"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

Quatermass Retro-Games : ¡El mejor juego de la historia!

Yo actualmente no es que le de mucho a los videojuegos, el poco tiempo libre que tengo prefiero desperdiciarlo escribiendo en blogs entre otras actividades siniestras de ocio, pero amigos, en mis buenos tiempos yo era lo que se dice un jugón. Y eso que nunca he tenido una consola, mis reductos de vicio han sido siempre los ordenadores, empezando por el glorioso ZX Spectrum y siguiendo por diferentes evoluciones de PC's. Bueno miento, ahora tengo una PS3 que utilizo para cualquier cosa menos jugar, básicamente porque la mayoría de juegos que he probado dentro del género que a mi me mola (o me molaba) me parecen una castaña de dimensiones épicas.

Estoy hablando del denostado y olvidado género de las aventuras gráficas. Sí, ese género que nos trajo títulos del calibre de "Monkey Island", "Darkseed" o "King's Quest". Siempre apasionantes historias que se desarrollaban sin prisa descubriendo un mundo de puzzles donde había que echarle imaginación para llegar al éxito. Un buen día la industria decidió que esto no era comercial y la aventura gráfica murió (venga no me digáis que a lo que le llaman ahora "aventura" tiene algo que ver son esto).

Si hubo una trilogía de aventuras gráficas que considero de un nivel insuperable, son los tres juegos de SIERRA de la saga "Gabriel Knight", pero de todos ellos el segundo: "The beast within" puede llevar tranquilamente la vitola de mejor aventura gráfica de la historia. Nada menos que 6 CDs de información, que para los estándares de 1995 era algo nunca visto. Lo novedoso es que los escenarios y personajes eran foto-realistas y gran parte de la narración se desarrollaba en fragmentos de vídeo, básicamente los interrogatorios o investigación con otros personajes. Como aventura gráfica, tenía todos los ingredientes necesarios: una gran narrativa, puzzles de objetos y acciones complicados pero accesibles dándole un poco a la cocorota, vídeos (de imagen real ya digo) muy currados, pero si algo resulta todavía insuperable era su retorcido argumento : ¡titánico!



Resulta que Knight (un investigador paranormal) acude a Alemania donde unos lobos se han escapado del zoo y se están produciendo extraños sucesos entre la población. Pronto sospecha que se están dando casos de licantropía, y tirando del hilo nuestro protagonista acaba investigando la historia del rey Luis II de Baviera (más conocido como el rey loco) y su misteriosa muerte ahogado en el lago frente al castillo de Neuschwanstein. Entre los rincones del castillo los protagonistas descubren la existencia pretérita de una sociedad secreta a la que además del rey, pertenecía el célebre compositor Richard Wagner, quien había compuesto una ópera capaz de transformar en hombre-lobo a quien tuviera en su sangre los genes adecuados, pues el propio Wagner sufría de licantropía.....

Como veis una historia de lo más bizarra que riza el rizo por momentos, pero de verdad que la manera en que estaba diseñado el juego donde ibas descubriendo poco a poco las pistas que te llevaban a ir desenmarañando la historia, los ingeniosos nexos de unión entre ficción y realidad de esos personajes históricos, y esos vídeos con diálogos llenos de revelaciones te tenían enganchado hasta las tantas de la noche, porque estos juegos no eran para nenazas: ¿10h-15h de juego? eso es para lo que ahora llaman "aventura", esto amigos era cosa de muuuuchos días de apasionantes investigaciones. Por cierto que ante el éxito de la narración se llegó a editar una novela que supongo podréis encontrar por la red con un poco de paciencia.



