"¡Viva el vino!" (Mariano Rajoy, 2007)

Teniente Corrupto (Bad Lieutenant) -Herzog 2009 vs Ferrara 1992-

Werner Herzog, 2009
Los creadores de este "Teniente Corrupto (Bad lieutenant: Port of Call New Orleans)" no han ahorrado esfuerzos en dejar claro que esto no es una secuela ni un remake del film de Abel Ferrara de 1992 (lo primero sería complicado dado como termina el film original). Pero resulta complicado no tomarlo así ya que los puntos en común son muy evidentes, aunque el enfoque y público objetivo de ambas propuestas son muy diferentes. Veamos que ha dado de sí esta propuesta y después recordamos la película original.

"Teniente Corrupto" es un buen thriller policíaco que a media película se desentiende de una interesante trama de investigación sobre unos asesinatos cometidos por narcotraficantes, para centrarse en los problemas de un teniente con el juego, las drogas, y los métodos poco ortodoxos. Sorprende que se trate de un film muy funcional y para gustos amplios, pocas trazas del autor que fue Herzog quedan (ver aquí y aquí), ni por supuesto de la brutal fisicidad del film de Ferrara. Únicamente esos bizarrísimos planos de reptiles que hay que achacar a las alucinaciones drogotas de nuestro protagonista apartan a la cinta de un absoluto mainstream. Nicholas Cage está muy por encima del nivel que suele ofrecer (es decir, está aceptable), un Val Kilmer con el careto a reventar de Botox no aporta mucho, pero hay un gran nivel de secundarios como ese capitán de policía (Vondie Curtis-Hall) que entrega una actuación de muchos quilates. También anda por ahí Eva Mendes de ornamento pero poca cosa más.


 -Atención al pistolón que calzo colegas-  

Así que convertido este "Teniente Corrupto" en un thriller de acción con protagonista decrépito y muy pocos principios, nos quedamos con la eficiente trama policíaca y con la correcta plasmación de los métodos del amigo, por más que narrativamente no aporte nada nuevo, y sea un gran contraste con el film de Ferrara, mucho más centrado en retratar el descenso a los infiernos del protagonista. Eso sí, transmite una políticamente incorrecta complicidad con el protagonista en alguno de sus métodos oscuros que tiene su punto y como ejercicio gamberro la verdad es que tiene su gracia.

[SPOILER]
Tiene un improbable final feliz que para mi hace bajar enteros a la película: Sus problemas con la ley se desvanecen de un plumazo, sus asuntos familiares acaban de maravilla (boda, embarazo, reconciliación familiar), y por si fuera poco acaba ascendido a capitán después de manipular gravemente el caso, ¡toma ya!.
[END SPOILER]

Sino fuera por ese final donde seguramente Herzog quiere que nos demos cuenta de que en esta sociedad nadie consigue nada por sus propios méritos, me parecería una buena película. Pero nos "enseña" la lección a costa de invalidar los logros previos de la cinta ante lo improbable de esa resolución. Me parece una cinta interesante, hasta recomendable, pero ese final hace que caiga la valoración.
Valoración: 6/10



Abel Ferrara, 1992
El "Teniente Corrupto" de Ferrara no sigue una trama policíaca concreta, todo es por decirlo de alguna manera mucho más abstracto. Nuestro hombre tiene los mismos problemas (o peores) con los vicios y prácticas poco recomendables.... pero Ferrara no tiene interés en hacerlo partícipe de ninguna investigación concreta, sino en retratar la cotidianidad de esta miseria humana. Así somos testigos de sus lamentables relaciones familiares, sus abusos con las drogas, sus visitas a prostitutas, sus problemas de apuestas, abusos de autoridad (plasmados de una manera más creíble que en el film de Herzog, todo hay que decirlo), todo ello mientras vaga por la ciudad sin destino concreto. En la única investigación en la que se mete nuestro hombre (Ferrara no le da ni nombre), lo hace movido por intereses oscuros (una recompensa), y se trata de una violación sucedida a una monja. El final lo encuentro arriesgado pero muy bueno: La monja perdona a sus violadores, y eso inspira al personaje de Keitel que tiene una aparición divino-alucinógena que le hace buscar la redención a su peculiar manera: consigue encontrar a los culpables de la violación pero les "perdona" alejándoles de la justicia sin buscar su propio beneficio. Así tenemos un final digno de un Dreyer pasado por anfetaminas, en una película que nos dejó una de las mejores interpretaciones de la década de los 90 en ese patético personaje creado por Harvey Keitel que se deja las tripas en la interpretación, y a la que pocos actores se habrían prestado.
Valoración: 8/10
.

14 comentarios:

Lázaro dijo...

Hola Quatermass..
seguramente no la vere,me quedo con el clásico, Abel ferrara hace esas pelís tan abstractas por que dirige drogado y borracho,eso es lo que dicen,las malas lenguas.
monta las tomas desordenadamente.
Herzog que vuelva a dirigir un documental y se deje de money hollyworiense.
un saludo

redrum dijo...

Yo solo por las escenas con las iguanas le cascaba un siete!!!

1 saludo!

rockomic dijo...

