"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

Sagas Simias : El Planeta de los Simios (Planet of the Apes) -1968-

Franklin J. Schaffner, 1968
“El planeta de lo simios” es una adaptación modélica al medio cinematográfico en cuanto toma la esencia del referente literario, y la transforma en una historia que pueda funcionar bien en la pantalla teniendo siempre en cuenta de las diferencias entre la literatura y el cine. El argumento de la novela es significativamente distinto del de la película, pero todos los cambios tienen un sentido y consiguen maximizar la experiencia cinematográfica. Ahí está el gran trabajo de guión que comentábamos en la introducción a esta serie de artículos: Un guión perfectamente estructurado donde ni una sola escena es gratuita. Por cierto que asumiré que no queda ser humano (o simio) en el mundo que no haya visto la película, así que la destripo de cabo a rabo (de todas maneras sería imposible hablar de las secuelas sin hacerlo).

La película arranca con el aterrizaje forzoso de la nave en que viajan los cuatro astronautas. A diferencia de la novela, donde la nave queda en órbita (permitiendo así el regreso), en este caso queda inoperativa. Los astronautas supervivientes comienzan la exploración del planeta en unas brillantes escenas rodadas en impresionantes escenarios naturales, de cuya grandeza nos hace testigo Schaffner con el generoso uso de la panorámica y el gran angular, así como dejando de entrada claras las reglas que regirán el ritmo de la narración. También empieza a brillar la partitura de Jerry Goldsmith, basada en sonidos étnicos y minimalistas que nos ponen en alerta de que pese a que lo que vemos parecen escenarios terrestres, cosas marcianas están por pasar.

Nuestros amigos se ven envueltos en una cacería, otros humanos huyen de alguna amenaza para verse capturados por redes, hasta que vemos por fin a simios a caballo armados con armas de fuego al mando de la cacería. Los humanos no hablan, están en un estado salvaje y visten taparrabos. Los simios por el contrario hablan en un perfecto inglés (o castellano en versión doblada), diferencia importante con la novela donde hablan un idioma propio que a Ulises (el protagonista de la novela) le cuesta meses aprender. Sin embargo, esto se soluciona de forma ingeniosa a nivel de guión: Durante la cacería, Taylor (Charlton Heston) recibe un disparo en la garganta con lo que se pasa semanas sin poder hablar. Así el guión consigue no hacer evidente para los simios que están ante un ser especial, nos guardamos el cartucho en la recámara para cuando toque, otro ejemplo de progresión dramática ejemplar.

 -Exploración del planeta: Naturaleza salvaje como genial aperitivo-

Zira (Kim Hunter) es una científica que experimenta con humanos mientras que su pareja Cornelius -Aurelio en versión doblada- (Roddy McDowall) es un arqueólogo interesado en el estudio de la evolución simia. Ambos comienzan a apreciar en Taylor –recluido en una celda junto a Nova (Linda Harrison)- comportamientos que les hacen sospechar que no es como el resto de humanos del planeta. Aquí vemos la estricta división de clases, los orangutanes son los administradores, los chimpancés los científicos, y los gorilas las fuerzas de orden. Un orangután, el Dr. Zaius, jefe de Cornelius y Zira también observa en Taylor comportamientos inteligentes, por lo que de inmediato se pone en alerta y destruye pruebas al respecto.

En este punto comenzamos a darnos cuenta de uno de los aspectos más alabados de esta película, que no es otro que el maquillaje de los simios, algo que llevó a la academia de Hollywood a otorgar un Oscar a John Chambers antes incluso de que se empezara a premiar la categoría de maquillaje. Los simios son en todo momento creíbles y su rostro mantiene una gran expresividad en sus ojos, boca, o el movimiento del hocico. De hecho la 20th Century Fox obligó a demostrar que era posible crear simios realistas antes de financiar el proyecto y fue uno de los aspectos en los que querían estar seguros del resultado.

