"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

Quatermass Rock: Opeth "Heritage" (el increíble caso y eso....)


Esto viene de aquí por si alguien necesita una introducción.

A tomar por culo el Death Metal, se acabó. Este disco no contiene ni un solo gruñido, ni una solo línea cantada con voz gutural, solo disfrutamos la magnífica voz clara de Mikael Akerfeldt. Pero es que casi diría que se acabó también el Metal, difícilmente el disco puede calificarse como tal más allá de algunos momentos muy puntuales, si acaso hard rock de los primeros 70, del que movían Black Sabbath o Deep Purple.

Entonces, ¿a que suena este disco que sin duda va a suponer un antes y un después en la carrera de estos suecos? Complicado de explicar, para empezar, digamos que una etiqueta fácil de usar podría ser rock progresivo, pero eso no haría justicia a todo lo que encontramos en el disco, además de que han intentado evitar partes demasiado técnicas propias de ese estilo. En este disco todo fluye de manera muy natural, aunque si que es obvio que la riqueza compositiva de los temas es herencia directa de la riqueza creativa de los primeros 70's.

Akerfeldt es un apasionado del progresivo de los años 70 en toda sus variantes, pero en lugar de tener como referentes a las bandas clásicas (con la excepción quizá de King Crimson) prefiere tener en mente a grupos oscuros de la época, los propios de los primeros años del mítico sello Vertigo (los primeros Sabbath o Heep, Cressida, Magna Carta, Gracious!, ...) o bien grupos extremadamente raros que le apasionan personalmente como Comus (grupo ciertamente de culto del que un día debemos hablar), centrados en el folk psicodélico. Y claro Black Sabbath, Deep Purple y algunos otros héroes del primer hard-rock, aquel que era imposible diferenciar de los aires psicodélicos y progresivos de los primeros 70. Y que no me olvide del rock progresivo escandinavo, ese maravilloso subgénero que nos dejó grupos tan maravillosos como Anglagard (también tenemos que hablar un día de éstos).



El álbum suena retro no solo por influencias sino por instrumentación, los gloriosos mellotrones y organos Hammond que ya empezaron a sonar hace algunos álbumes cobran total protagonismo junto a las guitarras (casi más las acústicas) y unas secciones rítmicas asombrosas y riquísimas que llevan cada tema a su máxima expresión creativa.

¿Significa lo comentado above que no suena a Opeth?, pues la gracia está en que han metido todas esas influencias en su manera de hacer para no sonar para nada a un refrito. El álbum está lleno de composiciones llenas de belleza y solemnidad que no dudan en llevarte desde tranquilas melodías folkies donde a veces los silencios tienen más musicalidad que la instrumentación, pasando por las más diversas sonoridades, en una evolución que se va produciendo de manera natural casi sin darte cuenta. De hecho la gracia del álbum es que no dejas de descubrir detalles o melodías que no te habías dado cuenta de que estaban ahí, por muchas escuchas que lleves. Un disco de aquellos que te permiten apagar la luz, enchufarte unos auriculares y dejarte llevar.


No puedo destacar ningún tema porque todos son magníficos. Tengo debilidad por Marrow of the earth, una delicia minimalista que podéis escuchar en el post anterior, si acaso os dejo con Folklore, un tema sin desperdicio alguno en las diferentes fases por las que atraviesa y que culmina con un impresionante ejercicio rítmico, o como no, con Slither, un tema puro Purple / Rainbow, y que Akerfeldt dedica a la figura del entrañable Ronnie James Dio. Pero ya digo, todo el álbum es "de traca i mocador".

A no perdérselo porque esto es para todos los públicos y que todo el mundo pueda disfrutar con una de las mejores bandas del momento es una gran noticia, yo de momento sigo enganchado.....

11 comentarios:

Luis Cifer dijo...

no los tengo nada escuchados, creo que voy a empezar a oírlos hoy mismo, gracias por el descubrimiento.

TSI-NA-PAH dijo...

stoy en ello!Me pienso pedir el pack super luxe y todo!
un abrazo

Alfer dijo...

Llevo toda la tarde buscando a ver si se podia escuchar algo de ellos por youtube pensando que el disco salia hoy, y cuando me meto aquí a ver si decias algo, leo que llevas una semana escuchandolo ¿cúando salió?