Algunos os preguntaréis a que viene esta batallita, muy fácil: El otro día en una comida familiar en casa de mis padres apliqué la regla número uno de las comidas familiares en casa de los padres: Cuando la conversación se ponga tostonazo o te empiecen a caer palos sobre porque no estudiaste arquitectura en lugar de colombofilia, largarse ipso-facto a la ex-habitación de uno a rebuscar entre sus pertenencias añejas. Entre toneladas de libros, cómics, revistas (alguna de las cuales me tuvo bastante entretenido, no recordaba que tuviera aquellas revistas tan… ejem) dí con la caja original de este juego y todos esos recuerdos me vinieron a la mente, así que yo más feliz que unas castañuelas me lo llevo a casa dispuesto a rememorar viejos tiempos. Obviamente no hay manera humana de que funcione en un Windows XP salvo que seas Bill Gates o tengas ganas de leerte 28 foros y bajarte 44 parches, lo cual me dejó mosca: ¿Si pagué por un software en su día, porque no puedo usarlo en una máquina con hardware compatible?, ¿no deberían preocuparse por eso que llaman Backwards Compatibillity?. Tengo un juego original (que coño tengo muchos) y si quiero jugar con ellos tengo que montar una infraestructura de narices..... sí, definitivamente las cónsolas tienen una ventaja, ¿solo una, eh?.


Un saludo de vuestro doctor favorito que ha visto la luz y amenaza con escribir sobre cualquier cosa que se le pase por la cabeza, estáis avisados.

22 comentarios:

Sean Bauer dijo...

Grrrrr, que putada compañero! Se perfectamente lo que dices, porque a mi me pasó algo parecido hace ya casi un año cuando en casa de un primo mio encontré la caja del (para mi) mejor juego de la historia, Broken Sword. Ese si que es mítico; pero al abrir la caja no estaban los discos. Estuve cerca de un mes hasta que pude comprarselo a un tipo de Cadi y por fin he acabado lo que no pude con 9 años.

Un saludo y suerte!

Dr. Quatermass dijo...

Ja ja Sean, yo también tuve (o tengo) el Broken Sword, pero amigo, no hay color, GABRIEL KNIGHT son palabras mayores, ójala puedas probarlo un día.

1 saludo

angel dijo...

Que recuerdos de los ordenadores de antaño ,la de ratos que pasé jugando con el AMSTRAD CPC de 64k ,habia juegazos y tambien me gustaban mucho las aventuras gráficas ,me acuerdo del monkey island y los juegos de dinamic tipo army moves,navy moves,artic moves,el renegade,buggy boy,out run,etc, de eso ya hace 22 años ,vaya tela ,fuimos la generación que tuvo los primeros ordenadores ,quien nos iva a decir que existiria internet y la conexión con todo el mundo,saludos!

David dijo...

Nunca he sido mucho de juegos, la verdad. Y no de estos que comentas. Pero cuando voy a casa de mis padre también me subo al camarote a ver viejos tebeos (ja,ja).
En lo del software pienso lo mismo. Me grabaron un disco muy majo con todo Doonesbury y al cambiar a un ordenador más potente ya no podía verse (alguien me dijo que tenía que pillar un simulador de aquel windowns o no sé qué gaitas..yo es que soy hulo para muchas cosas (entre ellas la informática). La historia del juego sí es bizarra, sí (ja,ja).
Un saludito.

David dijo...

Por cierto... Me ha gustado mucho el post, que no te he dicho.

Einer dijo...

Qué bueno el post. Yo soy super fan de las aventuras gráficas, pero de las buenas. Yo no tenía ordenador y mis primeras experiencias fueron en un 286 de un colega con los juegos de Indiana Jones, Monkey Island, Police quest y la saga del Larry (de la cual me siento orgullosos de haberme pasado los dos primeros juegos sin ayuda). Recuerdo algunos chunguísimos como el Day of the tentacle o La abadía del misterio que no había forma humana de pasarlos sin guía. Para mi las aventuras murieron con el Broken Sword 2 que considero el último decente, aunque muy por debajo de los clásicos. Al Gabriel Knight nunca jugué porque quise instalarlo en un XP y después de darme una paliza no funcionaba. Gracias a tu genial post me dispongo a intentarlo otra vez. Puede que muera en el intento de instalarlo, pero bien merece la pena.

Dr. Litos dijo...

