"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

I'm not there ....Rock Movies by TQX....

 



Todd Haynes, 2007
Bob Dylan es uno de los íconos culturales del pasado siglo. Hay episodios de su vida y obra que están grabados a fuego en el libro de oro de la cultura rock como su famosa metamorfosis de cantautor folk a rockero eléctrico que cogió por sorpresa a sus fans en el festival de Newport de 1965, o su conversión al cristianismo a finales de los 70 que le llevó a sorprender con una serie de álbumes de sonido gospel y contenido espiritual. En cualquier caso se trata de uno de los artistas más importantes de la historia del rock y una auténtica leyenda que durante los años 60 influyó en la manera de pensar de millones de personas y jugó un papel inequívoco en la revolución contracultural de finales de esa década.

Hay varios documentales que se aproximan a la figura de Dylan como el famoso "Don't look back" de 1967 o el reciente “No direction home” realizado por Martin Scorsese en 2005, pero para esta primera dramatización de su figura no se podría haber adoptado una aproximación más inusual. En ningún momento se plantea un biopic al uso, se trata más bien de ofrecer una serie de viñetas guiadas por diferentes personajes (algunos de ellos encarnaciones de Dylan pero también figuras inspiradas en su obra o sus gustos) que permitan aproximarse a diferentes aspectos de su obra y su personalidad: "Inspirada por la música y las muchas vidas de Bod Dylan" se puede leer en los créditos del inicio de la cinta. Y la propuesta es ante todo arriesgada y diría que difícil de asimilar para quienes no tengan muy presente la carrera del hombre. Por contra, la aproximación es desde luego original, ofreciendo algo así como un collage de piezas sueltas que una vez hilvanadas te permiten tener la perspectiva completa.

-Seis personajes, que no seis Dylans, no os créais la publicidad...-
 
Seis personajes principales guían la película en diferentes hilos narrativos que vamos viendo intercalados sin orden aparente. Se trata de Woody (Marcus Carl Franklin), un vagabundo que viaja en vagones de carga con su guitarra y que es seguidor de un cantautor folk de quien Dylan fue apasionado seguidor, este personaje sirve para tener una visión del origen de las músicas populares a principios de los 50, y también para representar las biografías falsas que Dylan se atribuía (es presentado como “engaño” en la escenas iniciales donde se presenta a todos los personajes). Luego tenemos a Jack Rollins (Christian Bale) que encarna a Dylan en dos fases clave de su vida: su éxito como cantautor folk en la primera mitad de los 60, y su conversión espiritual a finales de los 70. Se diría que el personaje que carga con mayor peso es Jude Quinn (Cate Blanchett), que interpreta al personaje durante su famosa 'electrificación' (en una escena alegórica donde la banda dispara al público con ametralladoras), y sus giras por la Inglaterra del swinging' London de mediados de los 60 que nos permite asistir a sus polémicas declaraciones y enfrentamientos con la prensa, encuentros con luminarias de la época (Beatles, Stones...), etc.

-¡Toma electrificación!- 

Aún nos queda Arthur (Ben Whishaw), un personaje sometido a un extraño interrogatorio del que nunca vemos a los autores de las preguntas, pero que sirve como articulador de las numerosas frases célebres que se atribuyen a Dylan, Robbie Clark (Heath Ledger), un actor que prepara una película sobre el artista y que permite asimilar sus problemas matrimoniales a los que sufrió el propio Dylan  (la esposa está interpretada por Charlotte Gainsborough) . Y por último el más bizarro es Billy “el niño” (Richard Gere), sin duda el que más va a descolocar a quien se aproxime a la cinta de manera casual. Este personaje tiene su razón de ser debido a la participación de Dylan en la película de Sam Peckimpah "Pat Garrett & Billy the kid”. Billy se pasea por una zona rural del siglo pasado ante guiños a canciones de Dylan, algunos de ellos tan marcianos como avestruces o jirafas paseándose por el midwest. En este fragmento podemos ver guiños a otros personajes de la película en un auténtico puzzle por descifrar.

