"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

Las aventuras de Flesh Gordon (Flesh Gordon)

Michael Benveninste, 1974
Cuando me dió por investigar a fondo sobre cuales eran las mejores películas que hubieran utilizado efectos especiales stop-motion para animar a sus criaturas no daba crédito a la presencia en las listas de esta película pornográfica, bueno lo de pornográfica para los estándares de hoy en día podríamos dejarlo en desnudez ocasional y puntuales frotamientos, vamos nada que no viéramos en el infausto cine "S" que todos conocemos. A partir de aquí la premisa de la película es realizar un cóctel partiendo de las aventuras clásicas de Flash Gordon, introducir descacharrantes secuencias fantásticas protagonizadas por robots con falo taladrante, criaturas con cabeza de glande ("Penisaurios"), y una amplia variedad de salidorros calenturientos.

- Saliendo por patas de la nave fálica del doctor Jerkoff -

La historia parte cuando noticiarios de la época anuncian que un misterioso rayo emitido desde el planeta Porno está haciendo fornicar a todo el mundo a diestro y siniestro (hilarante escena inicial en que los pilotos del avión en que viajan Flesh y su amiga Ardor abandonan los mandos del aparato para fornicar con el resto del pasaje bajo los efectos del rayo). Flash busca al Dr. Flexi Jerkoff quien tiene una particular nave capaz de conducirles al planeta Porno.

- Guarreridas varias en el salón del trono del planeta Porno -

Cuando llegan al planeta comienzan las aventurillas más o menos calenturientas de nuestros protagonistas para deshabilitar el rayo de marras (que ya tiene agotada a la población terrestre de tanto darle al fuelle). Aquí destaca el personaje del emperador Wang el pervertido, auténtico maestro de ceremonias de los descerebrados rituales a que nuestros protagonistas son sometidos. El punto culminante es la invocación por parte de éste del monstruo gigantesco que debe acabar con Flash antes de que éste consiga sus objetivo.

- Flesh Gordon en su momento "Simbad y la princesa" con el alien de hojalata -

Supongo que no hay que decir que si algo ha hecho perdurar esta película y gozar de cierto status de culto son sus efectos especiales, realmente abundantes, casi hay tantas secuencias de efectos como de desnudo. Y sobre todo, el maravilloso uso del stop-motion en varias escenas, consiguiendo resultados a la altura del maestro Harryhausen. En esta línea hay un par de escenas clave, la lucha a espada de un personaje metálico con apariencia de hormiga contra Flesh está animada de forma modélica, sin duda inspirada en la famosa secuencia de la lucha del esqueleto de "Simbad y la princesa", y por supuesto el monstruo gigante final, quizá una creación no tan sutil y si más grosera, pero con todo el encanto del stop-motion más genuino. Además de otras escenas animadas, abundan otro tipo de efectos mucho más caseros y de baratillo (por supuesto), pero siempre resultan de lo más digno y divertido. La clave para conseguir estos resultados estaba en que se utilizó en un grupo joven de animadores que estaba dando sus primeros pasos y que posteriormente la mayoría de ellos conseguiría gran notoriedad detrás de los efectos de muchas superproducciones.

- El monstruo gigante, auténtico protagonista y causa de la gloria de la cinta -

En resumen, obviamente no voy a recomendar la película por sus valores cinematográficos, porque ya nos podemos imaginar que las actuaciones son las que son, pero todo el conjunto funciona por acumulación ya sea de efectos, secuencias divertidas, guarradas varias (rodadas con elegancia, nada de marranadas, eh?). O sea que esta película nunca os la recomendará un cinéfilo, pero como al Dr. Quatermass le va el frikeo y no veas lo aburrido que es siempre ver obras maestras, ahí tenéis esta propuesta para solitarias tardes de lluvia. ¡Ah! la puntuación, que dilema, venga le subiremos un par de puntos por las secuencias Stop-motion (repito que freaks de la técnica no pueden perdérsela) y aprobado raspado....
Valoración: 5/10

.

16 comentarios:

Igor Von Slaughterstein dijo...

Que curiosidad!!! Y mira que la versión ochentera ya era bizarra XD Solo por la bizarrada de ser un porno con "stop-motion" ya hay que conseguirla.

Por supuesto que también estas enlazado en mis favoritos.

Saludos!!

Dr. Quatermass dijo...

Pues nada Igor a ver si hay suerte porque es harto complicada de conseguir, al menos por las vías "normales", yo creo que vale la pena si estáis prevenidos de lo que vais a ver.