La de Ferrara me gustó mucho, realmente una película durísima. Y Keitel está grandioso como en muchas otras de sus películas. Un hombre íntegro como pocos, que no se vende a cine para todos los públicos.
La de Herzog cuando leí que se trataba de un remake de la de Ferrara pensé para que coño servía algo así. Si dices que no es exactamente un remake ya le veo más sentido, pero tampoco es que me muera por verla. Respecto a Cage, visto su bajón estético (los tiempos de galán no val a volver, que se lo meta en la cabeza) y que lleva más de una década haciendo tonterías, debería plantearse convertirse en una parodia de sí mismo y hacer papeles de monstruo o de desequilibrado, reciclarse algo así al estilo Mickey Rourke. Porque mira que este hombre era un gran actor en sus inicios.

Cinemagnificus dijo...

La de Ferrara me encanta. Esta nueva no la vi, pero me quedé rayadísimo al saber que Herzog la remakeaba. Es, cuanto menos, y lo digo sin haberla visto aún, una obra extraña en la filmografía de este director alemán. Curioso.

Cuando la vea te diré.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Hola Doctor,
la de Ferrara es un peliculón de principio a fin, con un Keitel brutal.
Herzog es un director curioso, en cada película se reinventa a sí mismo pero sigue siendo fiel a su estilo. Lo de las iguanas es una marcianada genial, brillante y coincido contigo en que el final le resta fuerza a lo demás del metraje que, por otra parte, es excelente.
Saludos corruptos.

Angel "Verbal" Kint dijo...

De momento solo he visto la de Ferrara que me parece magnífica y poderosa...una de las películas que en su momento más me impactaron y que a modo de curiosidad diré que es la primera que fui a ver al cine en Versión Original

Möbius el Crononauta dijo...

No es una secuela, ni un remake, ni patatin patatan, pero se llama "Bad Lieutenant"... claroclaroclaro

Voy a hacer yo una que se llame de un samurai que se llame "Star Wars"... pero no es remake ni nada eh

obiwan1977 dijo...

Qué manía con intentar hacer de nuevo lo que ya estaba hecho bien. La de Abel Ferrara estaba perfecta.

Pablo dijo...

Yo las considero dos películas tan independientes que ni se pisan ni se molestan entre ellas. Cage está mucho mejor que aceptable en mi opinión y el final me gusta. No soy amigo de los finales felices porque si, pero con esta conclusión yo creo que Herzog quiere demostrar que el karma no existe y que la suerte y la casualidad son más importantes de lo que nos gustaría creer.

Un saludo y te ha salido un artículo interesantísimo!

Dr. Quatermass dijo...

Lázaro, Obiwan, Cinemagnificus, efectivamente es muy curioso que sea el Sr. Herzog quien se ponga detrás del "remake" pero cuidado que el resultado es completamente mainstream, nada de autor hay (salvo las iguanas alucinadas).

Ángel, yo también fue una de las primeras que fui a ver a un cine en VO, recuerdo que me impactó pero no la entendí en aquel entonces, es que vaya película colega....

redrum, cerca del 7 ha estado, que pena de ese final como dice Crowley.

rockomic, aquí el Sr.Cage está bastante bien, sobre todo al principio tiene algunos arranques geniales. Y totalmente de acuerdo con lo que dices de Keitel, seguramente podría haber ganado toda la pasta del mundo pero siempre ha preferido tomar papeles más personales.

Möbius, pues tiene mucho delito que Herzog diga que nunca ha visto el film de Ferrara mientras éste se caga en los muertos de todos los que están detrás de la nueva versión...

Pablo, si veo lo que quiere hacer Herzog con el final, lo que pasa es que pienso que no es creíble que tantos cabos al límite se resuelvan de ensueño.... De acuerdo en que tampoco hay que rizar el rizo porque no es exactamente un remake y las dos peliculas tienen derecho a existir, y las dos están bien.

Saludos y gracias por comentar!

tomas dijo...

Yo soy de los que todavía confía -algo- en Herzog. Eso de dirigir un remake que no es un remake, admito que no me termina de entrar... igual que Nicholas Cage, quien creo que no tiene donde compararse con Keitel.

La de Ferrara... es una obra magnífica. Tremenda, dura, pero a la vez pura genialidad.

Saludos.

dvd dijo...

Ferrara dirigió una de las películas más importantes del siglo pasado. Lo de Herzog es una bobada que no entiende ni él... ¿a santo de qué le pone el mismo nombre?...

Dr. Quatermass dijo...

tomas, el concepto es un poco bizarro, completamente de acuerdo, pero la película está bien, y de hecho las intenciones son tan diferentes que ni desmerece a la original.

dvd, a mi no me parece una bobada, bueno quizá lo es poner el mismo título, porque esta peli se llama "corrupción en New Orleans" y todos estaríamos encantadísimos.

Saludos!

Scotty dijo...

Hola.
No sólo esa iguana (o iguanas) que observan a ras de suelo -como productos de la alucinada mente del "teniente corrupto"-, al propio personaje y a sus actos, los cuales en el fondo lo atormentan, y en cuyos reptiles "ve" su propia condición de personaje viscoso y rastrero.

Tambien esos caimanes despanzurrados en la carretera (y ese otro que "observa" desde la cuneta) como elemento perturbador e ilustrativo de la condición "repugnate" de la actitid de los policías que trapichean enfrente, en medio de una tragedia, con sus propios intereses bastardos.

Detalles "herzognianos" que corroboran la importancia que el director de Grizly Man, Gaspar Hauser, Firtcarraldo... da a la naturaleza,a la que integra aquí como metáfora aprovechando la particularidad de mover a sus personajes en Nueva Orleans, ciudad asentada en brumosos pantanales mancillados por la civilización.

Saludos cordiales.