-Christian Bale con un look que molaría bastante para Terminator 5-
 
Como vemos diferentes personajes y aspectos que pueden confundir (y confundirán) a muchos espectadores, salvo quienes vayan con los deberes hechos o sean bien conocedores de la carrera del personaje. Pero arriesgado como es el ejercicio (además de los múltiples personajes y narraciones se alternan el color y el B/N, y se experimenta con formas narrativas como el falso documental), se diría que Todd Haynes se sale con la suya y lleva a buen puerto la propuesta. Para ello cuenta con el gran trabajo en las actuaciones de la mayoría de actores (el elenco es desde luego imponente): Cate Blanchett fue nominada al Oscar como mejor actriz de reparto el año pasado por esta película, y desde luego que da el toque asexuado del personaje en la época. Haynes se permite licencias discutibles, como el "ametrallamiento" de la audiencia, el abstracto fragmento del personaje de Richard Gere que para mi no aporta demasiado, o la escenificación de la “muerte” del espíritu del Dylan original con un auténtico entierro. Pero en general todo acaba teniendo sentido (no aseguro que en un primer visionado) y nos deja una muy interesante película por más que se podría haber concretado algo más la propuesta y no dejarla en un plano tan abstracto, algo que impedirá que llegue a más público. Así que el autor de la maravillosa "Velvet Goldmine" (una de las mejores aproximaciones del cine a la cultura rock de la que hablaremos en breve) nos deja una interesantísima película que sin duda merece la pena.

-Billy el niño un poco crecidito buscando jirafas y avestruces-

No he hablado de la banda sonora que por supuesto es lo que faltaba para rematar la película. Una banda sonora que alterna algunos de los temas más conocidos del maestro con otras piezas de su catálogo algo menos frecuentes, unas veces en sus rendiciones originales y otras en versiones de bandas amigas del director.
Valoración: 8/10


.

11 comentarios:

(!) hombre perplejo dijo...

Me la apunto; pero la gran revelación es esa propuesta de look para Terminator 5 !)

redna dijo...

Pues me la apunto. No la vi cuando paso sin pena ni gloria por los oscar 2007, pero ahora es un buen momento para visionarla.

Ya te comentare mi opinion. Excelente reseña como siempre.

Saludos

Jorge Luis Burroughs dijo...

Es simplemente genial. Debo reconocer que no es accesible para todos, pero fue la película que me acercó de forma directa a Dylan, gracias a lo enigmático de cada uno de los personajes; y ahora, cada que la veo, ya como fan consumado de Dylan, no dejo de descubrir nuevos giños. Cate Blanchett está genial, al igual que Marcus Carl Franklin. Las escenas de la conversión al cristianismo, la brillante interpretación de Ballad of a thing man, y el pequeño woody cantando Tombstone blues, quedan por siempre en la memoria.
Buen comentario. Saludos.
Por cierto, ¿dedicarás algún post a Spinal Tap, Across the universe y Walk Hard?

Dr. Quatermass dijo...

perplejo, reda, no os la perdáis.

Jorge, si que es verdad que cuanto más conoces al personaje y la obra más la disfrutas. ¿Spinal Tap?, joder la piedra angular de las rock movies, no dedicaremos un post sino una serie de ellos. Walk Hard también, me descojoné de verdad con esa película, si señor. Across the universo por contra me pareció un pastelón, pero bueno quizá salga por aquí.

Thanks for the comments!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Pues yo tampoco la he visto Doctor, así que apuntada queda.
Eso sí, lo del comentario a pie de foto de Christian Bale es tremendo jejeje
Un saludo

Lázaro dijo...

buena puntuación Doc..
caera la proxima semana.
tengo que conseguir la banda sonora.
un saludo

elprimerhombre dijo...

La tengo pendiente. La veré esta semana, me imagino. Y eso que yo no he sido nunca devoto de la musica de Bob Dylan. Un saludo!

Dante dijo...

Interesante sección temática.
Todavía no he podido sentarme a ver "I'm not there", la tengo pendiente. Hace tiempo la tenía, pero en mala calidad. La verdad es que este film está cosechando muy buenas críticas aquí en España por el retrato original que hace de un artista. Me encantó las maneras de Todd Haynes en "Velvet goldmine".
Lo del retraso de 3 años en publicar la peli aquí es una estafa brutal para el público español.
¡Saludos!

Angel "Verbal" Kint dijo...

Hay un falso biopic sobre Bod Dylan, protagonizado por el propio Bob llamado "Masked and Anonimous", una película que pasó sin pena ni gloria pese a un espectacular reparto.

Dr. Quatermass dijo...

Dante, es cierto, es absolutamente increíble que una película se estrene con años de retraso, cuesta entenderlo.

Angel muchas gracias por el dato, lo desconocía y la buscaré.

Un saludo.

elprimerhombre dijo...

Pues no me ha gustado nada y lo puede leer en nuestro blog. Ya había dicho que no soy fan de Dylan pero de lo poco que me ha interesado de este extraño experimento es su música y la gran fotografía. Lo demás resulta aburrido y excesivamente largo.

Un saludo!