Entiendo su nostalgia, Dr., afortunadamente gracias a inventos como el scummv he podido rejugar recientemente las maravillosas dos primeras entregas de Monkey Island, las cuales me sé de memoria. Le recomiendo rescatarlas en su windows para momentitos de deleite añejo entre post y post.

Y una última recomendación: acabo de descubrir una juego ACTUAL que retoma el testigo de las aventruas gráficas con inteligencia, humor y un diseño artístico (tanto gráfico como musical) sublime. Se trata de "Machinarium", puede usted jugar las primeras pantallas online y estoy segurísimo de que le encantará. Por si todo esto fuera poco, el juego es innovador y nos cuenta una entretenida historia SIN diálogos, ni sonoros ni escritos. Si no le pica la curiosidad, es que está usted muerto por dentro!!

Un saludo entusiasmado.

Por cierto, la verdad es que nunca jugué las de Gabriel Knight, por eso me he andado por las ramas...

Möbius el Crononauta dijo...

¿escribir sobre cualquier cosa que le pase a usted por la cabeza? ¡yo nunca lo haría! ¿o ya lo hago?

Bueno, vamos a lo importante: no, los mejores videojuegos de la historia los creó Ron Gilbert, más si hablamos de aventuras gráficas.

¡Luchas como un granjero!

Einer dijo...

¡Qué apropiado! Tú peleas como una vaca.

Mi favorito (aunque era el peor) era Yo soy cola, tu pegamento.

Crowley dijo...

Yo no he sido nunca muy de videojuegos, más que nada porque soy muy torpe, pero ha este sí que he jugado y me lo pasé como un enano.
Un saludo

ANRO dijo...

No le doy mucho a esto de los video juegos, me pasa lo que a Crowley, que soy bastante torpe, pero como todo tiene su contrapartida, mi hijo, sí que le da al asunto, a pesar de las barbas y obligaciones varias. Menos mal que zumbé al tío de mi casa porque cada vez que lo veo me enseña un nuevo juguetito. ¡Qué le vamos a hacer!
Un abrazote.

Dr. Quatermass dijo...

angel, bah! el AMSTRAD siempre tuvo envidia de THE REAL THING que era el insuperable ZX Spectrum!!! Anda que no jugué yo también a esos juegos de Dinamic, vaya tela.

David, ¿a que es una experiencia única meterte en tu templo de juventud?. Yo es que rebuscando vinilos, cassettes, comics.... me pasaría allí horas ante el cabreo familiar.

Einer, ¡Monkey Island! otro clasicazo (la segunda mejor aventura gráfica de la historia, jeje) y TIENE MÉRITO habertelo pasado a pelo porque tenía un laberinto PUTA de narices.

Litos, voy a investigar el asunto ese del scummv y porsupuesto el tema del "Machinarium". Si descubres como jugar al Gabriel Knight no dejes de avisar!

Möbius, vaya otro fan de Monkey Island. Desde luego esos duelos eran la pera, y el laberinto final la cosa más puta que haya salido de videojuego alguno.

Crowley, ANRO, mira que precisamente las aventuras gráficas las inventaron para torpes!

Un saludo y gracias por comentar!

Dr. Quatermass dijo...

Por cierto, Einer, cierto que Broken Sword II podría señanar muy bien el final de la era de las aventuras gráficas. No era ninguna maravilla pero seguía la tradición.

redrum dijo...

Doc, ahora parece que se están poniendo de moda de nuevo. Han reeditado los Monkey Island, redibujado y retodo, así como muchos nuevos juegos del estilo, pero mayormente para PC.

Pues yo era de MSX :( pero las horas de Fernando Martin y de Gauntlet eran tremendas!!!

1 saludo!

Dr. Quatermass dijo...

Ahivá pues voy a tener que buscar esos monkey island "remasterizados". MSX... not bad, not bad... mítico Gauntlet y su modo multijugador simultáneom y bueno el F.Martín mira que era jilipollas en one to one que hacías pero la de horas que nos habremos pegado todos.

Saludos!

Rev. Harry Powell dijo...

