"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

Rattle & Hum (1988) -O de U2 y un adolescente- ....Rock Movies by TQX....

Phil Joanou, 1988
Pues mira, lo que tiene acercarte a la cuarentena es que tu complejo de Peter Pan se acentúa y acabas volviendo una y otra vez a lo que te marcó en tu infancia y adolescencia. Por ejemplo, yo a los U2 los tenía crucificados desde el lejano ya 1997 en que sacaron su infausto “Pop” (que en su momento me pareció una mierda pero ahora veo que los amigos tenían unos cojones importantes). Otro día hablamos de la decadencia de esta banda, pero hoy vamos a hablar de la rampa ascendente que pasito a pasito los llevó a la cima del mundo en el “Rattle & Hum” de 1988, álbum que para algunos es el principio de la decadencia pero que para mí suponía mantener el nivel del increíble “The Joshua Tree” y evolucionar añadiendo muchas influencias americanas cortesía del gigantesco tour que les llevó por esas tierras el año anterior. Además se trata de uno de los pocos álbumes mezcla de estudio y directo que me parecen realmente grandes, siendo esa una combinación que no se porqué pero no suele dar grandes resultados. Y claro, una vez en lo más alto el grupo tenía que hacer lo que habían hecho los Stones, Led Zeppelin, The Who, y un largo etc: grabar su película (que entonces no era sacar un DVD, no cualquier grupo podía permitirse estrenar una película en cines).

Pero retrocedamos unos años que os voy a contar una historieta: U2 son para mí un grupo de “cassette”. Los conocí de la manera clásica, un compañero de instituto era fan y me iba pasando las cintas de todos los álbumes que yo metódicamente iba duplicando. Estoy hablando desde el “Boy” de 1980 (que curiosamente es uno de mis favoritos con esas atmósferas de corte gótico), hasta el imprescindible “The Unforgetable Fire” de 1984. Imaginaros que en un ataque de nostalgia estuve buscando en casa de mis padres esas cintas, las encontré y estuve escuchando los álbumes (que entre la calidad de sonido que debían tener en su momento tras varias duplicaciones y los casi 25 años transcurridos imaginaros como se oían). Además me encontré con la curiosidad que en una de ellas, revertiendo la carátula con la lista de canciones contenía la evidencia de que aquella misma cinta había contenido: “The trap door”, “Street Hawk”, “Firelord”, “Dan Dare”,… ¿a nadie le suenan?... ¡Juegos del ZX Spectrum!, imaginaros el drama de un pobre quinceañero sin un duro, vaya dilema: “The Unforgetable Fire” o “Firelord”, dudo que la elección me resultara fácil.

Pasa un añito y de golpe y porrazo U2 están en todos los medios con un despliegue promocional como solo a mediados de los 80 las discográficas podían permitirse: “The Joshua Tree” acabó llegando a mí de la misma manera, todavía no podía permitirme adquirir el anhelado vinilo. Pero por si no estaba suficiente enganchado, ese álbum acabó de hacerlo: Durante un tiempo fui lo que se suele decir un “fan”: iba con mi carpeta decorada con fotos y letras del grupo, me sabía las canciones de memoria, incluso llegué a valorar viajar a Madrid para asistir al famoso concierto en el Vicente Calderón que supuso su primer concierto en España.

Y llega 1988 y sale “Rattle & Hum”. Esa vez no se cómo lo hice pero conseguí que alguien me financiara las 1.800 pesetas que aún marca el vinilo que poseo desde entonces y que para las veces que debí reproducirlo, aún suena de forma impecable. Supongo que es uno de aquellos álbumes que uno no puede valorar de manera objetiva, a través de él descubrí tantas cosas que para mi sigue siendo intocable: La versión de “Helter Skelter” me descubrió a unos Beatles que entonces no conocía más allá de algún grandes éxitos, lo mismo podría decir de la versión del “All Along The Watchtower” de Dylan, y bueno el reguero de estilos americanos que rezumaba el álbum era como un curso iniciático, desde el blues con B.B.King “When love comes to town”, el gospel de la sorprendente versión de “I Still Haven’t Found What I’m Looking For”, las big band de “Angel of Harlem” y tantos otros toques americanos. Pero es que el resto de temas originales seguían manteniendo el nivel compositivo, temas como “Van Diemen’s Land”, “Hawkmoon 269” o “Heartland” eran de nivelazo, y qué decir de las versiones en directo de espléndidos temas no demasiado conocidos como “Silver and gold”.