 -Cornelius, Zira, Taylor en plena disquisición-

Cuando finalmente Taylor recobra el habla, se hace público que es inteligente y se le somete a un tribunal donde se pretende descubrir cual es su origen real. Taylor da explicaciones y rebate todos los argumentos, pero los simios se niegan a creerle, de hecho el Dr. Zaius, le incita a mentir sobre su origen amenazándolo con trepanarle el cerebro (como ha sido el caso de su compañero de expedición). El guión en este punto es explícito en lo que ya se podía comenzar a intuir: Zaius posee la llave a un conocimiento que está vedado a sus congéneres. Un secreto sobre el origen de su especie que no desea que sea divulgado y que la presencia de Taylor amenaza. Estamos ante el elemento argumental que mejor ha movido siempre la ciencia-ficción: civilizaciones con sólidas bases establecidas que viven según unos principios que una revelación inesperada pondrá en cuestión. La lista de ejemplos sería larga…

Finalmente Zira y Cornelius ayudan a Taylor y Nova -que se ha convertido en su pareja- a huir cuando las cosas se empiezan a poner feas para ellos. Les llevan a “La zona prohibida”, un área de excavaciones arqueológicas que ha sido clausurada por Zaius sin haber dado explicaciones. Allí realizan en una cueva el descubrimiento clave de una muñeca humana capaz de hablar: La especie humana en un periodo pretérito ha tenido una inteligencia muy superior a la actual. La revelación se manifiesta, y este sería un final que cerraría una película brillante pero faltaba la vuelta de tuerca sin la cual esta película no se nos habría quedado grabada a todos en el cerebro cuando la vimos de pequeños. Os pongo un vídeo de la famosa escena final (si no habéis visto la película no os preocupéis, en cuanto vayáis a comprar el DVD os lo ponen en la carátula para fastidiar –que hayan hecho eso si que es un misterio existencial de la humanidad-).


Rod Serling en su serie “The Twilight Zone” ya tenía como marca de la casa finales que cuestionaban todo lo que habías visto, pero en el caso que nos ocupa, se superó como nunca, ya que para nada es forzado y encaja perfectamente con todo el argumento desarrollado. Además el efecto inmediato es ponerte a analizar todas las implicaciones de la gran revelación, es un final que te deja desarmado, rodado además con maestría en un juego de zooms, planos y contraplanos en el que solo en el último momento somos testigos de lo que ha visto Taylor: Él ve primero la gran revelación, nosotros aún vamos a tener que esperar un momento para quedarnos con la boca abierta, sin duda uno de los mejores finales de la historia del cine.

-Con la misma cara que el amigo Heston te quedas la primera vez que ves esta película....-

Con un presupuesto de 6 millones recaudó más de 32 y se convirtió en todo un fenómeno, desatando una fiebre de secuelas, series de TV, cómics, etc. Eran tiempos en que el público aún apoyaba la calidad. “El planeta de los simios” es una de aquellas ocasiones en que a lo largo de la historia del cine se han mezclado los ingredientes necesarios para conseguir el máximo: Una gran historia de partida (Boulle), traducida a un guión increíble (Serling por más que Michael Wilson básicamente lo hiciera más barato de rodar), y con un productor que sabía lo que se traía entre manos (Jacobs). Ellos pusieron los mimbres para hacer posible que Schaffner, Chambers (maquillaje), Heston, etc. remataran la faena y nos dejaran como legado esta obra maestra que ha conseguido calar en la cultura popular como pocas obras de ciencia-ficción han hecho.
Valoración: 10/10




Bonus Track para listillos: Diferencias novela-película
  • La civilización plasmada es notablemente más atrasada que en la novela, donde los simios viven en ciudades adelantadas y han lanzado al espacio satélites (tripulados por humanos, jeje)
  • La misma nave del viaje interestelar queda destruida en la llegada a diferencia de la novela donde dejan la nave en orbita y descienden con una lanzadera, esto le permite al protagonista regresar a la tierra y ver con sus propios ojos la regresión de la civilización humana a favor de la simia que habían escuchado en experimentos. El final de la película ya sabemos que es completamente diferente.
  • En la novela el final se ve precipitado por el hijo que Ulises tiene con Nova y que Zaius teme posea su inteligencia y precipite un resurgir humano, hecho este suprimido en la película.
  • La película centra toda la intriga en el hecho de la evolución simia, y la realidad que Taylor descubre, todo esto está presente en la novela también, pero no es el eje central.
  • En la novela tenemos somos testigos privilegiados de cómo se dio la inversión de roles entre humanos y simios a través de un experimento, no queda esto sino insinuado en el film.
  • En lugar de un juicio, Ulises (en la novela) tiene la ocasión de exponer su caso ante un completo congreso científico atendido por centenares de simios en un enorme anfiteatro.
  • Luego está el asunto de la lengua, en el libro los simios hablan otro idioma y Ulises tarda un tiempo en aprenderlo. En la película hablan el mismo idioma y se salva la intriga por una herida en la garganta que impide hablar a Taylor por unos días.
  • El detalle con el que son descritos los experimentos a los que es sometido Ulises son prácticamente un manual de psicología, lógicamente en la película apenas hay tiempo para un par de pinceladas.

