburgo, donde entabla relación con una noble que le provoca delirios tales como "sufrir" una erección de tal calibre que cinco señoritas pueden usar su miembro a modo de medio de transporte.

-El amigo protagonista, luciendo verga y usos alternativos-

Pero es en el personaje de Richard Wagner donde la bizarrería, weirdness, frikismo, o el palabro similar que más os guste toma su máximo esplendor. Wagner plagia la música de Liszt y por ello es representado como un vampiro que crea su propia religión disfrazado de supermán y adorando a un extraño monstruo devora-vírgenes. Pero para cuando Wagner muere y se reencarna en un zombie-nazi con aspecto de Hitler que ametralla judíos, es para cuando mis seguidores varones van a tener que recoger las pelotillas del suelo (a las chicas no se que os pasará, pero seguro que algo). Y si además para terminar, Liszt controla una nave espacial impulsada por los efluvios de sus amantes casi mejor que no insista más sobre las virtudes bizarras de la cinta. Y eso que no he dicho nada de las intervenciones mega-freaks de Ringo Star o el mismísimo Wakeman....

-Con todos ustedes: ¡Richard Wagner reencarnado en zombie nazi!-

No he mencionado que el protagonista es Roger Daltrey, quien nos ofrece una colección de poses y caretos similar a lo que ofrecía en "Tommy", pero a cambio rinde unos temas musicales que desde luego funcionan mucho mejor en la película que por separado en una banda sonora conteniendo las reinterpretaciones de Rick Wakeman de obras de Liszt y Wagner, ya sea "a pelo" pianístico o con potentes ráfagas de sintetizador setentero (sin contar el kitsch numerito disco que acompaña la escena de la nave espacial).

-El sistema de propulsión de la nave espacial-órgano de Liszt: en cada tubo una señorita...-

Así que no puedo dejar de recomendar esta maravilla del exceso, esta obra maestra de la bizarrería, este auténtico decálogo del descerebramiento cinéfilo, que sin embargo tiene su miga (ahí tenemos por ejemplo ese Wagner nazi, y a poco que se investigue Wagner era efectivamente antisemita). Es relativamente fácil encontrar temáticas parecidas en el cine de serie Z, pero encontrarlo en una cinta de serie "A" (fue la siguiente que Russell realizó después del exitazo de "Tommy") y realizada con total elegancia y con tan imaginativo y rico diseño de producción es un autñentico puntazo. Recomendadísima.
Valoración: 7/10
.

14 comentarios:

Fantomas dijo...

Intentaré echarle una mirada a esta bizarrada. Gracias por la recomendación.

Saludos.

Luis Cifer dijo...

Yo la vi hace mucho y me causó una muy grata impresión. Coincido en que Russel es un director muy a tener en cuenta, todas sus pelis tienen algo.

dvd dijo...

Es una ida de olla... es Ken Russell...
O te dejas llevar y lo disfrutas o lo dejas a los diez minutos...

Möbius el Crononauta dijo...

Un día tengo que echarle un ojo a esta, tiene pinta de ser un descojono indescriptible.

Saludos

Lucifer, Becario del Mal dijo...

En general no trago a K Rusel pero esta me llamó la atención y positivamente. Podría llegar al 7. Como aporte pedante, creo que Lizst fue de los más grandes en el terreno de la interpretación y el virtuosismo, cosa que sus composiciones se me antojan algo "modernillas". (Y en confianza me gusta más Rachmaninoff.)
Saludos!

elprimerhombre dijo...

Pues hace un tiempo también me llamó la atención este director pero la verdad es que de su filmografía no he visto nada. Tuve la de "Viaje alucinante al fondo de la mente" pero al final no la vi. Quizás otra peli conocida suya sea Mujeres enamoradas, donde Glenda Jackson ganó el Oscar. Y me imagino que con este director pasa un poco lo que dice DVD, que o te gusta y entras en su mundillo o lo dejas ipso facto. Un saludo!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Pues va a ser cuestión de echarle un ojo a esta joyita, que se ve curiosa y entretenida. Apuntada queda.
Saludos

Dr. Quatermass dijo...

Si hombre sí, no me extraña que pocos la hayáis visto porque está completamente olvidada de forma injusta.

Luis, desde luego que el cine de Russell es especial, creo que voy a explorarlo a fondo.

Dvd, desde luego que entenderé perfectamente quien diga que esto es un enjendro, es más te entiendo perfectamente hasta a tí ;-)

Lucifer, véase arriba, cuando vea algunas más te opino más de Russell.

primerhombre, "Viaje alucinante al fondo de la mente" está comentada en este mismo blog y no me parece nada del otro mundo, creo que era cuando este hombre empezaba a domesticarse, su época buena son los 70 (exceptuando quizá "La pasión de China blue").

Saludos y gracias por comentar!

elprimerhombre dijo...

Mi compañero Cecil B. Demente ya me comentó que la del Viaje alucinante era bastante mala, por eso decidí suprimirla. Un saludo!

Mr. Lombreeze dijo...

Es una bizarrada de Ken Russell que no soporto. Roger Daltrey está insufrible. Lo siento, pero solamente puedo calificarla de horterada setentera.

Wagner murió 40 años antes de la gestación del nazismo, y era tan antisemita como el 80% de los europeos de su época. De nazi nada.

Dr. Quatermass dijo...

Hombre que no te guste la peli es comprensible, y viendo lo exagerado que se plantea todo, es más o menos evidente lo de Wagner.

Parece que Wagner escribió un ensayo "Los judíos en la Música" en 1850, donde dice «el judío no es capaz de crear ni un poema ni una obra de arte».... es lo que leí y no soy experto en el tema para nada.

Pensaba que me ibas a dar tu opinión de Liszt :-(

Caronte dijo...

Gracias por la aportación, pero una cosa muy importante: Wagner no tenía NADA de antisemita, no nos dejamos llevar por las falacias de los lectores de "Quo" y otras revistas "científicas" por el estilo, de hecho tuvo que pirarse de Dresde al apoyar movimientos anarquistas y más tarde tuvo que abandonar Weimar, donde era director de la Orquesta Real, por apoyar la revolución de 1848. No huelo mucho a nazi/antisemita en esos hechos...

Saludos y adelante con el bizarrismo.

Mr. Lombreeze dijo...

Bueno, yo creo que Wagner era bastante antisemita, pero en cualquier caso no mucho más que la mayoría de los europeos de su época. Que en su juicio se equivocaba está más que demostrado. Pregúntenle a Mahler o a Mendelssohn. Lo que Wagner nunca fue, por imposibilidad temporal, es nazi. Y la apropiación que los nazis hicieron de su música debe ser combatida por los hombres de bien, como nosotros.
Más sospechosos son Richard Strauss o Carl Orff.

Doc, ha hecho ud. una breve semblanza del gran Liszt estupenda. Pero yo por mi Doc hago lo que sea y en breve espero publicar algo del maestro húngaro en el Mundo Gusano dedicado a Doc Q.

Dantino dijo...

LA Reseña nos parecio totalmente acertada, de hecho nos tomamos el atrevimiento de transcribirla en nuestro sitio por supuesto citando la FUENTE, esperamos no molestar con esto, simplemente nos parecio excelente tu opinion con respecto a la cinta y esperamos tu visita en nuestro sitio que de hecho recomienda el tuyo en uno de sus enlaces

saludos