Y después de todo el rollazo que os he metido llegamos a la película, estrenada en un número razonable de cines, demuestra hasta que punto U2 eran entonces lo más. Recuerdo como viví aquel visionado como si fuera la última película (antes amigos, no era tan fácil poder ver en directo a tus grupos favoritos). “Rattle & Hum” es una película que muestra a una banda en lo más alto de su nivel creativo y musical. Han podido tocar en estadios más grandes, pero nunca su repertorio ha sido tan redondo ni su nivel tan pletórico. Por supuesto los momentos cumbre de la cinta son las escenas donde despliegan su exploración por los estilos USA: Desde la grabación en los estudios Sun y el careto de Larry Mullen subido a la moto de Elvis, pasando por la interpretación junto a un coro de gospel, o el momentazo en que los U2 comparten el escenario con la banda de un B.B.King que reconoce no saber tocar acordes. También algunos momentos documentales que permiten conocer algo mejor al grupo, unos interesantes y otros algo videocliperos desgraciadamente, pero nada grave. Ver esas interpretaciones de lo más granado de su discografía (son muchos más temas que los que contiene el álbum) no tiene precio.

Me olvidaba de los discursos “políticos” de Bono: en “Silver and Gold” la cosa va contra el apartheid, en “Sunday Bloody Sunday” contra la hipocresía de los irlandeses que están felices de una revolución sangrienta (el IRA vamos), y en “Bullet the Blue Sky” la verdad es que no deja títere con cabeza. La verdad es que no soy muy amante de estas cosas (tu a un concierto vas a escuchar música no a que te sermoneen), pero ver la convicción de este hombre mientras amargamente lamenta el comportamiento hopócrita de esos irlandeses emigrantes en USA que no han vuelto a su país en 30 años es digna de mención.

Otro día hablamos de cómo se la pegaron, pero hasta “Rattle & Hum” (álbum o película, me da igual), este grupo marcó época y de lo que plantaron entonces aún viven. Dicho esto por alguien que ha tenido en el olvido a este grupo durante muchos años y que el visionado de la gran “It might get loud” le ha hecho volver a su adolescencia. Peter Pan, lo dicho.
Valoración: 8/10


10 comentarios:

Nemo Nadir dijo...

Cuando salió Rattle & Hum yo ya había pasado por varias bandas de rock y me las daba de estar en la pomada. Entonces U2 era un favorito de todos mis amigos, pero a mí se me hacían demasiado correosos. Cada canción, cogida por sí misma, especialmente a partir de War, se me antojaba notable. Pero zamparme un LP de un tirón me empachaba como años antes me había pasado con Led Zeppelin. Reconozco la sorpresa que supuso The Unforgettable Fire, y cuando llegó The Joshua Tree pensé que habían alcanzado su cima. Rattle & Hum llegó para confirmarlo, parecía que no puedieran ir más allá. Un disco de sonido monumental, que te golpeaba como un mazazo en el pecho. Bono en el colmo de su paroxismo grandilocuente. Una vez más era un disco lleno de buenas canciones tomadas de una en una que en conjunto resultaban un exceso. Y la película me pareció francamente decepcionante. Aburrida como documental de una gira y sin un concierto decente que mostrar. Se quedaba en tierra de nadie, sin ser, como decía Víctor Jara, ni chicha ni limoná. Y recuerdo que pensé, igual que pensé de Springsteen tras Born in the USA: "Estan acabados. ¿Qué cosa van a poder hacer después de esto?" Como ya todos ustedes saben, me equivoqué en ambos casos. Lo que no sabía es que me fuera a equivocar tanto. A la vuelta de la esquina acechaba el triple salto mortal que fue Achtung Baby. Me sigue siendo difícil aguantar un disco entero de U2, pero con el tiempo, y con All That You Can Leave Behind, me he reconciliado con ellos. Uno de los dos debe de haber envejecido.

JasJ dijo...

