"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

El Barón Fantástico (Baron Prasil)

Karel Zeman, 1961
La figura del animador y realizador checoslovaco Karel Zeman, afortunadamente va siendo más conocida poco a poco, como mínimo se han editado en España sus principales obras (en ediciones fabulosas), y se empieza a hablar de él en blogs (aquí y aquí) y artículos de prensa. Dentro de nuestro repaso a las películas basadas en el personaje del barón de Munchausen, le toca el turno a “El barón fantástico” o “El barón de Munchausen”, según hagamos caso a la traducción original del título o al nuevo título para la edición en DVD, aunque en cualquier caso estamos hablando de “Baron Prasil” en su título original.

Estamos en la luna, un supuesto astronauta (Toni) se topa con los personajes de la novela de Julio Verne “De la tierra a la luna”, así como con Cyrano de Bergerac y un barón Munchausen a caballo. Se toman unas copillas, y el barón, tomándole por habitante lunar decide llevarlo a la tierra para que conozca los modos de vida terrestres. Aterrizan en Constantinopla donde Blanca, una princesa del harén se fija en Toni a quien le pide que la libere. El Barón le ayuda a raptarla mediante sutiles métodos como pasarse por la espada a medio ejercito (¡diez mil soldados!) aprovechando un apagón. Huyen a caballo, para embarcar en un velero que se ve inmerso en una emboscada de la inmensa armada turca. De nuevo el ingenio del barón los saca del atolladero provocando que los barcos turcos se masacren entre ellos. Huyen en botes, y son tragados por una ballena, en la cual recorren medio mundo.

-Arquitectura al carboncillo, ¿quien necesita escenarios CGI?-

Toni pretende usar sus conocimientos científicos para convertir el velero en barco de vapor, pero fracasa dándole la razón al barón, escéptico ante los adelantos técnicos (¿Quién los necesita cuando la fantasía puede obrar los mayores prodigios?). Después de una estimulante cabalgada en caballito de mar por los fondos marinos, nuestros amigos terminan en una fortaleza asediada por los turcos. El general a cargo desconoce la ubicación del enemigo, realizando el barón su famoso vuelo sobre una bala de cañón de ida y vuelta, dibujando durante el trayecto detallados planos de las posiciones enemigas, lo que le vale una condecoración cuya celebración provoca una increíble sucesión de acontecimientos que llevan a Toni de vuelta a la Luna junto con Blanca, consumándose el fracaso sentimental del barón.

-Los mecanismos del sultán, tecnología punta, oiga-

Desde luego si en algo destaca esta película es a nivel visual, con sus deslumbrantes decorados dibujados a mano sobre los que se mueven los personajes reales en perfecta integración. Zeman es el precursor de los mundos virtuales, ¿no es lo mismo un escenario dibujado que creado por ordenador?). Todas las escenas del palacio son de un derroche visual increíble, con un diseño heterogéneo que combina elementos arquitectónicos góticos, árabes, mesopotámicos, etc. en otra muestra de excentricidad. En otras muchas escenas se recurre a otro tipo de técnicas de animación, como en la brillante secuencia inicial del viaje de la luna a la tierra en un barco arrastrado por fantásticas criaturas animadas en stop-motion o en los curiosos mecanismos que el sultán tiene instalado en su palacio, animados de forma deslumbrante.

-La imaginativa puesta en escena es puro espectáculo-

Otros ejemplo son las secuencias submarinas, donde la animación tradicional de toda la vida se integra con los personajes reales, o los brillantes efectos de humo fotografiado a gran velocidad que causa un efecto hipnótico al reproducirse a velocidad normal. En este sentido una secuencia brillante utilizando esta técnica es la huida a caballo del palacio del sultán bajo un expansivo humo rojizo. Hay que decir que pese a que la mayoría de efectos visuales utilizados resultan de lo más atractivo (si se quiere algo Kitsch, pero indudablemente efectivos en sus recreaciones fantásticas), hay alguna secuencia cuyos efectos han quedado algo desfasados como la psicotrónica batalla del barón contra el ejército turco en la oscuridad, auténtica precursora de la psicodelia.

-No puede faltar el barón sobre la bala, ¡en este caso dibujando planos como si tal cosa!-

La frase del barón: "¡mover un barco con vapor!, para eso hace falta mucha fantasía..." mientras una criatura gigante le rapta en vuelo entre sus garras, capta la esencia de este barón critico con la ciencia, dudoso de su capacidad de generar fantasías. Igualmente se lamenta de que su frustrado amor, Blanca prefiera “esas tonterías sobre las máquinas” al romanticismo de sus duelos y batallas, es un barón atrapado en algún lugar del pasado en un tiempo cambiante. Destaca también la ironía con la que se expresa el personaje, muy logrado en todos sus diálogos pero especialmente brillante cuando critica a Toni por no saber en que mar se encuentran después de haber identificado éste los mares rojo, negro, etc. por el color de sus aguas. Brillante.

-Toni y Blanca de camino a la Luna tuneando armaduras medievales en trajes espaciales-

La película se recrea en ocasiones en el exhibicionismo visual (el viaje submarino, el palacio del sultán), desde luego que todas estas escenas merecen ser admiradas, pero esto hace que a la película le falte cierto ritmo. Sin embargo, esa visión personal del personaje y su mundo (siempre dentro de su idiosincrasia literaria), el imaginativo argumento tomando solo algunos puntos de referencia de los relatos originales y de-construyendo la historia, y por supuesto el planteamiento visual que por momentos hacen aproximarse la cinta a la obra de arte, hacen que esta segunda encarnación fílmica del personaje no desmerezca para nada a la primera versión y sea del todo recomendable.
Valoración: 7/10
.

2 comentarios:

Fantomas dijo...

La estética de la película es bastante particular. En Youtube esta con subtítulos en inglés así que supongo que apenas tenga tiempo le daré una mirada.

Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Pues sí Fantomas, estéticamente es muy original, realmente incomprensible el desconocimiento que hay sobre estas películas.

Gracias por tu comentario, ha pasado bastante desapercibida esta entrada...

Saludos!