Me gusta mucho leerle Doc, aunque escriba sobre lo que le de la gana...

Yo también fui "jugón" de aventuras gráficas... en esos tiempos en que te despertabas una mañana y pensabas... ¡¡ya lo tengo!!... Tu cabeza había estado divagando sola, durante el sueño, sobre cómo salir del atasco en el que llevabas días. Hasta ese punto llegaba la obsesión. En los chicos de ahora es impensable: sino se puede resolver en unas horas, ¿a quién le interesa? La inmediatez es el cancer del aprendizaje.

Reconozco que no jugué "Gabriel Knight", porque una cosa que me crispaba los nervios era que, en algún momento, hubiese un paso absurdo que no podía resolverse con lógica sino, únicamente, accediendo a una guía del juego o, a veces (las menos), tras horas y horas y horas, probando, volviendo a probar, dibujando mapas, volviendo atrás por si te habías dejado algo... acabas usando todos tus objetos en todas partes y dabas con ese colmo de la locura y del absurdo que alguna mente trastornada de algún guionista psicótico había decidido poner allí.

Si me asegura que en "Gabriel Knight 2" no hay nada de eso (salvo "devanamiento de sesos", pero con lógica más o menos cartesiana), estoy por darle una oportunidad.

Un regalo para vd. Doc (aunque no lo he probado personalmente, pero lo voy a probar): http://www.gratisjuegos.org/descargar/gabriel-knight-2-the-beast-within-full-espanol-iso-mu-unico-en-gj/
(supongo que vd no tendrá necesidad de descargar el juego sino sólo los parches)

Un saludo.

PD: Yo utilizo SCUMM (lo he instalado en Linux, en Windows y hasta en symbian -el sistema operativo de algunos móviles Nokia... no vea las caras de algunos amigos viendome jugar al "Monkey Island" en el móvil-) y he vuelto a jugar todas las aventuras gráficas de Lucas que más me gustaron en su tiempo (desde la sencillísima y especial "Loom", hasta la última y maravillosa "The Dig", de la que siempre se especuló con que se haría una película)

Dr. Quatermass dijo...

Muchas gracias Reverendo. El SCUMVM me lo descargué a sugerencia de otro comentarista y vaya gran descubrimiento, estoy recordando grandes aventurillas. Es cierto que había casos en que los puzzles eran absolutamente ilógicos y se trataba de "usar cepillo de dientes con zapato para desatar caballo". No creo que GKII sea el caso, de hecho juraría que me lo acabé sin guía ninguna y en inglés a pelo, lo que no quiere decir que fuera fácil pero si coherente. Ahora voy a probar ese enlace que me pasa. Un saludo y gracias por sus fieles visitas!

Rev. Harry Powell dijo...

Por cierto, una de "batallitas" para el recuerdo :

* El primer juego "digital" que jugué fue "Space invaders" que, creo, fue la primera maquinita recreativa de este tipo que existió (con permiso del cutre ping-pong aquel...) Había que hacer cola para jugar y costaba "cinco duros" la partida... ¡¡¡un pastón!!!, pues jugar a los "petacos" (los pin-ball, vaya... esas cosas analógicas) costaba un duro (o dos duros por tres partidas) y para aprovechar mejor la "pasta", calzábamos las patas con algún trozo de cartón doblado para que la pendiente fuese menor y la bola bajase más despacio (porque aquello de darle golpes... siempre acababa en "tilt" -falta-) Huelga decir, que si te pillaba el responsable de los recreativos, te llevabas una "chufa" de esas que ahora serían delito (y mejor que en tu casa no dijeses "ni pio", o alguno de tus padres no tenía inconveniente alguno en imitar al de los recreativos pero, en general, con mejor puntería y menos miramientos)

* Mi primer ordenador fue un Spectrum 16k... y el primer juego que jugué con el "Rolando in the Caves" (que crack, Rolando...) De aquellos que cargaban desde un cassette y tenías que comprarte un destornillador para ajustar el cabezal de vez en cuando por si no cargaba (cosa que solía ocurrir tras 15 o 20 minutos de espera).
Ese ordenador lo uśe todo el bachillerato en las clases de asignatura complementaria que teníamos (informática) Acabamos programando en el lenguaje basic residente del Sr. Sinclair con bastante habilidad.