Gracias por el enlace y saludos!

ElChapa dijo...

Epa!! Hay muchas criticas por acá! Deberías pasar más seguido por el blog..Yo ya me estoy haciendo seguidor y te estoy agregando a mi lista de links, que nunca biene mal un sitio de criticas de cine mas!

Saludos Sospechosos!

Mr. Lombreeze dijo...

Bueno, bueno, yo ésta no me la pierdo. Me pongo a gestionarla, pero ya.

Möbius el Crononauta dijo...

Doctor Jerkoff jojo sólo por eso merece la pena verla. Aunque no me creo que los efectos estén a la altura de los del gran Harryhausen.

Saludos

Dr. Quatermass dijo...

Anda que vaya panda de freaks, uno puede descuernarse a reseñar Fellinis, Dreyers y Bergmans y una bizarrada que pongo revienta las audiencias y levanta las expectativas..... bueno intentaremos adaptarnos a los gustos imperantes, aunque si algo he tenido claro a la hora de empezar este proyecto es que aquí va a haber la mezcla más heterogénea de te puedas imaginar.

Möbius, te reto a que le eches una ojeada a la escena del homenaje a "Simbad y la princesa" y me digas si está a la altura o no del maestro.

Saludos guarretes.

Mr. Lombreeze dijo...

Oiga Doctor, a mí no me de ud. a elegir entre toda la filmografía de Dreyer y un buen par de tetas que lo tengo clarísimo...
Que uno es cinéfilo, pero mu macho también.
Yo esta frikada no me la pierdo.
Si a "Barbarella" le hubieran puesto más "S" lo bordan.

Dante dijo...

Jojoj me ha encantado esta reseña, no la he visto pero me voy a hacer con ella, parece muy curiosa. La versión da la vuelta al original. Yo también soy un fan de las pelis que utilizan el stop-motion, sobre todo en las películas de dinosaurios y monstruos fantásticos antiguas.
Las películas que se clasificaron como "S" se han relegado a un segundo plano en la actualidad, desgraciadamente, pues contienen joyas que son buenas en algunos aspectos.
Muy buena entrada.

Anónimo dijo...

Solo por preguntar, que es el cine 'S'¿? Seria el que llamaban de "dos rombos" ??

Dr. Quatermass dijo...

Lombriz, si es que tiran más dos tetas que dos masterpieces, no me explique más.

Dante, pues yo también tengo ganas de explorar esos submundos del "S" setentero, sospecho que entre la mugre debe haber chicha ;-) interesante, sin ir más lejos la "Gwendoline..." que comentarion hace poco en Quesito Rosa (en enlaces).

Anónimo (una firma hombre) el cine "S" era en los 70-80 una categoría donde se autorizaba el desnudo pero sin que se viera la fornicación, más o menos como los dos rombos, aunque recuerdo haberme tragado alguna de dos rombos para acabar viendo alguna tetilla mal puesta, o sea que diría que el "S" era ligeramente más guarrete.

Saludos!

Mr. Lombreeze dijo...

Ah mes amis!, no sé si alguno de vosotros sufrió la frustración onanista de "cine de medianoche", que anunciaron para adultos.
Esperabas ver "Emmanuelle" y acababas viendo "La vía Láctea" de Buñuel, "Deliverance" de Boorman o alguna de Pasolini.
Una penica onanista
Aunque para la cinefilia, muy bien.

Kike dijo...

No tenía ni idea de que existía esta película... ¡¡MOLA UN MONTÓN!!

Dr. Quatermass dijo...

Lombreeze, si me apunto como damnificado por el poco criterio, aunque segun cual pusieran de Pasolini tampoco andariamos faltos de chicha. Mi recuerdo más vivo al respecto es cuando a tierna edad cazé "El imperio de los sentidos", ese talamiento fálico no se me ha olvidado amigos...

Saludos salidorros

Fantomas dijo...

Algo había leído sobre esta "bizarrada". Algún día tendré que verla. Por lo menos tiene mejor pinta que la misma "Flash Gordon".

Saludos!

Mr. Lombreeze dijo...

Doctor, es que no se fijó en el título en japonés? "Ai no corrida".
Pues eso.

Dr. Quatermass dijo...

Fantomas, te aseguro que me pone más este "Flesh" que el "Flash", que tiene su punto cutre-freakie, pero es más aburrida que yo que se.

Sr. Lombriz, no se si se refiere vd. a que le ha parecido demasiado soft-core, cosa que ya advertí, eh? no hay garantía por pocas tetas.

Saludos!