Todos los que empezamos a tener una edad somos "de cassette," qué duda cabe! Aunque los vi en directo en la gira de "Pop" y sigo considerando que tocaron techo con "Achtung baby," con U2 me pasa como con Dire Straits: ya no me dicen nada e incluso me da pereza escuchar sus viejos discos...con todos los momentos de placer que me brindaron en el pasado! tengo que pillar un sábado de estos y pegarme una escucha nostálgica, a ver si me reconcilio un poco con todos ellos. Lo que sí tengo ganas de ver, ni que sea por el espectáculo, es el DVD que saldrá de su última gira...ah, y el documental ese de "It might get loud" anda por el disco duro hace días, a ver si le encuentro un rato que ya son demasiadas veces las que he leído que vale la pena...saludos!

rockomic dijo...

Bueno, el grupo marco época no hasta Rattle and Hum sino hasta Actung Baby, una de las cumbres de su carrera, al menos en mi opinión. Eso sí, el ostión fue con Pop, no a nivel comercial pero si a nivel artístico. Un disco que no había por donde cogérlo. El que va en medio, Zooropa, a mi siempre me gustó, aunque no era un Achtung Baby ni mucho menos.
Pero bueno, que yo también tuve mi época de fiebre U2 y coincidió más o menos con la salida de The Joshua Tree. Ese y los cuatro primeros me los sabía de memoria. Ahora me interesan más otras cosas y no sigo demasiado al grupo, pese a que los temas más radiados los conozco.

Insanus dijo...

Precisamente ayer mencionaba Pop yo como ejemplo de disco odiado. El experimento Rattle & Hum tampoco me caló mucho: cuando U2 se volvieron más americanos que los propios americanos. En cambio Achtung Baby y Zooropa me parecen perfectos.

Aldo dijo...

Sucede que "el principio de la decadencia" solo puede decirse en perspectiva, y en su momento tal cosa por lo general es el punto más alto... Pero como decís, al fin de cuentas nunca detuvieron su evolución, al menos hasta ésta década, donde vuelven un poco a los orígenes, lo que para muchos es genial, o sea que... ¡Es imposible que todos estén conformes! a mí este disco me gusta bastante. Un abrazo

Onetwothree dijo...

Es un disco de cambio, de dejar ciertas cosas atrás y ponerte con unas nuevas, lleno de inflencias americanas (todo por la charla con Dylan).

Para mí hasta el Zooropa siguen sin tener muchas pegas, luego ya van perdiendo todo el "mojo" y sólo tiene algunos repuntes en canciones particulares de cada uno de los discos.

Hace mucho que me es imposible tragarme un disco entero de la otra parte de su discografia aunque algún día tendré que hacer un repaso aunque sea para que al escuchar éste último (que no lo he escuchado) lo vea de otra manera (para bien o para mal).

Onetwothree dijo...

Se me olvidaba, para mí la intencionalidad y "sabor" de Rattle & Hum se puede resumir con la versión de "Helter Skelter".

http://www.youtube.com/watch?v=sLmqjcYtH3c

dvd dijo...

No, a mí no me gusta U2... Y en el Dan Dare nunca pude pasar de la segunda pantalla...

Dr. Quatermass dijo...

Nemo, a ver que yo no he dicho que el Atchung Baby no me guste!, he hecho creo que seguiré el post con mi experiencia U2 en los 90, porque lo que me pasó con el Pop me ha pasado en muy pocos casos.... y a mi la peli me gusta, vale que en su día me pudo el fanatismo, pero la acabo de revisar, y me parece muy interesante.

JasJ, esto hay que hacerlo sin prisas y sin forzar las cosas, un día se te despertará la curiosidad de "volver" y volverás a escuchar los discos y te darás cuenta de que si te gustaban entonces era por algo. Pero si te pones un disco "por probar" sentirás eso que dices de que ya no te interesa.

rockomic, no hace falta que me lo expliques, yo llevaba 15 años sin escuchar al grupo!

Insanus, disco odiado es una buena palabra, ese disco tiró para atrás a mucha gente, pero no por experimental o electrónico... ¡por malo!

Aldo, cierto, en ese sentido hasta finales de los 90 son una banda modélica en cuanto estando en lo más alto no dejaron de evolucionar y por ello merecen todos mis respetos, hasta que (al parecer, porque no los he escuchado) en esta década se acomodaron.

123, jajaj si lo de Mojo tiene narices. No si a mi de da una pereza terrible probar con los últimos, dudo que lo haga.

DVD, jrande el Dan Dare, jodido como él solo eso sí...

Saludotes y gracias por comentar.

Ricardo Baticón dijo...

Qué guapo homenaje a U2... leyendas vivientes, si duda! Gracias!