Me alegra leer tu crítica, la mayoría que había leído hasta ahora solo salvaban 2 o 3 canciones y lo definían como aburrido (será porque son críticas de metaleros).
Lo que he escuchado, me suena diferente a lo anterior, incluso más que otras veces, pero eso en Opeth siempre es bueno, y me está gustando, además siendo sin guturales podré recomendarselo a más gente.
Tengo la sensación de que el bajo es quien ha salido ganando, antes no era a lo que se iba mi atención.

Lo que me preocupa es que se rumorea que este disco solo tiene voces "limpias" por que Mikael se está resintiendo de hacer las guturales, y que es posible que no las vuelva a hacer. Espero que no sea así y que este disco no las tenga porque simplemente no le apetecía, pero sería una pena que tuviese que desechar uno de sus recursos.

Me voy a la cama con Marrow of the Earth en la cabeza, un saludo!

Dr. Quatermass dijo...

Pues nada Luis a ello....

TSI-NA-PAH, hablas de la caja de los 2 vinilos + EP + CD + DVD + libraco? la he visto y se me hace la boca agua pero he leido que está agotada? Yo aun no he decidido cual pero algun soporte fisico cae seguro, lo necesito!

Alfer, pues un amigo me lo pasó en MP3 ni idea de donde lo sacó pero me lo puedo imaginar. Es cierto que las guturales eran un recurso expresivo más que enriquecía el conjunto pero personalmente no las voy a echar de menos, y ojo al dato, me acabo de enterar de que en directo tampoco hay ni un solo gutural, o sea que parece que el camino que están tomando es claro y directo. Y a mi me hace feliz....

GCPG dijo...

A mí me parecen absolutamente geniales. Es uno de los mejores sonidos del panorama actual, y la voz de Akerfeldt es una maravilla. Este todavía no lo he escuchado, pero no tardaré en hacerlo.

Saludos, Doc.

tenienTe DaN dijo...

Buenas noches!
Sólo quería avisarles, a los que aún no han descubierto a Opeth o estan empezando a hacerlo....que ¡¡NO LO HAGAN!!! Hace unos meses los empecé a escuchar y para mi ha sido una dulce maldición... desde entonces no escucho otra cosa, te ponen el listón muy alto, los demás grupos me desilusionan, me parecen unos paquetes casi todos xD Respecto al cambio que han dado en su último disco.. sólo diré que estos tipos podrían hacer que adorase el reggeaton (o como coño se escriba) si propusiesen sacar un disco de este infragénero, da igual lo que toquen, su calidad y su personalidad no la pierden.
Un saludo, felicidades por este genial blog.

Criticón 5.1 dijo...

Folklore. Me ha dejado clavado.
Todo el disco al completo tambien, me parece una obra maestra (aunque mi favorito siga siendo Ghost of Perdition). Lo considero el segundo mejor album del año. Logicamente Grace for Drowning es el primero...
Espero tu reseña del de Steve en breve eh!!! Ese me suena mas a King Crimson que ninguno. Ya hablaremos que hay muuuuucho que contar. xD

Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Claro GCPG, un grupo fascinante, la voz de Akerfeldt supongo te refieres a la versión sin eructos :-)

teniente, bueno aunque me cueste ver lo del raggaeton :-) es cierto que pueden tocar muchos estilos, y que enganchan....

Criticón (no me acostumbro a tu nuevo nick), yo de verdad que no puedo dejar de escucharlo y descubrir matices, lo que lo acerca a eso de la obra maestra. Grace for drowning aún no lo he oido pero del amigo Steven Wilson solo puede esperarse una maravilla, hablamos en breve de ello!

rockomic dijo...

Pues eso, grandísimo álbum una vez más.
Espero que sigan por este camino, no porque no me guste lo anterior (de hecho este álbum no lo pondría como el mejor de su carrera) sino porque los pasos atrás acostumbran a ser negativos y consecuencia de falta de ideas.

GCPG dijo...

Una dosis de "eructos" tampoco me molesta, jaja.

Progbert dijo...

!Gran disco! Opeth se reinventan y con dos cojones... no se si van a vender pero su apuesta me encanta, en el más puro estilo discográfico - musical del sello Vertigo de finales 60's principios del 70. Es un disco que crece con varias escuchas y es que el paganismo y oscurantismo de su música tiene que digerirse, creo que Akerfeldt nos propone un pequeño pacto con el diablo con este disco.