"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

Malas Tierras (Badlands)

Terrence Malick, 1973
Los retratos de psicópatas o personajes sórdidos puestos en el mismo contexto que mentalidades infantiles o inocentes nos han dejado siempre grandes películas, con frecuencia perturbadoras. Solo tenemos que recordar la famosa escena de Frankenstein y la niña a orillas del lago, pero desde a “M” hasta “Tideland”, pasando por “Taxi driver” o “La noche del cazador”, el tema siempre ha resultado de lo más eficaz para los cineastas que le han sabido sacar partido.

"Malas Tierras" fue el debut de Terrence Malick, el poco prolífico autor de la brilante  "La delgada línea roja". Malick consiguió el dinero para rodarla de un productor independiente y en un pase para críticos los dejó a todos con la boca abierta consiguiendo así que un gran estudio apostara por distribuirla. Sin embargo fue un rotundo fracaso en su estreno ya que el público no podía asimilar una historia de moral tan ambigua. Desde entonces el film ha cargado con un aura de film de culto completamente merecida.

-Kit vagando por los badlands-

La historia es simple: Kit es un chico solitario interpretado por Martin Sheen (que ya pasaba de la treintena pero interpretaba un personaje de 19 años) que se enamora de Holly (Sissy Spacek), una chica de 15 sometida por su padre a una férrea disciplina moral. Éste se opone a la relación con lo que los jóvenes planean fugarse, pero el padre los sorprende y Kit en plena refriega lo acaba asesinando, suceso que de forma turbadora deja a la niña indiferente. Nada impide pues que se fugue con su novio a vivir al bosque fuera de cualquier regla moral y donde la violencia y la muerte se practicarán como si de un intranscendente juego de niños se tratara. El gran acierto de "Malas Tierras", es que en su mayoría está narrada por la voz en off de Holly que aporta una inocente e irreal punto de vista sobre las monstruosidades que va cometiendo su compañero, inspirado por cierto en el psicópata real Charles Starkweather que dejó un reguero de muertes tras de sí en 1957 acompañado de su novia de trece años.

-Kit y Holly en plena huída-

Todo funciona en esta película como un mecanismo de relojería: La interpretación de Sissy Spacek como Holly desprende todo el candor y la inocencia que el personaje requiere y transforma la visión de los hechos al ponerlos bajo su punto de vista. La banda sonora confeccionada con el uso recurrente de melodías de Carl Orff y Erik Satie siempre resulta brillante y dota al conjunto de un gran acabado formal, y que decir de la fotografía de los bellos parajes naturales por donde transcurre buena parte de la escapada de los protagonistas (los áridos paisajes de los badlands americanos). También podríamos hablar de los personajes secundarios, todos ellos acertados y muy cuidados.

"Malas tierras"
es una de aquellas cintas moralmente ambiguas que son un triunfo artístico y un fracaso comercial. Desde luego que esta película es cualquier cosa menos convencional y es poco menos que una obra maestra.
Valoración: 9/10
.

12 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Estimado Doctor,
si bien es cierto que Mallick se prodiga poco, muy poco, en sus apariciones en pantalla, cierto es también que cada película suya es una auténtica maravilla y un ejemplo de lo que es hacer cine.
Una obra maestra más en su (escasa por desgracia) filmografía (5 a fecha de hoy y dos en post´producción).
Un saludo

David dijo...

Pues la vi bastante empezada hace muchos años y a un horario intempestivo... Me estaba gustando, pero al final me fui a la cama. Y así desde entonces... Habrá que ponerle remedio...

(!) hombre perplejo dijo...

Hasta el título es sugerentemente ambiguo, a juego con el tono de la película... ¿Se refiere al ámbito geográfico? ¿A la aridez emocional de los protagonistas? ¿A la estéril sociedad que los crea?... Gracias al tipo que inventó el dvd !) De lo contrario, si hemos de esperar que alguna cadena la programe, estamos listos !)

Mr. Lombreeze dijo...

Los créditos finales a ritmo de Carl Orff (que luego plagió Hans Zimmer para Amor a Quemarropa), cierran una película magnífica.
Es muy simbólico lo del asilvestramiento del comportamiento de estos dos rufianes en esos parajes boscosos.

Aunque tengo que decir que para mí la gran peli de Malick es Days of Heaven, una de mis top 10 de toda la vida. Si no la has visto no te la pierdas.

Británico?, tú sí que eres británico...

Dr. Quatermass dijo...

Pues Crowley, se cree que solo he visto Badlands y Red Thin Line?. Desde luego las otras son deberes.

David, pues ya sabes, pero como dice el amigo perplejo(!) más te vale recurrir al DVD. Gran detalle el del título si señor.

Lombreeze, es que en general todo el tratamiento musical me parece ejemplar, es una banda sonora que me encanta. Véase lo que le comento a Crowley sobre el resto de la obra de este director británico ;-) Tomo nota de su recomendación.

Saludos y gracias por los comentarios!

Dani dijo...

Se que voy a quedar mal, pero no, no la he visto. Voy a seguir tu recomendación Doc.

Luis Cifer dijo...

yo tampoco la he visto y le tengo ganas, Mallick me suele gustar bastante aunque sus excesos con el metraje son importantes.

Lázaro dijo...

una muy buena puntuación..
habra que encontrarla,y disfrutarla.
es interesante ver las operas primas de los grandes directores.
un saludo

Insanus dijo...

Yo también prefiero Días del cielo o La delgada línea roja, pero Malas tierras es también tan bonita que a la saca sin dudarlo.

Carlos Serrano dijo...

Para mi una de las pelis más sobrevaloradas de la historia. A mi me pareció un bodrio infumable. Una tortura...creo que ni llegué a terminarla de ver!

Dr. Quatermass dijo...

Pues nada oye, reitero la recomendación para los que no la habéis visto.

Carlos pensaba que como mínimo me ibas a decir lo que te pone Sissy Spaceck de Lolita ;-)

Un saludo y gracias por comentar!

elprimerhombre dijo...

Malas tierras es una maravilla de principio a fin, y para mí, sin duda alguna, la única que destaca por completo de su filmografía. Debo de ser de los pocos que no le gustó Días del Cielo, y La delgada línea roja está muy bien hasta, más o menos, la primera mitad (increíbles las escenas de los combates); al final te cansas de los monólogos existencialistas, algo que también ocurre con en El nuevo mundo, bastante aborrecible.

Un saludo!