* Después, tras algunas otras máquinas, aparecieron ya algunas míticas como "Moon Cresta" y sus acoplamientos malditos de naves (después de haber acabado hasta con el apuntador, la cagabas acoplando tu nave a otro módulo) o "Donkey Kong" y sus "barrilazos"... con el primer Mario Bross del que yo tengo recuerdo, repartiendo mazazos con un movimiento espasmódico total o saltándo barriles, tartas y llamas, agonicamente, en los nivesles más altos.

* Trucos: como insigne, el de "Magic clic". Un "magic clic" era, para los que no lo sepan, un encendor eléctrico de esos de cocina. Tu cogías uno, lo desmontabas y te quedabas con el corazón del cacharro, compuesto por un cuerpo, no más grande que un mechero bic de los de ahora y un cable unido, extraido de la punta del enegendro aquel. El chisme, básicamente, soltaba una chispa eléctrica en la punta del cable cada vez que apretabas el botón. Su uso básico consistía en acercarte a la máquina recreativa y, cuando nadie miraba, colar el cable por la zona de devolución de las monedas y soltarle una andanada "chispazos" hasta conseguir que se "emulara" el paso de la moneda (ahora que sé algo de electrónica, puedo deciros que sólo funcionaba en las máquinas de monedero mecánico y que tuviesen el switch de alambre, de tal forma que pudiese conmutarse con el "chispazo". Y que la mejor zona era la de devolución y no la de entrada d emonedoas, pues el switch a conmutar solía estar más cerca de aquella. De haberlo sabido antes, nos hubiésemos ahorrado más de un garrampazo, algún que otro pescozón, por parte del responsable de la máquina cuando la dejabas "turulata" y el te veía antes de que pudieses apagarla y muchas frustraciones por no conseguir nada con este método en la máquina que más te gustaba en ese momento.

En cualquier caso, cuando ya no funcinaron, se siguieron usando un tiempo en clase, para darle garrampazos en el culo al colega que tuvieses sentado en el pupitre de delante (lo que también hacía el capullo de tu compañero de atrás...) Duró, más o menos, hasta que alguien nos enseñó a hacer pistolas de agua con mecheros bic (mucho más inocuas) y tirachinas, con el cuello de plástico de una botella de leche y un globo (mucho más dolorosos).

En fín, como verá, Doc, hemos luchado en "batallitas" parecidas...

Dr. Quatermass dijo...

Ya lo creo reverendo, pero este texto que se ha currado creo que merece ser promocionado de comentario a post. Si le parece lo "promociono" a posteador invitado y posteo su texto, vale la pena creo!

Rev. Harry Powell dijo...

Lo que a vd le parezca, Doc... (aunque estas "ocurriencias" sólo las tengo a estas horas, en las pausas de algún trabajito que ando acabando... mejor dicho, que acabo de terminar, de modo que me voy a dormitar hasta mañana)

Otro saludo afectuoso.

rockomic dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
rockomic dijo...

No conozco este juego porque supongo que a mi ya me pilló tarde, pero coincido contigo en que las aventuras gráficas eran mis juegos favoritos. Por lo menos en una época digamos tardía, ya que cuando era muy crio, cuando los juegos sólo te los encontrabas en los bares, me iban de otro tipo, claro. Mi preferido siempre fue Crazy Climber, el del tio que subía por el rascacielos ventana a ventana, aunque yo llegué a ser bastante crack del Donkey Kong.
Pero bueno, ya en la época post Spectrum a mi lo que iba eran las aventuras gráficas, ahora recuerdo con mucho cariño la de Indiana Jones en Atlantis, también una que iba de piratas que no sé si seria Monkey Island.
En la era Spectrum también había algunas, creo recordar que una del Hobbit, pero bueno del Spectrum hablamos pronto. ;-)