Próximos posts (aproximadamente de manera semanal en sus pantallas)

1- El Planeta de los Simios (Pierre Boulle, novela), 1963
2- El Planeta de los simios (Planet of the Apes), 1968
3- Regreso al Planeta de los Simios (Beneath the Planet of the Apes), 1970
4- Huida del Planeta de los Simios (Escape from the Planet of the Apes), 1971
5- La Rebelión de los Simios (Conquest of the Planet of the Apes), 1972
6- Batalla por el Planeta de los Simios (Battle for the Planet of the Apes), 1973
7- Series de Televisión : Planet of the Apes (1974), Return to the Planet of the Apes (animada) (1975)
8- El Planeta de los simios (Planet of the Apes), 2001 –Tim Burton-
9- Legado, Curiosidades y Rumorología sobre nuevas versiones

17 comentarios:

rockomic dijo...

Poco más a añadir. Obra maestra absoluta de cap a peus, probablemente una de mis películas top 8 de la historia, y probablemente una de mis top 5 que más veces he visto.
El final tienes razón que es uno de los mejores de la historia y además está realizado de forma óptima para conservar la intriga al máximo y producir mayor impacto. Y lo mejor está en que, pese a la espectacularidad del final, el resto del metraje no es precisamente una excusa para llegar a ese final, como podría parecer en otros films, sino que mantiene el interés en cada segundo y es de una factura casi inalcanzable. Los parajes iniciales, los diseños de los poblados simios (inspiración para Roger Dean?, quien sabe), la escena final pseudo-western en la zona prohibida... Inolvidable.

rockomic dijo...

Queria decir una de mis películas top 5, no top 8. ;-)

Pablo dijo...

Me ha gustado mucho el reportaje y está curradísimo. Felicidades.

Eso sí, hay alguna secuela que mejor olvidarla....y del remake de Burton ni hablamos. A evr que tal el reinicio prometido.

Möbius el Crononauta dijo...

Macho Taylor for president, viva Ojos Claros y la madre que lo parió.

Inmortal clásico, doctor zaius doctor zaius

tomas dijo...

En primer lugar, felicidades por su magnífico artículo. Ha sido todo un placer leerlo.
El planeta de los simios es una magnífica película, que muestra una manera de hacer ciencia ficción cercana a ciertas cuestiones de la época. Además de ello, esta genialmente filmada, con imágenes que funcionan por si mismo y acompañada de una banda sonora muy, muy buena.

Saludos y felicidades, de nuevo.

Jokerman dijo...

¿Qué puede uno añadir tras leer tan estupendo artículo? Poco o nada, evidentemente. Pero a modo de anécdota contaré que vi la película más o menos a los 11 años, en su primer pase televisivo en España (¡En Sábado Cine! ¡¡Y en COLOR!!), y que el final me cogió totalmente por sorpresa... a pesar de haber visto en la pantalla grande "Escape from..." un par de años antes.

Y por lo que respecta a la infamia de colocar la imagen de ESE FINAL en la carátula del DVD (o en uno de los discos, como es el caso de la sensacional Edición 35 Aniversario), pues sólo se explica si los que deciden el diseño son unos zotes a quienes ni les gusta realmente el cine, ni tienen el más mínimo respeto por los espectadores.

Seguiremos el serial con la atención que merece. Un saludo a todos (por esta vez, sin excluir a los humanos).

Mr. Lombreeze dijo...

Para mí es GRAN CINE con súper mayúsculas. Pocas películas combintan tan magistralmente entretenimiento, acción, sci-fi, mensaje, FX, actorazos, una de las mejores bso de todos los tiempos y etc, etc.
Es que es soberbia. Clásico inmortal.
Todas las alabanzas son pocas para esta Obra de Arte.
Qué buen post.

Dr. Quatermass dijo...

Hola, gracias por vuestros comentarios y felicitaciones. Creo que vamos a estar poco en desacuerdo por aquí....

Sobre el post, ha sido uno de los que mas me ha costado encontrar como escribir, parecía Barton Fink sin encontrar la inspiración al querer hacer algo a la altura de las circunstancias, me alegro que os haya gustado.

Basurero Usurero dijo...

Esa saga de películas es increíble, cuando el enfermo de la armas Heston se arrodilla en la orilla del mar y empieza a lamentarse es memorable. Suerte.

Pabela dijo...

Ciertamente un film espectacular y verdaderamente uno de los mejores finales, como dicen ustedes "acojonante".
Amando como amo a Burton, prefieron ni acordarme que alguna vez hizo el intento de pasteurizar esta genialidad!!!!

Kike dijo...

Grandiosa película, pro-supuesto. Cualquier cosa que diga,e sta de más. Bueno, puedo poner ese video tan entrañable que ya todos conocemos...

http://www.youtube.com/watch?v=uT6WXQp2U_Y

David dijo...

Estupendo post. Hace tiempo vi en youtube que alguien se había currado un montaje de la peli, acortándola, le había quitado el color, y demostraba lo parecida que podía ser a un episodio (uno de los buenos si no el mejor, supongo)de la serie de Serling.
Lo de la carátula no me había puesto a pensarlo (es ya tan mítica y conocida la secuencia).. pero sí, tiene tela, como comentas.
Y como los demás.. poco que añadir.
Que la película es magnifíca y que tiene hasta golpes de humor. Los simios adoptando las posturas de los monos que ni ven ni oyen, etc. durante el "juicio".
Te iba a hacer un chiste cuando has dicho lo del productor que sabía lo que se traía entre manos, porque uno de ellos se casó con la Linda Harrison (pero no es al que atribuías la frase).
No he leído la novela. El recurso de la peli que comentas me parece estupendo, un magnífico recurso de guión. He visto hace mucho las otras pelis, pero acabo de ver que las han colgado, así que no sé si ir viéndolas a medida que te curres los post. No ando muy bien de tiempo.

Por cierto.. y esto ya no tiene que ver con la peli. Ayer vi la de La cinta blanca. ¿Dejo mi comentario sobre tus cuestiones aquí, o lo pongo mejor en la entrada? Un saludo.

David dijo...

Esto de escribir rápido.
El recurso de la peli al que me refería es al de que Heston pierda la voz en lugar de aprender durante meses otro idioma. Otro saludo.

Dr. Quatermass dijo...

Jaja Kike, si ese video es brutal, presidirá la entrada de clausura del serial. ¿que mejor legado puede haber dejado una peli?.

David, he intentado buscar el video ese de youtube sin éxito, si lo encuentras ponme aqui el enlace, ¿ok?. Lo de la cinta blanca mejor en el post correspondiente.

Saludos!

David dijo...

Aquí la primera parte. Y de allí, a las otras. Es una "masacre", claro, pero no deja de ser curioso...
http://www.youtube.com/watch?v=QPjGYD5H1OI

Un saludo. Mañana comento lo de Haneke.

Richard Wesker dijo...

Un gran post dedicado a una gran película. Una lástima que haya gente que piense que la de Burton está a la altura, pero bueno, tiene que haber de todo en el mundo... Un saludo y ¡sigue así!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola soy el aguafiestas de turno, hay un detalle que no me gustó de la película:
La conveniente herida en el cuello añade un montón de tensión, a niveles de Hitchscock sin duda. Pero, ¿que le pasa en las orejas y/o en el cerebro? que los simios de un planeta perdido de la constelación de Beeteljeuse hablen un perfecto inglés fluido, da que pensar un poco ¿no? es que al pobre Ojos Azules le lobotomizaron sin que se diera cuenta!?
En fin, gran trabajo sobre una novela dura y dificil y dirigida con maestría pero el guion es que ni con pinzas ...